El gobernador Christie se desentiende del poker online en Nueva Jersey

No se sabe si para bien o para mal, el gobernador de Nueva Jersey está dejando agotar el plazo de veto para la ley sobre el juego online. Sin veto, la ley se aprueba.

En Estados Unidos, el gobernador de cada estado tiene la capacidad de vetar cualquier proyecto de ley aprobado por las cámaras. En Nueva Jersey, el plazo para descartar ese veto sobre la ley de juego online se está agotando en medio de la incertidumbre.

Semana de pasión en EE.UU. / PPA
Semana de pasión en EE.UU. / PPA

La Poker Players Alliance (PPA), un grupo de presión política que reúne a cientos de miles de jugadores de poker estadounidenses, está utilizando todos sus medios para que Christie de luz verde a la ley. E-mails, llamadas de teléfono, entradas en redes sociales... Miles y miles de peticiones para la firma y aprobación de la ley están abarrotando los buzones de la oficina del gobernador de Nueva Jersey.

Captura de la web de la PPA

Los responsables de la PPA no las tienen todas consigo y no quieren aflojar el pedal del acelerador teniendo en cuenta que Christie ya vetó una ley similar el año pasado y que en unas recientes declaraciones en la radio el gobernador dudaba que esta fuera la solución a los problemas que tienen los casinos de Atlantic City. También añadía que temía la posible creación de un problema de ludopatía en una nueva generación de ciudadanos.

Tendré que tomar una decisión pronto. Aún no lo tengo decidido.

Y eso pocas horas antes de estampar su firma en una ley que permite apostar en las carreras mediante dispositivos móviles, para más inri.

Según Steven Stradbrooke, que escribe para Calvin Ayre, esta postura de indecisión e incluso ligero rechazo no dejaría de ser una cuestión cosmética debida a las ambiciones políticas de Christie.

En caso de agotarse el plazo sin veto ni aprobación directo del gobernador, la ley quedaría aprobada. Esa sería la manera que buscaría Christie para dar salida a la ley y a la vez desvincularse de un proyecto que el ala más conservadora de su partido, el republicano, no ve con buenos ojos. Las ambiciones presidenciales de Christie le obligan a buscar el beneplácito del sector más radical de su partido, pero la ley es vista como la salvación de la industria del juego de Atlantic City.

Así que, como reza el antiguo dicho “no news, good news”: siempre que no se anuncie el veto, cabe suponer la ley del juego online en Nueva Jersey va por buen camino. Aunque por si acaso, la PPA refuerza su campaña con el apoyo de los 20.000 afiliados con los que cuenta en Nueva Jersey.
 

Comentarios