Justin Bonomo logra un histórico doblete en las Super High Roller Bowl

El vencedor de la edición asiática el pasado mes de marzo se hizo esta madrugada con la victoria en el torneo del Aria logrando un premio de 5 millones de dólares.

Justin Bonomo se ha hecho esta madrugada con la victoria en la Super High Roller Bowl celebrada desde el Convention Center del Aria, logrando así un premio por valor de 5 millones de dólares.

El jugador americano, ha batido así su récord personal por lo que al mayor premio de su carrera se refiere. Curiosamente, su mejor marca databa tan solo del pasado mes de marzo, cuando en el Babylon Casino de Macao, Bonomo se hizo con la victoria en la Super High Roller Bowl que se celebró desde suelo asiático, y donde se llevó 4.823.077$ al cambio tras derrotar a Patrik Antonius en el heads-up.

Se trata además del tercer premio millonario de Bonomo en lo que va de año. Cabe recordar que en enero ya finalizó en segunda posición en el $100k Super High Roller de la PCA solo por detrás de Cary Katz. Más tarde, en abril, ganó dos paralelos del EPT Montecarlo, además de un par de High Roller en suelo americano. Todo ello para superar los 10 millones en premios en lo que va de año, colocándose además en tercera posición de la “All Time Money List” con más de 31 millones en premios, solo por detrás de Erik Seidel y Daniel Negreanu, que no solo se mantiene líder en esta clasificación, sino que además logró poner tierra de por medio respecto a la mayoría de sus competidores.

Y es que el jugador canadiense no se quedó a la zaga de Bonomo. El Team Pro de PokerStars firmó la segunda posición en esta Super High Roller Bowl del Aria, sumando 3 millones de dólares en premios.

Negreanu gozó de una posición de privilegio durante buena parte de la mesa final, sobre todo cuando Mikita Badziakouski le “cedió” buena parte de sus puntos en un bote gigante de farol que no salió bien para el bielorruso. Negreanu le “querió” quedándose así en una posición privilegiada, que más tarde le permitiría llegar al heads-up, aunque éste comenzó con clara ventaja para Bonomo.

El cara a cara definitivo arrancaba con ventaja de 5:1 a favor del americano. El canadiense lo intentó, llevando a poner el tanteo en un déficit de 2:1, pero el esfuerzo fue inútil. Ambos jugadores acabaron “all-in” en un flop  9h 6d 7h , Negreanu sosteniendo  8c 7d y Bonomo con  9s 9d . No hubo milagro: en turn cayó un  Ks y en river el  6c que ponía punto final al torneo con victoria de Bonomo.

Antes de que esto ocurriera, Jason Koon -que sigue en sumergido en una racha tremenda- volvió a pinchar otro premio millonario por valor de 2.100.000$ gracias a su tercera posición, mientras Mikita Badziakouski fue cuarto. Esta fue la fase que más tiempo llevó en romper, es decir, cuando quedaron cuatro jugadores sobre la mesa.

Nick Petrangelo muy fugazmente y Christoph Vogelsang alto después, firmaron la sexta y quinta posición respectivamente para cerrar la alineación de esta mesa final que midió a algunos de los mejores jugadores del mundo.

De esta forma, la cuarta edición de la Super High Roller Bowl ponía punto final, emplazándose -seguramente- al año que viene.

Comentarios