César García firma una segunda posición en un Super Tuesday que no se llegó a completar

Una caída en el servidor de la sala forzó la cancelación de varios torneos que estaban en juego. El canario, por su situación en fichas entonces, ingresó 14.092$.

Ayer las redes sociales y la comunidad internacional de poker en general ardió en llamas cuando el servidor de PokerStars sufrió una caída inesperada en su servidor  que impactó directamente en aquellos jugadores que estaban participando en la amplia oferta de torneos que la sala de la pica roja ofrece a sus jugadores.

El problema fue a nivel global, afectando no solo a los jugadores de PokerStars.com sino también a los de PokerStars.es

Era noche de martes, lo que en el cliente internacional de la sala era sinónimo de estar celebrándose el $1.050 Super Tuesday, cuya edición reunió a 385 jugadores. 

Las micro-desconexiones empezaron cuando aproximadamente quedaban 75 jugadores en pie, pero la desconexión total llegó rozándose la burbuja de premios, al quedar 59 jugadores con opciones (estaba previsto que cobrasen 55). 

El torneo, como el resto en el amplio abanico de PokerStars, fue cancelado, lo que obligó a proceder tal y como se indica en la política de la compañía en estos casos, diferenciando de cuando el torneo en cuestión está ya en posiciones premiadas y cuando no lo está.

Si un torneo es cancelado antes de que el torneo esté ya en posiciones premiadas, devolvemos a todos los jugadores la comisión de la entrada (y los bountys si es necesario), y entonces se divide el prize-pool en función de la siguiente fórmula:

- El 50% del prize-pool se divide a partes iguales entre los jugadores todavía con vida.

- El otro 50% del prize-pool se reparte entre los jugadores en función de las fichas de cada uno.

Con este escenario, y teniendo en cuenta que en el momento de la cancelación del torneo César García ocupaba la segunda posición en fichas, al canario “cayó” un premio valorado en 14.092$, equivalente a una sexta posición en caso de que el torneo hubiera transcurrido de forma normal.

Misma situación le sucedió a Jonathan Concepción, aunque en su caso su stack era mucho más limitado, por lo que en el momento de la cancelación la sala le abonó la cantidad de 4.632$.

Intentamos contactar con César para saber su opinión sobre lo ocurrido. Nos contó que inicialmente, el “tilt” le invadió, sin embargo pensándolo fríamente no había mucho motivo para estar descontento.

En ese momento me tildé porque no sabía qué estaba ocurriendo y tenía un buen stack para atizar la burbuja, pero si te lo paras a pensar, es como hacer un pacto con 60 left, y firmando la sexta posición con cero varianza, así que ni tan mal rascar $14k. 

Imaginamos que cada caso será particular, y todo el mundo puede tener un punto de vista distinto, pero lo cierto es que en este caso, César pudo dormir tranquilamente con 14.000$ más en su cajero. 

Comentarios