Daniel Negreanu se marca 10 objetivos para este 2018 que acaba de empezar

El canadiense ha publicado una segunda entrada en su blog personal en la que se fija 10 metas para el curso que estos días comienza desde Bahamas.

Unos días atrás, Daniel Negreanu ofreció a la comunidad un documento muy valioso a través de su blog personal en el que analizaba lo que había sido su año 2017 por lo que a resultados se refiere, haciendo también balance de los últimos cinco cursos de su trayectoria.

En dicha entrada, el canadiense no se limitaba a hablar de resultados brutos, sino que ponía en la balanza, con todo lujo de detalles, el “debe” y el “haber” de sus actuaciones en torneos presenciales, demostrando que pese a lograr resultados por más de 2 millones de dólares, su 2017 había quedado ligeramente en números rojos.

Pocos días después, el Team PokerStars Pro publicaba una nueva entrada, echando todavía un vistazo de refilón a lo que había sido su 2017 en términos de objetivos cumplidos y también marcándose públicamente los nuevos para este 2018 que en términos de torneos presenciales empieza en apenas unos días con la vuelta de la PokerStars Caribbean Adventure.

Concretamente son 10 los objetivos que “DNegs” se marca y son los siguientes:

Alcanzar los 40 millones en resultados presenciales

Esto obligará a Negreanu a acumular pinchazos por valor de 4.680.186$, una cifra que tiempo atrás sería casi impensable lograr en un año hábil, pero que hoy en día, con la amplia oferta de torneos High Roller que existe, es plausible si los resultados acompañan mínimamente.

Ganar un brazalete de las WSOP

En 2017 se marcó el objetivo de ganar 3 brazaletes y se quedó a cero. Parece que ponerse como objetivo ganar 1 es una meta mucho más ajustada a la realidad.

Llegar a los 115 ITM en las WSOP

No debería ser algo tan complicado para un jugador que estará presente en el calendario completo y que se maneja bien en los juegos mixtos. Le harán falta 12 cajas para llegar a su objetivo.

Ganancias netas por 2 millones

En 2016 y 2017 cerró el balance en negativo. Deberá mejorar mucho si quiere acumular 2 millones en números verdes. Si tenemos en cuenta que tiene pensado invertir unos 3 millones en buy-ins, esto encaja con los números comentados anteriormente. Deberá rondar los 5 millones en ganancias brutas para que este objetivo quede cumplido.

Acabar el año en el Top 30 del GPI

Este año acabó el Player of the Year del GPI en 40ª posición colocándose en 73ª del ranking. Lo tendrá difícil, pues hay jugadores que suelen estar presentes en la gran mayoría de torneos a nivel mundial (Adrián Mateos es un ejemplo de ello), pero Negreanu se ve con posibilidades de escalar algunos peldaños.

Mesa final en el SHRB o el One Drop

El curso tendrá dos torneos especialmente gordos por lo que a buy-in se refiere. Uno será la Super High Roller Bowl de 300.000$ y el otro The Big One for One Drop de un millón. Negreanu quiere alcanzar mesa final en alguno de ellos. En el gordo ya acabó 2º en 2014. En el otro todavía no sabe lo que es pasar por caja.

Ganar el Poker Masters o el US Poker Open

Estados Unidos cuenta a día de hoy con nuevos torneos y festivales destinados a los habituales de los torneos High Roller. Estos dos son ejemplos de ello, celebrándose ambos en el Aria de Las Vegas. Negreanu se pone como objetivo ganar alguno de ellos.

Mantener el #1 de la “All Time Money List”

Ocupa a día de hoy la primera posición en el ranking de mayores ganadores de todos los tiempos, pero Erik Seidel, un habitual a la hora de entrar en premios en los torneos de más alto buy-in, le pisa los talones peligrosamente.

Ganar un Super High Roller

A lo largo de 2017 (y en años anteriores) Negreanu ha acumulado varias segundas y terceras posiciones, pero nunca ha podido rematar un torneo de alto buy-in con victoria particular. Esa es una de sus asignaturas pendientes que intentará solucionar a lo largo del año.

120 horas de estudio

Para enfrentarse a los mejores jugadores del mundo, Negreanu no puede permitirse el lujo de no estudiar y mejorar su juego. Solo así tendrá opciones de plantar cara a alemanes, españoles y demás jugadores que vienen pisando fuerte. Para ello, el canadiense se pone como objetivo pasar como mínimo 120 horas estudiando y analizando su juego.

De aquí a doce meses, echamos un vistazo a ver cuántos objetivos de los 10 aquí marcados ha logrado el canadiense.

Comentarios