Alexander Kostritsyn cierra 2016 como el mayor ganador de los High Stakes

El jugador ruso fue el único en superar el millón de dólares el pasado año en las mesas “nosebleed”. El anónimo “bodamos” fue el que más “regó”.

El 2016 ya ha pasado a formar parte de la historia, y como es habitual, con el año ya archivado en los libros, es un buen momento para analizar qué jugadores han sacado más provecho de las mesas de High Stakes y cuáles han sido los que más dinero han regado entre ellas.

Este curso pasado ha sido especialmente benévolo con Alexander Kostritsyn, más conocido en las mesas de PokerStars como “joiso”, quien se ha desmarcado del resto de sus perseguidores para acabar 2016 como el mayor ganador de los High Stakes con muchísima diferencia respecto a su resto de rivales.

Kostritsyn ha sido el único jugador que ha superado el millón de dólares en ganancias en PokerStars, quedándose a solo unos cuantos miles de llegar al millón y medio. Esta cifra, fijada en 1.466.568$ le sitúa casi con el doble de ganancias de su más inmediato perseguidor, que no es otro sino Ben Sulsky “sauce123 que cerró el año con 815.517$ en ganancias.

Buena parte de culpa de estos registros, por lo que a “joiso” se refiere, la tiene aquella sesión de 18 horas prácticamente ininterrumpidas que firmó en el mes de marzo y en la cual acumuló ¾ de millón en solo 18 horas, cifra que arrancó de los cajeros de “Isildur1” y “Trueteller” principalmente.

Entre los 10 mayores ganadores del año también encontramos a un español. Nuestro Andrés Artiñano “Bedo, ocupa al finalizar el 2016 la séptima posición de este ranking, con unas ganancias netas de 539.974$, gracias a aquellas sesiones de principio de año en las que se vio las caras con jugadores de la talla de Alex Millar “Kanu7”, y los ya mencionados “Trueteller” y “Sauce123”.

Así luce el Top10 de los mayores ganadores del pasado año:

Como siempre, donde hay ganadores, también ha de haber jugadores que cedan sus fondos a la conservación del ecosistema. El que más “regó” fue el anónimo “bodamos”, quien con 868.252$ tiene el dudoso honor de ser el farolillo rojo de esta clasificación, además siendo de los que menos manos jugaron, por lo que su curva de pérdidas es todavía más escandalosa si cabe. Solo 11.202 manos le bastaron para perder ese pastizal.

En la lista de perdedores también se encuentran nombres más ilustres, como el de Viktor Blom “Isildur1”, con un saldo en negativo de 489.789$. En defensa del sueco hay que decir también que fue el jugador que más activo se mostró en las mesas de High Stakes a lo largo de 2016, con nada menos que 209.224 manos jugadas en todo el año, cifra muy superior al de la mayoría de jugadores.

Los números de los 10 mayores perdedores de los High Stakes en 2016 son los siguientes:

Veremos este año cómo se portan los jugadores en los High Stakes, y si, por cierto, Gus Hansen hace acto de presencia en las mesas de forma regular, tal como se insinuó unas semanas atrás. Esto, de ocurrir, seguro que haría que la acción en los “nosebleeds” se disparara. 

Comentarios