En Francia ya se trabaja para la gestión de licencias de nuevos operadores

La liquidez compartida con Italia, España y Portugal hace que operadores que actualmente no tienen presencia en Francia ya se interesen en empezar a operar lo antes posible.

Como todos ya sabréis, el pasado 6 de julio se firmó en Roma el convenio que permitirá que países como Francia, Italia, España y Portugal compartan liquidez de jugadores en las mesas de poker online, algo de lo que se venia hablando y especulando desde hacía meses sino años.

Cuando semejante circunstancia se dio a conocer, desde Poker-Red trasladamos algunas dudas que todavía nos quedaban muy latentes a la Dirección General de Ordenación del Juego, desde donde recibimos las pertinentes respuestas. Una de ellas apuntaba al plazo para el cual los nuevos operadores que quieran ofrecer sus servicios en España, deberán esperar hasta poder aplicar por una nueva licencia.

Desde la DGOJ se nos informó que el plazo para la apertura de solicitudes para nuevas licencias se abrirá, en principio, en el primer trimestre de 2018, sin embargo, todo apunta a que en Francia están siendo más ágiles con esta circunstancia.

Tal como hoy informa el portal italiano Assopoker, ARJEL, el estamento regulador francés, ha iniciado ya el procedimiento para la expedición de nuevas licencias para salas de poker online que actualmente no ofrecen servicios en Francia.

En el portal de ARJEL se han publicado los requisitos que el solicitante debe cumplir para poder postular a dicha licencia en un entorno regulado y común a otros países. Uno de ellos, y tal vez el más importante, es que el solicitante debe poseer licencia de juego mínimo en uno de los países adheridos al tratado, es decir, Francia, Italia, España y Portugal.

Además de éste requisito, de suma importancia, ARJEL exige otros a los operadores solicitantes:

  • Aplicar medidas contra el blanqueo de dinero.
  • Proporcionar una garantía de protección hacia los jugadores
  • Contar con métodos que garanticen la protección de datos de los jugadores
  • Compromiso para la adopción de medidas contra problemas derivados de la ludopatía
  • Proporcionar garantías de integridad
  • Reportar actividades potencialmente fraudulentas o relacionadas con el crimen

Este movimiento demuestra algo: en Francia quieren ponerse las pilas y que una vez el mercado unificado sea una realidad, el sector demuestra el mayor músculo posible.

Veremos si el resto de jurisdicciones actúan o no en la línea de lo que sucede al norte de los Pirineos. De todo seguir como parece, en Francia podrían empezar a entregar nuevas licencias a principio de año.

Comentarios