Un brazalete de lujo para el Main Event de las WSOP

El diseñador de joyas más de moda en Beverly Hills idea un diseño exclusivo que llevará más de siete gramos de diamantes.

Las World Series of Poker han desvelado el diseño de los nuevos brazaletes para la cita anual que empieza en Las Vegas este domingo.

Y este es el sencillito. ¡Nos gusta, pardiez!
Y este es el sencillito. ¡Nos gusta, pardiez!

El joyero escogido para la ocasión es Jason Arasheben, diseñador de moda entre las celebridades de la costa oeste y autor, por ejemplo, de los dos últimos anillos de campeones de la NBA que lucen los jugadores de Los Angeles Lakers.

El director ejecutivo de las WSOP, Ty Stewart, fue el encargado de comentar la idea que hay detrás de este diseño.

“Cuanto mas brillante, mejor. Este es un trofeo que realmente representa la promesa de las Series actuales, que todos los años repartimos sueños que parecían impensables”.

Hay dos piezas especiales que destacan entre las joyas conmemorativas destinadas para los campeones. El brazalete de platino para el ganador del Big One for Big Drop y el reservado para el ganador del Main Event.

El brazalete destinado al ganador del Main Event llevará una colección de diamantes de la mejor calidad, escogidos a mano, y los cuatro palos de la baraja estarán representados con gemas; diamantes negros para las picas y los tréboles y rubíes para los corazones y los diamantes.

La página OnlinePoker.net valora el brazalete en más de100.000$, que sin ir más lejos es el premio que se llevó Eugene Katchalov el año pasado por ganar un evento de Stud en las WSOP. El joyero, Jason Arabeshen, confirmó que la pieza no es precisamente barata.

“Es un honor tener la oportunidad de crear esta obra maestra para las World Series of Poker que se confirmará como la pieza de joyería más cara de todo el deporte profesional”.

El afortunado vencedor del torneo notará el peso de los 160 gramos de oro de 14 kilates y de los más de siete gramos de diamantes utilizados para la creación de la joya, que será exhibida en las tiendas que el diseñador tiene en Beverly Hills y en el Cosmopolitan de Las Vegas antes de encontrar dueño definitivo en el casino Rio de Las Vegas a finales de octubre.

Comentarios