CEP Marbella 2018 por PokerStarsNicki Vestergaard suma un nuevo trofeo a su vitrina

El campeón del ESPT de Madrid 2015 se impuso a Mihai Ciubotaru en un heads up de mas de dos horas y media y se lleva los 22.400€ del primer premio sin pacto.

Este evento principal del Campeonato de España de Poker 2018 por PokerStars celebrado en el casino Cirsa de Marbella tiene un ganador de renombre, Nicki Vestergaard. El danés se impuso a los 225 jugadores que abonaron los 460+40€ de inscripción en una jornada final donde sólo Mihai Ciubotaru pudo hacerle frente.

Nadie pudo con el ciclón Nicki
Nadie pudo con el ciclón Nicki

Y es que el día fue rodado. 19 jugadores se presentaban a la poker room del casino y a las 16:00 el director de torneo daba el pistoletazo de salida a la jornada final. Con los stacks mermados del día anterior, las eliminaciones no tardaron en sucederse.

Hasta 4 campeones del CEP había en juego entre los finalistas. Sven Danckaers, ganador en este mismo escenario en 2014, sería el primero en caer. Un set over set ante el propio Nicki ya auguraba lo que iba a ser la tónica de su torneo. 

Insalvable...

Poco tardarían los shorts en ir cayendo. Juan Ramón García, Jacobo di Bernardino, Dionisio García, Marco Pacini o Iñaki Barreiro daban paso a la eliminación de otros dos campeones, David Masana y David Sierra.

El "Gran Machels", campeón en Badajoz en 2013 se despedía con un bad beat, perdiendo  Ah
Kh
ante el  Ad
Jh
de su rival, que le ligaba la  Jd
en el flop, y color en el turn, por si acaso. 

El campeón de la anterior parada en Madrid, David Sierra caería en la siguiente mano, con el mismo verdugo, un Mihai Ciubotaru que también sacaba pecho antes de la burbuja de la mesa final. En su caso se topó con los  Tc
Td
del rumano que sólo le ligaba full en un flop  Th
9d
9c
. GG.

Poco más que hacer...

Nos quedábamos con 11 jugadores y saltaban sendas sorpresas. El lituano Aurimas Ingiliardas acababa fuera en una guerra con su archienemigo y otro de los animadores del torneo, Mikail Blomlie. El siguiente en caer sería Jorge Juste.

Decimos sorpresa, porque ni mucho menos eran los más cortos en ese momento. Al madrileño, que suma otro buen resultado en la tierra que le acoge. Se lo llevó por delante el ciclón Nicki, en un bote gigante donde las dobles de Juste sucumbirían ante el trío rivereado del danés, que entraba muy líder a una mesa final con estos stacks:

Jugador Stack
1. Mihai Ciubotaru 1.554.000
2. Miguel Medina 768.000
3. Mikal Blomlie 846.000
4. Manuel Sadornil 322.000
5. José Antonio Sierra 377.000
6. Fabrice Manel 300.000
7. Nicki Vestergaard 2.291.000
8. Marcos Manuel 413.000
9. Carlo Chiarello 582.000

La clama que precede a la tormenta

Por si danés contara con poca ventaja, la primera eliminación también llevaría su sello. Un hero call a Carlo Chiarello, que le felicitaba caballerosamente le acercaba a la mitad de las fichas en juego cuando todavía quedaban 8 jugadores en pie.

Entre ellos, el último campeón del CEP con vida, Manuel Sadornil. El de Burgos, que mordía el trofeo en Torrequebrada allá por 2012, fue perdiendo fuelle tras una demostración de dos días de cómo se maneja un stack corto. Finalmente caería en las fauces del otro depredador de la mesa Mihai Ciubotaru.

Linrodas modo ninja

Un rumano que no pararía aquí y en la mano siguiente se llevaba por delante a José Antonio Sierra, tratando de marcar en corto a un Nicki que no tardaria en responder. Suyas fueron las cabelleras de Fabrice Manel (6º) y de Marcos Manuel (5º). Con ellas superaría la barrera de los 4 millones de puntos (de los 6.750.000) en juego. 

Pero Mihai no quería quedarse atrás y en una mano afortunada se cargaba al jugador noruego Mikail Blomlie, el de mayor palmarés de la mesa final. El 3 handed estaba servido.

Miguel Medina, a la chita callando, sin meterse en demasiados lío y dejando el trabajo a sus rivales, se había asegurado 10.700€ y vendería cara su derrota. Un milagroso river le doblaba antes del descanso de cena, pero al poco de volver y cuando estaba en plena remontada, el tiburón Ciutaboru se lo llevaba por delante.

Ouch!

La lógica se imponía y los dos killers llegaban al Heads Up completamente igualados. Ni sombra de pacto. Ambos rehusaron de él como drácula de una ristra de ajos. El duelo final se jugaría "por la gloria", el trofeo y 22.400€.

Y eso se notó. Más de dos horas y media de batalla basada en pequeñas escaramuzas, guerra de trincheras y botes pequeños, sólo podía terminar con una bomba H en el campo de batalla, o lo que es lo mismo, un cooler insalvable. 

Nicki levantaba unos ases negros  Ac
As
justo en el momento que a Mihai le repartían unas bonitas  Qh
Qs
, que serían su perdición. Las comunitarias no hicieron de las suyas y al rumano le quedaron apenas 6 ciegas por detrás. Unos puntos que entrarían al centro en la última mano.

Porque a Ciubotaro no se las dieron malas  7h
7c
y Nicki pago su allin casi sin mirar su  Jc
2c
. El jugador rumano estaba en clara ventaja para doblarse, pero los "patos" están de moda y uno en el flop  2h
y otro en turn  2d
, rematados por una  Jd
en el river, le daban full house y mandaban el trofeo y el primer premio para dinamarca. 

¿En serio? OEMEGE

Con la victoria de Nicki Vestergaard cerramos nuestra cobertura en directo hasta finales de mes, donde a partir del 28 de noviembre viviremos la gran final del Campeonato de España de Poker por PokerStars desde el Casino de Peralada. Allí viviremos emociones fuertes y se entregará un Platinum Pass al campeón de un CEP cuya general ha dado un vuelco en Marbella y que deja a Isabel Zaptería como máxima favorita. 

Os dejamos con la galería de imagénes por cortesía de Felipe Arnuncio @enfainado. Los premios los puedes consultar aquí y os recordamos que puedes ver otro punto de vista del torneo en nuestro Instagram. ¡Hasta la próxima!

CEP Marbella 2018

Comentarios