Howard Lederer por Pac8

Howard “el Profesor” Lederer puede que a día de hoy sea más conocido como la cabeza visible de la sala Full Tilt Poker, o por ser el hermano de Annie Duke (que en estos momentos participa en un reality show de mucho éxito en los USA) que por sus meritos en el tapete. Una prueba más de lo rápido que va todo en el poker moderno. Lederer fue una de las primeras estrellas tras el “efecto Moneymaker”, uniendo la popularidad producto de la TV con resultados y el respeto generalizado de los demás pros.

Lederer es un personaje clave en el poker moderno. Por sus resultados, por su participación en varios programas de poker educativos en TV o por las campañas de propaganda de Full Tilt Poker.

Pero empecemos por el principio. Nacido el 30 de octubre de 1964 en Concord, New Hampshire. Howard H. Lederer se crió en un ambiente muy culto. Su padre es autor de más de 25 libros sobre filología inglesa y profesor de una escuela preparatoria muy prestigiosa (en cuyo campus se criaron sus hijos). La hermana de Howard, Katy es hoy en día una reconocida poetisa.

Los juegos de mesa, las cartas y un ambiente muy competitivo fue la norma en la casa de los Lederer. Katy incluso ha escrito un libro que se llama “Cara de poker: mi infancia entre gamblers”. Howard comenzó siendo un prometedor jugador de ajedrez. Tras tener graves problemas con su padre debidos a la tensión creada por el alcoholismo de su madre, un jovencísimo Lederer decide irse de casa con la intención de mantenerse jugando al ajedrez por dinero en Nueva York.

Una partida de poker en la trastienda de un club de ajedrez, se cruza en su camino y trastoca sus planes. Howard se enamora del poker, el problema es que era muy malo. Tras acabar con todo su dinero en 10 días, Howard empezó a pasar las noches deambulando por las calles, a dormir en el parque durante el día y a hacer recados para otros jugadores para obtener propinas que dejarse en las mesas. Lo que hiciera falta para seguir jugando y para no tener que llamar a su padre.

Finalmente convenció al dueño del local que le dejara dormir en un sofá a cambio de limpiar el club, aunque eso no solucionaba más que uno de sus problemas.
Necesita dinero para comer, pero sobre todo para jugar…

“Probablemente he pedido prestado 2 $ mas que nadie en la historia”

“Hacía recados, y con las propinas me sentaba en una mesa de 1/2 $. Al final de la noche estaba a cero. Entonces pedía prestados dos dólares, lo suficiente para un paquete de tabaco y un sándwich. Al llegar la noche hacia recados, devolvía los 2$ y me quedaban 15$ o así para sentarme y perderlos. Hice eso durante dos años”

Finalmente su padre lo localizó. Incluso el más endurecido gambler tiene que entender lo que debió de pasar por su cabeza al enterarse a que se dedicaba su hijo, y en qué condiciones. Pero Howard se había ganado la confianza del dueño del club, y este intercedió para que su padre le diera una oportunidad. Richard Lederer apoyó, o por lo menos no se opuso a la decisión de su hijo. Estamos hablando de 1982, sin apenas literatura ni ordenadores se aprendía a la brava. Poco a poco Howard se hizo ganador en 1/2 $ y pasó a 3/6 $. Además su novia lo animó a que se matriculara en la universidad de Columbia y Howard volvió a estudiar.

Fueron tiempos duros, pero Howard dio la talla. Se levantaba a las 7am. Iba a clase, por las tardes al “Mayfair Club” a jugar hasta las 12pm, luego preparar las clases y vuelta a empezar. Con todo obtuvo muy buenas notas, mientras seguía subiendo niveles en las mesas.

Puede que el nombre “Mayfair Club” os suene. Es el epicentro del poker en New York, pero es más conocido por sus partidas de bridge o backgammon que por las de poker. Pero si no os suena el “Mayfair” tal vez os suenen los nombres de algunos de sus jugadores habituales, como Dan Harrington o Erick Seidel.

Para mediados de los 80 Howard empieza a ganar en 50/100 $. En 1987 Lederer participa por primera vez en el main event de las WSOP y hace mesa final (5º) en el primer triunfo de Johnny Chan. El año siguiente su buen amigo Erick Seidel llegaría al HU, de nuevo contra Chan (Es el Hu que ha sido inmortalizado en Rounders ).

En 1993 se muda a Las Vegas para centrarse en partidas altas de cash. Pasó por altibajos, gastó mucho dinero en bancar jugadores o en otras inversiones curiosas, pero finalmente consiguió ser ganador en todos los niveles y ya no miró atrás. Howard suele decir que jugar menos horas y centrarse más (en vez de jugar 70 horas a la semana) le ayudó mucho a dar el salto de calidad. Howard siempre ha tenido una forma muy analítica de enfocar el juego, así como disposición a enseñar y participar en foros, de ahí el apodo de “el Profesor”. También es conocido por aplicar el Zen al poker.

Desde Las Vegas Howard banca a su hermana Annie, y la llama todas las noches a Montana para revisar su juego. Annie ha sido una buena alumna. Tanto que la primera vez que la invita a Las Vegas lo elimina del main event. No sería la última, van tres ya.

Para el 2001 Howard es un habitual del “big game”. Doyle llegó a afirmar en una ocasión que era el mejor jugador de Limit del mundo.

Justo con el cambio de siglo decide centrarse más en torneos. Howard tiene dos brazaletes (y 4.800.000 $ en ganancias totales). En el 2000 gano el 5.000 $ Omaha Hi-Lo Limit y en el 2001 el 5.000$ Deuce to Seven Draw, pero seguramente fueron igual o más cruciales para su carrera sus victorias en los primeros eventos del WPT como Fooxwood 2002 o el Party Poker Million 2003 que se realizó en un crucero por el caribe. ¿Por qué? Porque se emitieron en TV justo al empezar el “boom” del poker y Howard se convirtió en una de las primeras estrellas del poker “mediático”.

Su imagen era justo lo que necesitaba el poker moderno. Aunque en sus primeros años su poblada barba y su sobrepeso (llego a pesar 140 kilos y como otros jugadores recurrió a cirugía gástrica para solucionarlo) hacía peligrar que su apodo acabara siendo mas “el oso” que “el Profesor”, para el milenio su barba había dejado paso a una perilla, y había reducido su peso.

Howard rompía con los estereotipos típicos del jugador al ser culto, educado, con facilidad de palabra y de una familia de reconocido mérito literario. Por si fuera poco, con una hermana jugadora profesional de éxito gracias a sus enseñanzas. Justo el embajador que necesitaba la nueva imagen del poker.

Claro que esto no quiere decir que como casi todos los que juegan en la “bobbys room” no le sobre el gamble. Son famosas sus apuestas para perder peso (50.000$ abajo), comer una hamburguesa siendo un vegetariano estricto (10.000 $ arriba), la apuesta que le gano a Huck Seed por una carrera de 50 metros a la pata coja( Huck pago directamente al ver a Lederer calentar. 5.000$ arriba.) o cuando apostó que Huck Seed no podría dar un salto mortal hacia atrás sin manos (Huck mide 2 metros, pero Howard no sabía que su abuelo era trapecista y le había enseñado con un arnés en una piscina. 5000$ abajo).

Pero si sus resultados son excelentes en el tapete, fuera no se queda atrás. Howard Lederer es uno de los hombres de negocios más respetados en el mundillo. Ya sea por jugadores, productores televisivos, organizadores de torneos, o cualquier tipo de evento…

Con la llegada del “efecto Moneymaker”. Lederer fue uno de los fundadores de la famosa sala Full Tilt Poker, junto con Chris “Jesus” Fergunson y Ray Bitar.
Ignoro la composición inicial exacta y los porcentajes pero la idea era desarrollar la sala desde cero por jugadores de primera fila, que a cambio de participar en el desarrollo, financiación y diseño de la sala obtendrían participaciones en la empresa. La lista de los pros que participaron es larga, pero no todos participaron por igual. Matusow por ejemplo se ha quejado en alguna ocasión de no haber sabido ver el potencial y aceptar la oferta inicial de Lederer. Aunque hoy en día es parte del equipo, podía haber sido un gran accionista de la empresa como otros jugadores como Ivey, Ferguson o Seidel.

Obviamente el dirigir la sala le debe de ocupar mucho tiempo a Lederer, pero sigue cosechando éxitos como ganar el torneo No-Limit Holdem Challenge en Australia que con un buy in de 100,000 $ el año pasado le reporto 1.250.000 AUS.

Sin embargo como los jugadores de poker somos así de marujas, fue más sonado el que alguna lumbrera reenviara un email interno de Full Tilt en el que Howard rechazaba la solicitud de Jimmy “Gobboboy” Fricke de pertenecer al equipo de la sala y lo describía como “a freak and a very wierd guy” (“un friky y un tío muy raro”) al mismo “Gobboboy” (la gracia tuvo mas de 4.500 posts en el foro de 2+2). Ese tipo de descuidos no son agradables, pero tras ver a Fricke no puedo evitar entender a Lederer.

Howard “el profesor” Lederer. Jugador y empresario… sin duda personaje clave del poker moderno.

Os dejo con este magnifico el anuncio en el que el ruido que hacen los múltiples brazaletes de su buen amigo Seidel le impide explicar como ganó los suyos…


Comentarios