Donald Trump quiere meter mano al poker online

La empresa Trump Entertainment Resorts Inc. firma un acuerdo con el Grupo Avenue Capital para entrar en el negocio del juego online tras una futura regulación en EE.UU.

Donald Trump quiere ofrecer su imagen como imagen y marca de un futuro operador de juego online, según informa la publicación financiera Bloomberg.

¿Tendremos un nuevo Sir Donald en el mundo del poker...?
¿Tendremos un nuevo Sir Donald en el mundo del poker...?

Trump Entertainment Resorts Inc. fue reflotada por el gestor de fondos de cobertura Marc Lasry tras la bancarrota declarada en 2010. El Grupo Avenue Capital de Marc Lasry le ofreció el 10% de las acciones a Donald Trump por mantener su nombre en la empresa, consciente del valor de marketing de la marca Trump.

La empresa Trump Entertainment Resort Inc. gestiona los casinos Trump Plaza y Trump Taj Mahal situados en el Boardwalk de Atlantic City, en New Jersey. Precisamente New Jersey es uno de los estado de EE.UU. que está impulsando su propia regulación del juego online.

Según la hija del famoso millonario, Ivana Trump, "el juego online será una tremenda fuente de ingresos en forma de impuestos para los estados o el gobierno federal, además de un enorme generador de empleo”. Ivanka es vicepresidente de desarrollo y adquisiciones de Trump Entertainment Resort Inc.

El acuerdo con Avenue Group busca posicionarse de cara a ser la compañía más importante tras la legalización del juego online. Trump Entertainment provee las licencias, Avenue Group el capital y Donald Trump el valor de su nombre como marca.

Si el gobierno norteamericano no termina de impulsar la legalización del juego online, los estados terminarán por hacerlo, según los expertos. Las loterías, en manos de los estados, surgieron también de la misma manera y se produjo un efecto dominó una vez se constataron los beneficios que trajeron a los estados pioneros. Ya son media docena de estados los que están trabajando en este sentido y otros tantos están estudiando dar el paso.

Este movimiento de posicionamiento por parte de un operador de casinos físicos es un nuevo signo del cambio de opinión de los magnates del juego en EE.UU. acerca del juego online. Si empresas como Caesars o MGM Resorts fueron parte activa en evitar la legalización en tiempos de la UIGEA, ahora mismo son los máximos impulsores del juego online estatal, tras perder una parte importante de su volumen de negocio debido a la crisis.

Comentarios