Adrián Mateos supera a Carlos Mortensen en la “All Time Money List” española

Con el pinchazo de ayer, el madrileño se sitúa en primera posición histórica en ganancias españolas por delante del “Matador” Mortensen.

Era algo solo cuestión de tiempo que sucediera, pero finalmente, sucedió ayer, día 13 de diciembre de 2017. Adrián Mateos, el niño maravilla del poker español, es ya el jugador con mayores ganancias de la historia superando a un mítico como es Carlos Mortensen.

“El Matador”, es y siempre seguirá siendo uno de los jugadores más laureados de nuestro poker, alguien que marcó un camino que más tarde han seguido muchos y en definitiva, una personalidad muy respetada dentro del poker mundial, al fin y al cabo, grandes éxitos le avalan.

En 2001 ganó el Main Event de las WSOP, uno de los tres premios millonarios que aparecen en su palmarés, si bien es cierto que su éxito más importante en términos económicos fue el $25.000 WPT Championship de 2007 donde se llevó 3.970.415$, el premio más importante jamás conseguido por un jugador español. Todo ello, sumado a otros dos títulos del WPT, otro brazalete de las WSOP y un sinfín de resultados más, ponía su monto de ganancias en 12.107.757$, la cifra que Adrián Mateos debía superar para arrebatarle el #1. Eso ha quedado hoy en el pasado.

Tras la cuarta posición conseguida ayer en el €25k High Roller del PokerStars Championship de Praga, la lista de ganancias de Adrián se sitúa en 12.203.906$, una cifra que a buen seguro, no dejará de crecer torneo tras torneo. De hecho, a día de hoy, teniendo en cuenta la altísima actividad de Adrián y la escasa que lleva a cabo Mortensen, invita a pensar que este adelantamiento por la izquierda nunca será devuelto por el “Matador”, todo lo contrario.

En este punto, merece la pena repasar algunas cifras en la carrera de Adrián. Todo empezó en octubre de 2012, cuando apenas había cumplido 18 años. Se presentó en el CNP de Madrid y se llevó su primera victoria valorada en 32.699€. Pocas semanas más tarde, en enero de 2013, el Estrellas Poker Tour recalaba en la capital española. Aquel torneo lo jugaron 632 aspirantes y también acabó en manos de Adrián, consiguiendo así su primer resultado de seis dígitos, valorado en 103.053€.

Este sideral despegue en su carrera como jugador profesional de poker fue solo lo que más tarde estaría por llegar. De ahí se fue a Deauville, a participar en el European Poker Tour y tras clasificarse por satélite para su primer High Roller de €10.000, pasó por caja con una 12ª posición. A partir de ese momento, la decisión de mudarse a Londres para seguir jugando online en un mercado “no regulado” y global, fue la mejor que pudo tomar.

Adrián empezó a frecuentar de forma regular los torneos más importantes de Europa, principalmente el European Poker Tour aunque también otros de menor magnitud como el UKIPT o IPT, acumulando cajas por doquier, así hasta que llegó su primera gran victoria y uno de los dos premios millonarios que figuran en su palmarés.

Nunca olvidaremos su actuación en el Evento Principal de las WSOPE 2013 celebradas en Enghien-les-Bains cerca de París. Adrián se impuso a 375 jugadores en un field durísimo que se confirmó llegando a una mesa final donde estuvieron presentes jugadores de la talla de Benny Spindler, Dominik Nitsche o Fabrice Soulier a quien vapuleó en el heads-up final. Adrián ganaba así su primer millón de una tacada deslumbrando al mundo.

Esa inyección a su bankroll no hizo otra cosa sino facilitarle aún más su presencia en los grandes torneos. Los European Poker Tour eran cita obligada para el madrileño en una época en la que nuestro poker todavía soñaba con traer una de esas grandes y relucientes picas plateadas a suelo español. ¿Quién sino él podría conseguirlo?

Efectivamente, así fue y ¿dónde mejor que en Gran Final? En mayo de 2015 nos quitamos esa espina al tiempo que Adrián conseguía otro gran triunfo para su carrera y el segundo premio millonario de su corta pero rotunda trayectoria.

El Evento Principal del EPT Montecarlo fue un torneo donde se citaron 564 jugadores armando un prize-pool de más de 6 millones de euros. En su camino hasta la mesa final todavía recordamos aquella mano en la que sus  Qc
Qd
conectaron una  Qh
en el turn para destruir los  As
Ad
de Juan Martín Pastor y los  Ks
Kh
de Christopher Frank. La suerte de los campeones, sin duda.

No menos memorable fue la mano que, ya en mesa final, jugó contra Johnny Lodden colándole un farol terrible que le puso en una situación idílica para el asalto a la victoria. Con el noruego ya tocado, tanto en fichas como anímicamente, el camino para que llegara el primer EPT español estaba mucho más labrado.

Efectivamente, así ocurrió. Adrián Mateos levantaba el trofeo de campeón embolsándose 1.082.000€.

Por si con el brazalete de las WSOPE Adrián no había empezado a escribir la historia del poker español, este EPT solo hacía que confirmar lo que era ya una realidad. El madrileño era ya, con total certeza, el jugador español más consagrado y por entonces todavía no tenía 21 años. Cuando los cumplió, nuevas metas estuvieron por llegar y por sobrepasarse.

Y es que los 21 era una edad muy marcada en la proyección de Adrián. Eran los años necesarios para viajar a Estados Unidos y poder jugar legalmente y todos sabemos lo que hay en Estados Unidos: un montón de torneos, entre ellos los del calendario de las WSOP.

En su primera aparición como jugador de las WSOP en 2015, solo tuvo tiempo a participar en el Evento Principal, pues cumplía la edad legal justo cuando éste daba comienzo, tiempo suficiente para asegurarse su primera caja en el Main Event por valor de 15.000$. Un año más tarde, volvería a por más.

¡Y vaya si lo hizo! Tanto fue así que ganó su segundo brazalete de las WSOP, el primero en suelo americano. Fue en el Evento #33: $1.500 Summer Solstice en un heads-up que le midió a uno de los jugadores con los que hoy en día más habitualmente se ve las caras: Koray Aldemir. El premio no fue tan importante como los mencionados anteriormente, pero aún y así alcanzó los 409.171$.

Y solo un año más después, como si eso de  ganar brazaletes fuera algo sencillo, volvió a enfundarse uno nuevo, convirtiéndose así en el jugador más joven en ganar tres brazaletes de las WSOP en toda la historia con tan solo 23 años. Además, éste fue especialmente importante, pues lo logró en un evento tan propicio para expertos de la modalidad como era el $10.000 Championship NL Hold’em Heads-Up. En su camino se llevó por delante a jugadores de la talla de Daniel Negreanu o Charlie Carrel “Epiphany77”, pero fue sin embargo ante un prácticamente anónimo John Smith, que ya quedara segundo en este mismo evento en la edición del año anterior, a quien se tuvo que enfrentar en el heads-up por el título, y el título cayó además de un premio valorado en 336.656$.

Desde entonces y hasta hoy, Adrián no ha parado de participar en torneos por toda la geografía mundial, convirtiéndose no solo en uno de los mayores ganadores, sino también en uno de los jugadores más respetados y temidos en los fields más duros del mundo.

Aquí repasamos los 10 mayores premios de su carrera:

Top 10 Premios Adrián Mateos
Fecha Torneo Puesto Premio
Mayo '15 €10k EPT Gran Final 1.082.000€
Oct. '13 €10k Main Event WSOPE 1.000.000€
Abr. '17 €50k SHR Montecarlo 908.000€
Oct. '17 HK$1M Triton SHR Main Event 890.084$
Mar. '17 $50k SHR Seminole HRPS 413.567$
Jun. '16 $1.500 WSOP Summer Solstice 409.171$
Jun. '17 $10k WSOP NL Heads-Up Champ. 336.656$
Jul. '16 $111.111 WSOP One Drop SHR 11º 310.550$
Oct. '17 HK$80k ACOP Mini High Roller 297.927$
May. '17 $50k Aria SHR 293.340$

(Y así podríamos enumerar hasta otros 20 resultados de seis dígitos)

Dicho todo esto, nos preguntamos dónde está el límite del jugador madrileño. ¿Cuáles son sus metas por cumplir? ¿Qué más le queda por conseguir? ¿Cuál será la próxima barrera que conseguirá romper? Sabemos que la Triple Corona es una de las gestas que le quedan por lograr y para ello debe anotarse un World Poker Tour, donde ya sabe lo que es hacer una mesa final.

También sabemos que el #1 en el Ranking GPI es otro de sus objetivos, éste mucho más plausible, pues ocupa actualmente la 1ª posición por delante de Bryn Kenney. Pero también sabemos que no solo con eso se va a conformar.

Auguramos grandes éxitos y grandes hazañas en la carrera de Adrián, quien no olvidemos que todavía disfruta de una edad muy temprana pese a su ya dilatada carrera. Lo que es seguro es que si Winamax buscaba un embajador español, no podría haber elegido mejor.

¡Enhorabuena por tanto, Adri!

Comentarios