Christian Lusardi acaba entre rejas, aunque no por falsificar fichas

La investigación llevada a cabo por las autoridades federales acaba encontrando 35.000 DVD piratas lo que le supone una sentencia de cinco años y una multa millonaria.

Durante el mes de enero de 2014, un escándalo sacudía el Borgata Winter Open, obligando a la organización a cancelar uno de los eventos estrella dentro del calendario.

Todos los caminos conducen a chirona.
Todos los caminos conducen a chirona.

Mientras se celebraba el torneo DeepStack con 2.000.000$ garantizados, se encontraban en circulación más de 1.000.000 de puntos en fichas falsas. Hizo falta esperar a que quedaran solo 27 jugadores de los 4.819 que participaron, para descubrir la trampa orquestada por uno de los participantes, Christian Lusardi, a quien su “picardía” le permitió pasar al día 2 como líder absoluto.

Al descubrirse el entuerto, a Lusardi le entró el “canguelo”, y ya eliminado del torneo, se dirigió a su habitación en el Hotel Harrah’s intentando destruir las pruebas del delito, un intento bastante dudoso, pues al lanzar las fichas falsas por el retrete de su habitación, lo único que consiguió fue embozar el desagüe y encender todas las alarmas que le acabaron incriminando.

No era ésta la primera vez que Lusardi se enfrentaba a cargos contra la justicia por asuntos relacionados con el juego, aunque nunca acabó pisando la cárcel. Esta situación parece que va a cambiar en un futuro muy cercano.

La investigación llevada a cabo por las autoridades federales, acabó encontrando el pasado 2 de septiembre de 2014 en su domicilio 35.500 copias de DVD pirata importadas desde China, prueba irrefutable para imputarle un delito contra la propiedad intelectual el cual sí le acabará mandando a la cárcel.

El pasado 30 de marzo se conoció la sentencia. Christian Lusardi tendrá que pasar 60 meses entre rejas, tras los cuales pasará otros tres años en libertad vigilada. Además de esto, Lusardi deberá buscar la manera de pagar la multa millonaria que el juez le ha interpuesto: 1.137.864$. 

Puede parecer una cifra imposible de alcanzar, sin embargo, la nota de prensa emitida por el Department of Justice sobre esta sentencia, reza que Lusardi habría recibido entre junio de 2010 y julio de 2012,  transferencias vía PayPal por valor de 1,3 millones de dólares. 

Más vale que haya guardado algo para ahora ajustar cuentas con la justicia. 

Comentarios