“BERRI SWEET” y “Trueteller” cierran 2017 como millonarios de los High Stakes

Solo dos jugadores superaron la barrera de los siete dígitos en las mesas online de High Stakes. “BERRY SWEET” dominó y Timofey Kuznetsov “Trueteller” le siguió de cerca.

Con el 2017 ya completamente archivado, es buen momento para hacer balance de los sucedido en distintos ámbitos y las mesas de High Stakes no son una excepción.

"Trueteller" tuvo motivo para sonreír.
"Trueteller" tuvo motivo para sonreír.

El curso 2017 ha estado cargado de actividad y de momentos de trepidante acción en las mesas de límites altos. Tanto es así que al llegarse al 31 de diciembre, no uno, como venía siendo habitual en los últimos años, sino dos jugadores, cerraron el curso con más de un millón de dólares en ganancias.

El 2016 fue el año de Alexander Kostritsyn “joiso” quien acumuló 1.466.568$ en ganancias poniendo muchísima distancia sobre su más inmediato perseguidor en esa clasificación: Ben Sulsky “Sauce123” con algo más de 800.000$ en números verdes. Este año, en cambio, las cosas han estado más apretadas con números más rimbombantes en la parte alta.

Tanto el anónimo “BERRI SWEET” como el ya conocido y temido Timofey Kuznetsov “Trueteller cerraron su 2017 con ganancias superiores al millón de dólares. El primero, de hecho, no se quedó muy lejos de los dos millones con un balance de 1.769.395$ mientras que el ruso, quien fuera el primero en llegar al millón, se tuvo que “conformar” con 1.454.838$ al acabar el año.

La parte “verde” de este ranking también acoge a jugadores como Viktor Blom “Isildur1”, Ben Sulsky “Sauce123” o nuestro Andrés Artiñano “Educa-p0ker” cuyo balance del año se cerró con 184.186$ en ganancias.

Así luce el Top10 de los mayores ganadores del pasado 2017:

Evidentemente, donde hay ganadores, también hay perdedores, algunos de ellos con boquetes realmente serios en sus cajeros de PokerStars, sala donde se ha centrado el grueso de la acción de los High Stakes.

El mayor “regador” del curso fue Sami Kelopuro “Lrslzk”, quien perdió siete dígitos a lo largo de los 12 meses que duró la agonía. Concretamente vio como se le escapaban 1.277.737$, cifra que dista bastante de su más inmediato perseguidor en este dudoso ranking: “8superpoker” con 826.554$.

Tambien Dani Stern “Supernova9” fue uno de los grandes perdedores del año. De hecho ocupó el dudoso tercer peldaño del podium, algo que tal vez pudo precipitar su retirada de las mesas como anunció meses atrás. Bill Perkins, Dan Cates o el propio Alexander Kostritsyn también cerraron el curso en números rojos.

¿Qué nos deparará este 2018?

Comentarios