Detenido ejecutivo de SportingBet en EEUU

arrestadoclassLamentablemente otro arresto en el país de las libertades, Estados Unidos, ha causado conmoción en la industria del juego a nivel global. Esta vez ha sido el segundo ejecutivo más importante de SportingBet, conocida sala de apuestas británica que cotiza en bolsa con un valor cercando al billón de libras, y también poseedora de la franquicia de póquer, Paradise Poker.

Según podemos leer en Bloomberg, Peter Dicks de 64 años, fue arrestado el jueves pasado en el aeropuerto JFK, a petición del estado de Lousiana. Todo parece indicar que la detención tiene que ver con el negocio de apuestas de SportingBet en EEUU más que con su sala de póquer, y es que una ley de los años 60, la Wire Act, prohibe expresamente las apuestas interestatales a través del teléfono (ley que por extensión también aplican a Internet).

Recordemos también que este no es el primer ejecutivo de una sala de apuestas arrestado, ya que hace tan sólo unos meses era también detenido el director ejecutivo de BetOnSports, David Carruthers. La respuesta de aquella empresa fue cerrar el negocio en EEUU, y puede que SportingBet siga el mismo camino con incierto futuro, pues 4 de cada 5 clientes son norteamericanos.

La cotización de SportingBet en bolsa fue suspendida al conocerse la noticia, y es más que probable que se desplome en cuanto vuelva al mercado, sobretodo viendo las reacciones de sus competidores. Por ejemplo, Party Gaming, matriz de Party Poker, cayó un 10% al conocerse la noticia. Las acciones de 888 Holdings Plc, reciente patrocinador del Sevilla FC, y propietaria de Pacific Poker, cayerón un 16%. La conocida sala de apuestas austriaca Bwin, antiguo Bet&Win, también notó el golpe con un descenso de casi el 9% en sus acciones, aún contando con una base de clientes mayoritarimente europea.

Qué sucederá a partir de ahora es una incógnita. En primer lugar, se deben aclarar los cargos lanzados contra el ejecutivo de SportingBet, y es que frente a la detención de Carruthers, organizada por el gobierno federal, la de Dicks ha sido dictada a nivel estatal (lo que indica una menor relevancia). Tras la primera detención, Eurobet, Everest Poker y Poker Champs, junto a la red B2B, se retiraron del mercado norteamericano. Todas ellas salas con un escaso número de jugadores de este país, a diferencia de las grandes salas de póquer como Poker Stars o Party Poker. Es por eso que se me hace difícil esperar un movimiento defensivo por parte de éstas.

Os seguiremos informando. Mientras tanto, me atrevo a lanzar un mensaje para los ejecutivos de las grandes corporaciones de juego online... dejen los viajecitos a EEUU por el momento... por su bien.

Comentarios