Tercer día de la crónica de Pac8 en Las Vegas

Tras despertarme ayer tan temprano decidimos tomar medidas y tratar de organizar el día de manera que hoy no sucediera lo mismo… y de nuevo me despierto a las 7:00 am. En fin, no se si renunciar a intentarlo y sencillamente dormir cuando cuadre.

Ayer Perico también estaba despierto a las 7:00 am (Álvaro parece no tener problemas para dormir a pierna suelta), así que bajamos a desayunar a una de las terrazas de hotel. Ya temprano el calor aprieta. No había visto nada parecido desde aquel verano que se nos ocurrió al Xaco y a mi recorrernos Murcia y Andalucía en pleno verano en un Fiat Uno sin aire acondicionado.

Tras tomarnos el café americano, decidimos acercarnos al Bellagio. Siendo tan temprano solo una poker room grande tendría algo de tráfico. Además quería preguntar si me dejarían sacar unas fotos para alguna crónica. Para las fotos tengo que hablar con el floor manager, que por supuesto no estaba por allí tan pronto. Sobre jugar solo había acción en la zona de High stakes. Esta viene a ser una especie de reservado al fondo a la derecha de la sala (la Bobby´s Room está al otro lado de la sala). En toda la sala “normal” habría dos mesas activas, la Bobby´s Room vacía (como si fuera a jugar en ella, jeje…) y subiendo los dos o tres escalones que llevan a las mesas altas había seis o siete mesas muy activas. A estas horas de la mañana hay siempre una mezcla muy heterogénea de jugadores. Los que obviamente llevan toda la noche jugando (normalmente con la idea de remontar) los que no pueden dormir y deciden aprovechar el tiempo en la poker room (Pastor me comento en el Rio que a él le suele pasar esto también los primeros días) y luego los jugadores a los que les gusta jugar a estas horas. Normalmente son jugadores con una cierta edad. Hay mucho jubilado en Las Vegas que juega al poker.

Yo quería jugar Omaha, pero la partida más baja era 15 / 30 $. Una partida de Limit 4/8$ empezaba en breve, y aunque la idea no era jugar, ni jugar Limit ni tan bajo decidimos hacerlo un rato por hacer algo. La mesa tenía dos o tres jubilados (uno en particular me sonaba de hace más de un año) dos o tres señores de mediana edad, dos señoras y un tío joven esperando su sitio en otra mesa. La partida fue muy típica. Botes tirando a grandes, mucho limpear pero juego correcto postflop. Por un lado de la mesa hacían el típico “chop chop” de ciegas (cada uno se queda con su ciega para no ralentizar la partida o al menos esa es la idea) pero por ejemplo el señor a mi derecha subía todas mis ciegas si venía limpia. No le salió a cuenta, pero eso es lo de menos. En estas partidas suele haber buen ambiente, charla y esas cosas. Tanto que en un momento dado tras hacer Check-Raise en el turn pregunte si era considerado de mala educación. He leído que aunque está permitido en todos los casinos, alguna gente en los USA lo considera de mala educación. Me contestaron que eso es cosa del pasado y no hay ningún problema (de todas formas se vieron pocos Check-Raise).

A mi izquierda se sentó una señora puertorriqueña que era un personaje. No paraba de hablar y de pedir cartas al crupier “dame un trébol” “dame un flop de rags” comentaba todas las manos y era bastante obvio que estaba trabajándose una imagen que no tenía que ver con ella. Como dicen los americanos “estaba “full of shit” (llena de mierda)”. No es que me hiciera falta tener una prueba de ello, pero cuando resubi en turn y se tiraron todos en un board 44xx me pregunto “¿tenías un 4?” “si claro” le respondí… “yo tenia el otro” me responde… Teniendo en cuenta que yo había flopeado poker de 4 es un poco improbable.

En general me entraron un montón de parejas preflop, pero no conecte demasiado. Al final perdimos 5bb por cabeza o algo así.

Al mediodía nos fuimos de compras a los outlets que hay al sur del strip. El calor se hacia notar y tras cruzar un parking bajo un sol de justicia empezamos a preparar la apuesta de cuanto tardara un huevo en freirse en el asfalto de Sin City.

Tras las compras decidimos que lo mejor seria una siesta, a ver si regulamos el sueño. En medio de la siesta llamaron al Perico para pedirle que se volviera a pasar por el Rio. Había algún problema con su inscripción… Ya me parecía a mi que había sido demasiado facil, jeje... ¿Se habrán enterado del show que va a montar? ¿Le habrán inscrito en el torneo que no es?... Al final era una tontería sobre su dirección en España o algo así.

Nada mas llegar nos encontramos a Maceiras Jr. que se va para el hotel. Me comenta que Pastor no pasó al día dos del Triple Chance, y confirma que el Percebe se clasificó ayer para el main event. Esto no quiere decir que lo juegue. Todos los satélites de las WSOP pagan en fichas. Tournament tokens de 500$, pero es de lo mas fácil que la gente te los cambie por cash. Por ejemplo elflakokanu e 'Ismaelpsx' Arribas se inscribieron en el evento #54 1.500$ No-Limit con fichas que había ganado Jorge Mena unos días antes.

Para cuando llegamos elflakokanu ya estaba fuera, pero Ismael estaba más o menos en la media. Un par de mesas a la derecha estaba Hevad Khan quien la verdad parecía la antitesis del personaje que con sus bailes consiguió que se impongan normas contra la “celebración excesiva” en las WSOP. Será cuestión de pedirle unos cuantos Red Bulls o robarle los Prozacs. Ni tanto ni tan poco… también leí en internet que Mortensen estaba jugando el torneo, pero no lo vi.

Las salas del Rio son realmente impresionantes… un mar de mesas, crupieres, railbirds, jugadores y algún famoso ocasional. Ayer nos cruzamos con Men 'the Master' Nguyen, Mike 'the Mouth' Matusow, J.C. Tran y uno de mis ídolos. Mike Caro.

El autor del “Book of Tells” y de tantos magníficos artículos sobre poker hacia honor a su nombre y realmente parecía un científico loco paseando por la sala. Justo el día antes de que llegáramos nosotros dieron el último seminario Doyle y él aquí en el Rio. Una pena.

Pero claro, a la hora de hablar de jugadores famosos nada más espectacular que la mesa final del Horse 50.000$.

Para cuando se completo la ultima mesa (aun faltaba eliminar alguno más para dejar la mesa final de hoy lista) ya no estaban algunos de mis jugadores favoritos como Scotty Nguyen, Patrick Antonius o Tony G, pero la mesa “final” no es como para desafiarlos a jugar ni a la escoba. El ruso Vitaly Lunkin podría hacer verdaderamente historia ganado los dos eventos de mayor buyin de las WSOP.


Tras el sorteo Gus Hansen fue el primero en salir, dejando así la mesa preparada para hoy. Nos sigue costando acostumbrarnos a que nos dejen estar a cuatro pasos de los jugadores, codo con codo con el comisionado de las WSOP. Espectacular cuando el director del torneo le enseñó a Perico a encender mi cámara…

Había mucho railbird viendo la mesa, pero el show estaba realmente en la TV table de al lado.

Con sus gradas llenas de los colegas de los jugadores, pantallas sobre la mesa y un ambiente de fiesta en la que los espectadores piden, cerveza en mano, a gritos las cartas para sus amigos… esperemos que pronto podamos estar haciendo algo similar con un paisano. En la pausa de la cena Ismael se encuentra un poco corto. Con poco mas de 10.000 puntos cuando la media se acerca a 20.000. Unos encontronazos contra las ciegas le han dejado tocado, y tras el break no le debió de ir muy bien porque no aparece en la lista de los jugadores para hoy.

Por cierto que el nivel no era demasiado elevado. Un jugador hizo un overbet de escándalo en la ciega de Ismael, para luego enseñar sus AA como si esperase que le felicitaran. Esta claro que hay de todo en las mesas. En más de un sentido.

Dejamos a Ismael en la mesa y nos fuimos a cenar con Mena y Alejandro. Hacemos planes para salir, pero la verdad es que tenemos que hacer antes los deberes porque Las Vegas funciona con un calendario bastante complejo. Parce ser que cada día rota la discoteca a “estar”. Lo típico aquí es reservar mesas y entradas de un día para otro, con lo que te ahorras un dineral, pero claro… eso va completamente en contra de la idiosincrasia hispana. De todas formas quiero organizar entre todos los españoles el alquilar una cabaña en la piscina / fiesta que tenga más jamonas… A ver que pasa… Anoche al final entre las cervecitas, una cosa y la otra quedo para otro día el pasarse por el “Studio 54” en el MGM. Ahora en cuanto envíe esto me pondré a navegar para enterarme donde esta la “acción”. Por cierto, un consejo… cuando vengáis a Las Vegas traer el calzado más cómodo que tengáis, porque a lo tonto te pegas unas pateadas más que considerables… Un abrazo desde Las Vegas

Comentarios