Cierra de forma definitiva el Trump Taj Mahal de Atlantic City

Tras casi tres décadas dando servicio, el último casino que llevaba el nombre de Donald Trump, cierra sus puertas definitivamente.

En plena carrera presidencial americana, y envuelto en una fuerte polémica por los vídeos que se han dado a conocer en los que Donald Trump despreciaba ostentosamente a las mujeres, el último casino que llevaba su nombre, ha cerrado sus puertas definitivamente.

El Trump Taj Mahal de Atlantic City, tras dar servicio durante 26 años, echó ayer el cerrojo cuando en la costa este de Estados Unidos el reloj marcaba las 05:59h. 

Pese a que el establecimiento todavía llevaba el nombre del candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos, desde 2014 Donald Trump ya no era el propietario de este casino. Lo vendió en 2014 asediado por las deudas, sabedor de que Atlantic City nunca volvería a ser un destino referencia para el sector del juego.

Los nuevos dueños, del círculo de inversores de Carl Icahn, llevaban varios meses involucrados en una crisis laboral con sus trabajadores y el sindicato UNITE Here Local 54, y tras fracasar las negociaciones, el establecimiento tuvo que echar el cierre la pasada madrugada. Según declaraciones de algunos trabajadores, los recortes en materia de seguro médico o derechos a una indemnización remunerada, habían colmado los ánimos de la plantilla.

Cierra así un proyecto que había sido “la niña de los ojos” de Donald Trump cuando en abril de 1990 abrió sus puertas, pero que sigue la tendencia de otros cuatro casinos que han cerrado sus puertas en Atlantic City en los últimos dos años, incluido el Trump Plaza.

Buena parte de culpa de que Atlantic City ya no sea “lo que fue”, la tuvo en 2012 el huracán Sandy, que arrasó buena parte de la capital del juego de la costa este. 

Comentarios