El Limit es una ciencia y el No-Limit un arte por Pac8

Si lleváis un tiempo jugando habréis oído esto:

“El Limit es una ciencia y el No-Limit es un arte.”

Y no deja de ser cierto. El Limit es una ciencia en el sentido de que muchas veces las decisiones están automatizadas, el movimiento correcto es uno e indiscutible mientras que en No-Limit se nos abre un amplio abanico para llegar a buen puerto (o a pique, todo hay que decirlo).

Pero hemos llegado a un punto que la gente lo repite como un mantra...

“El Limit es una ciencia y el No-Limit es un arte.”

Cuando yo oigo esto, suelo pensar para mis adentros…

“Si, pero más de uno esparce mierda de vaca por el lienzo y dice que es arte conceptual”

Desde luego no se puede negar que hay mucho “artista” suelto por las mesas de poker... ¡pero mucho... mucho...!

Parece que estamos hablando de bandos de una guerra.

¿A quien quieres más? ¿A papá o a mamá? ¿Blanco o tinto? ¿Al que se le ocurrió la frase la pensó para que sonara de forma tan excluyente?

Cuando yo empecé aún se decía que una base de Limit era fundamental para saber jugar bien al poker. Más que nada por aquellas “tonterías” del manejo de odds, saber jugar todas las calles y otras fruslerías sin importancia. Pero ¿quien necesita eso cuando tienes “implícitas” y “fold equity”?

Hace un par de años (¡¡abuelito dime tuuuuuuuú!!), el Limit ya empezaba su declive. Hoy ya me siento como si estuviera hablando de los tiempos de Primo de Rivera cuando se lo comento a nuevas generaciones que sólo conocen la situación actual.

“Había mesas y mesas hasta donde alcanzaba el ratón... casi más que de NL...”

Hoy me dá hasta palo proponerle Limit a la gente que empieza y me pide consejo. No vaya a ser que para cuando aprendan a jugar, ya solo quedemos él y yo en las filas de los limiteros.

“El Limit ciencia, y el No-Limit arte… y mamá… yo quiero ser artista.”

Claro… ¿quien quiere ser ingeniero? cuando se cae el puente queda claro que el chico del tebeo (planos) es el que tiene la culpa. Si le sucede un desastre a un artista siempre puede señalar con el dedo al de vestuario, al maquillador, o sencillamente decir que la culpa es del público que no esta preparado para su arte (esto dicho en jerga poquerística viene a ser “en un nivel mas alto sería ganador jugando así”).

Realmente hoy en día esta frase ya no es la comparación entre dos estilos, sino la primera línea de la tabla de Moisés. La justificación de que prácticamente sólo se juegue No-Limit. Todos quieren jugar al “Cadillac del poker” (que por cierto que dista mucho de ser un coche que me impresione lo mas mínimo).

Demos un paso atrás. No quiero decir que a la frase le falte razón. Por muy limitero que yo sea, y aunque para mi gusto me parezca que en No-Limit el pescado esta demasiadas veces vendido antes del turn, estoy de acuerdo en lo de ciencia/arte.

Los motivos que me puede dar un buen jugador para jugar NL en vez de Limit son de peso. Mucha más cancha para hacer movimientos, dejar fuera de outs a los draws, más material para lecturas según el posteo del rival... mayor precisión de nuestros values y faroles, etc, etc...

Pero como en todas las grandes malas interpretaciones, a nuestra frase le falta la puntualización clave.

“El Limit es una ciencia y el No-Limit es un arte” ENTRE GENTE QUE JUEGA BIEN.

Jugar a No-Limit sin ser un buen jugador es como dar una escopeta de francotirador a quien no sería capaz de darle a un burro en un pasillo con una recortada...

Si eres malo, NL es solo la manera más rápida de regalar tu dinero, cada error es una ocasión de hacerlo gordo de verdad... pero seguramente el pez de turno preferirá pensar que el vaso esta medio lleno...

Los dos mitos del poker son el As en la manga (imposible online a menos que juegues en Ultimate y seas colega de Russ Hamilton) y los faroles. El fish por algún motivo asocia cantidad con calidad en el farol y se piensa que

“Así mis faroles tienen más peso…”

Pena que no pueda ver como se frotan las aletas los tiburones al detectar un fish con “peso” en la mesa.

La gente quiere ser un machote como Ivey o Antonious. Jugar con los mayores en el patio… Demostrar que los tienen bien puestos, pena que no se piense con los testículos... No pueden esperar a decir all-in. Lo escriben hasta en la casilla para decidir la cantidad de dinero a llevar a las mesas...

Y si le van a hacer confeti la VISA, por lo menos morirá con las botas puestas. Disfrutando del subidón máximo, el equivalente moderno a la bolita en la ruleta.

All-in y esperando el milagro en el river.

Discutiendo esto mismo, alguna vez me han argumentado que es sencillamente la evolución del juego, que todos los caminos llevan a la Roma del Texas No-Limit...

La evolución del poker según yo la tengo entendida es la siguiente... del tapado al descubierto de 5 cartas (el que se jugaba en El rey del juego) de este al descubierto de 7 cartas, con sus modalidades de Lowball, y de ahí llegamos al Texas, que básicamente es una simplificación del descubierto en la que hay que pensar menos, porque las descubiertas son comunitarias, la ultima no esta tapada y no hay que llevar la cuenta de tantas cartas.

Mmmm... parece más bien que se ha dado un paso atrás al encontrar un juego lo suficientemente sencillo para que cualquier ente mononeuronal lo entienda, y donde la suerte se confunda con habilidad... La popularidad me parece que tiene poco que ver con los méritos del juego en sí.

No digo qué el que inventó el Texas no se merezca una estatua justo al lado del que invento las fichas, pero no confundamos churras con merinas...

En las apuestas hay también una tendencia a ir del Limit al No-Limit. ¿Sera verdad que sencillamente pasa lo que tiene que pasar? ¿O va a resultar que el que conduce el bus esta borracho? A veces me pregunto que habría pasado si Matt Damon se hubiera liado y hubiera dicho “el Cadillac del poker es Razz”. Como comenté en mi último artículo fue por un pelo que la primera WSOP no se jugara en alguna modalidad de Lowball, que era donde realmente estaba la acción en aquella época.

Hablando un poquito más en serio. Esta claro que la gente es soberana para jugar donde quiera, pero para mi la clave de que hay algo raro en la situación actual está en la total ausencia de mesas de Texas Pot-Limit. El Pot-Limit es una variedad que está pensada precisamente como un intermedio entre el Limit y el No-Limit. Una modalidad en la que podremos jugar más cartas como suited conectors, o parejas pequeñas de forma barata y sin tener que temer un all-in por detrás que nos obligue a tirarnos... Una modalidad donde tenemos un control mayor del bote. Este control del bote esta obviamente pensado como un escudo para el fish contra el jugador avanzado... pero ¿para que quiere un escudo un artista? ¿De paleta para las pinturas?

Sin embargo al Pot-Limit le va como a al Limit... peor que diez a uno en la proporción y subiendo cada día… Incluso se empiezan a ver mesas de Omaha No-Limit... Hay que ser animal para jugar Omaha No-Limit... como si no hubiese suficiente con la varianza del Omaha para hacerlo No-Limit... Yo creo que ni Sam Farha jugando Omaha HU contra Gus Hansen serían tan animalitos de hacer algo así... ¿Pero que sabrán esos “primos” que juegan en vivo de lo que vale un peine online? Siempre habrá algún iluminado llenando esas mesas, porque la palabra No-Limit los llama como la luz a las polillas.

En fin, como uno en el fondo no tiene muchas ganas de hacer el salmón, estoy aprendiendo a jugar No-Limit, pero una cosa es nadar con la corriente y otra no ser consciente de cómo esta el caladero.

Comentarios