Leo Margets: “La llegada de Winamax a España es inminente”

La nueva Team Pro de la sala francesa contesta nuestras preguntas sobre su reciente fichaje, y nos facilita la poca información que hay a día de hoy sobre la llegada de Winamax a España.

Como todos ya sabréis, un par de días atrás conocimos a través de las redes sociales que una de nuestras jugadoras más internacionales, Leo Margets, formalizaba un acuerdo de patrocinio con Winamax para promocionar la marca francesa en nuestro país ante la nueva perspectiva que se abre con la liquidez compartida.

Siendo fieles a lo que nos ha caracterizado durante todos estos años, no hemos podido dejar pasar la ocasión de compartir una pequeña charla con la protagonista de estas líneas para conocer cuáles son sus impresiones, cuál es su estado de ánimo ante esta nueva etapa en su carrera, y preguntarle así informaciones más relacionadas con la llegada de Winamax a suelo español.

Desde París, donde la catalana se encuentra estos días participando en un evento organizado por la sala que ya le patrocina, Leo ha contestado a nuestras preguntas con la misma amabilidad y frescura que lo ha hecho en ocasiones pretéritas.

Aquí van las preguntas, y más importante, las respuestas, de la nueva Team Pro de Winamax.

¿Cómo te encuentras? ¿Qué sensaciones tienes ante esta noticia y ante esta nueva etapa que aquí comienza?

Pues imagínate. Seguramente si estuvieras delante mío no harían falta palabras, porque me verías la cara y eso sería suficiente. Me encuentro súper bien, ¿cómo me voy a encontrar? Los que sabemos cómo funciona el mundillo del poker sabemos también lo que significa un patrocinio. La apuesta de Winamax me ha sentado genial, por varias razones.

Obviamente, hace la vida del jugador de poker mucho más fácil, pero también me siento muy halagada por el honor que supone que se hayan fijado en mí y que hayan decidido proponerme este acuerdo.

Me encuentro súper motivada por la etapa que aquí comienza. No he dejado de estarlo nunca, esa es la verdad, ya que me considero alguien que se motiva con facilidad y que le pone entusiasmo a las cosas, pero con este respaldo no sé si estoy aún más motivada, pero seguramente sí que lo vivo con más intensidad.

¿Cuándo comenzaron las conversaciones con Winamax? ¿Hace mucho que el acuerdo lleva cerrado?

Las conversaciones con Winamax empezaron hace tiempo, la verdad. Ahora que lo pienso, diría que empezaron cuando fui a jugar el SisMix (NdE: torneo que se celebró en Marrakech) hace algo así como un año. Es un torneo que me encantaba, y que fui a jugar con muchas ganas.

Desde hace tiempo venía fijándome en todo lo que rodeaba a Winamax. Me encantaba el equipo que habían formado, su software, incluso el espíritu (o no sé muy bien cómo decirlo). Además de todo esto, me flipaba el SisMix como evento.

Ese año fui allí, y recuerdo escribir algo así como que era el mejor torneo que había jugado en mi vida (de bajo buy-in, por supuesto). Podías encontrar torneos desde 300€ hasta 3.000€, todos en mesas 6-Max y encima a reventar de gente. Me parecía el paraíso, máxime a mí que me encanta jugar en mesa corta.

Sin esperarlo, parece que tuvo bastante repercusión ese tuit, los de Winamax se fijaron (aunque evidentemente ya me tenían ubicada) y a raíz de ahí empezamos a hablar un poquito, en ningún caso cosas concretas ni relacionadas con un contrato, solo me propusieron si me apetecía ir a algún evento organizado por ellos y cosas por el estilo.

Cuando finalmente se empezó a hablar de la liquidez compartida en firme, empezamos a hablar de que tal vez podíamos buscar la forma de colaborar juntos y yo me mostré muy abierta a que así fuera, ¿cómo no?

¿Qué crees que significa este nuevo paso en tu carrera?

Para mi carrera esto es, digamos, no sé cómo explicarlo… Es algo ¿bonito? No pretendo ponerme muy “intensa”, pero sí es cierto que me hace especial ilusión porque son ya muchos años los que llevo en el mundo del poker, y obviamente he tenido la suerte de tener patrocinios durante parte de mi carrera, pero no toda.

Todos los que estamos en España sabemos que han sido tiempos difíciles para esta industria, para los jugadores por la legislación que hemos tenido que soportar y las condiciones fiscales, y de alguna manera yo he intentado sobrevivir a esa época, en el sentido de que tuve que volver a España, lo cual fue una decisión complicada. No he estado jugando tanto, por lo que a pesar de no estar en primera línea, que Winamax me haya propuesto esta relación, me hace ilusión. Es como una especie de ¿reconocimiento? a muchos años currándomelo, no solo a nivel de poker, sino también en una faceta de embajadora. No es que yo haya llevado siempre la bandera de “Quiero ser embajadora del poker”, pero sí que soy consciente de que a nivel de “caras conocidas del poker”, más allá de lo que es la mera industria, he contribuido un poco, y supongo que esto es algo que ellos han considerado oportuno y lo habrán valorado a la hora de elgirme.

Eres una jugadora que ya ha pasado por algo parecido anteriormente. ¿Qué hace particularmente especial este patrocinio?

La verdad es que sí, que he tenido la suerte de pasar por algo parecido anteriormente con otros patrocinios, pero como decía anteriormente, quizás justamente el hecho de que esta propuesta llegue en este momento en concreto, en el que tampoco estaba al 100% con el poker, porque la vida la he decidido tomar así, sabiendo que en España las cosas estaban complicadas, lo que hizo que me estuviera dedicando también a otras cosas.

Que a pesar de eso, se hayan fijado en mí, y que hayan querido contar conmigo, es un honor. Supongo que a todo el mundo le hace ilusión que le valoren su trabajo como comunicadora, como jugadora, como embajadora, todo un poco junto.

Está siendo particularmente dulce, porque yo a Winamax le tenía puesto el ojo desde hacía tiempo. Es una sala que me recuerda a los inicios de PokerStars, cuando PokerStars emanaba todas esas cosas buenas, en plan familia, comunidad… El famoso “We are poker” que utilizaron antaño, es más o menos lo que respiro hoy en día. Me siento súper suertuda de estar aquí, y pienso que será una relación “win-win”. Al final, las salas no te están haciendo un favor. Si cuentan contigo es porque creen que puedes aportar cosas positivas, y eso es lo que espero a partir de ahora.

La verdad es que sí, todo apunta a que se avecina una etapa muy molona.

¿Qué papel crees que desempeñará Winamax en el nuevo mercado regulado europeo?

No tengo ninguna duda de que Winamax va a ser un jugador clave en el mercado europeo. Ninguna duda. Me encuentro ahora mismo en Francia jugando un evento de Winamax, y todo lo que veo me hace pensar que lo hacen muy bien. Tal vez mis palabras pierdan credibilidad ahora que soy parte interesada de la compañía, pero es que lo llevo diciendo desde hace muchos años cada vez que he jugado un torneo. Son muy buenos haciendo lo que hacen.

Tienen una visión de futuro y de la industria muy ambiciosa, tienen los medios, tienen las ganas, tienen el equipo. Es decir, a la que les abran las puertas, lo van a petar. Me hace mucha ilusión estar ahí, viviéndolo en primera línea. Noto como entienden el jugador y que les preocupa el jugador profesional, que al final es lo que queremos los que nos dedicamos a esto.

Obviamente, es una empresa privada cuya meta al final será hacer dinero, pero siento que se desviven por el jugador, porque entienden que en el largo plazo, solo van a tener éxito si el jugador está contento, y eso creo que es un leit motive número 1.

Compartirás equipo con grandes jugadores como Davidi Kitai, Mustapha Kanit y sobre todo con Adrián. ¿Qué te parece esta situación?

¿Qué voy a decir de compartir equipo con jugadorazos? Es una pasada. Sobre todo el hecho de lo que voy a aprender. Una cosa buena que tiene el equipo es cómo interactuamos los unos con los otros. Tenemos un montón de chats, hablamos de manos, hay feedback constantemente… Tengo la sensación de que aprenderé un montón a batir mil líneas, enfrentarme a muchos escenarios posibles, y además siempre desde un punto de vista muy humilde.

Yo ya conocía a la mayoría, pero obviamente no había convivido con ellos. Estos días aquí en París sí estoy pudiendo convivir y conocer más de cerca a la mayoría de ellos, y son una pasada de gente. En ese sentido creo que Winamax ha tenido muy buen ojo eligiendo. Me da la sensación que nunca van a ceder su imagen a un jugador que no consideren buena persona que pueda transmitir valores positivos. Todos los del equipo, además de buenos jugadores, son gente estupenda, con humildad y con ganas de seguir aprendiendo, creciendo y mejorando. Veo que hay un espíritu de competitividad y superación buenísimo, desde el punto de vista sano, que nadie me malinterprete.

Ya hablando particularmente de Adri, creo que compartir equipo con él me hará aprender mucho, ya no solo de poker que por supuesto, sino de su actitud. A mí Adri me recuerda un poco a mis inicios cuando tienes esa ambición y esa ilusión que te hace sentir indestructible y te crees que vas a conseguir todo. Es algo que lamentablemente, creo que pierdes con los años. Ahora, viéndole a él, pienso que es algo súper positivo y muy necesario, pero que solo sirve cuando detrás existe el esfuerzo y el curro que él le pone a todo lo que hace. Tal vez antes de formar parte del equipo, no veía el esfuerzo y el empeño que le pone a todo lo que hace, pero ahora viendo lo súper motivado que está, las ganas que tiene de aprender y absorber cosas positivas de todos, veo lo mucho que ha crecido en los últimos años.

Por todo ello, pienso que para mí es una buena oportunidad de aprender y mejorar, pero también de empaparme de esa actitud tan buena con la que Adri afronta todo lo que hace, al fin y al cabo, siempre he dicho que para dedicarse a esto, es necesario tener el “gen de la flipadez” que tal vez yo había perdido hace algún tiempo.

¿Algo que puedas adelantar sobre el desembarco de Winamax en España? ¿Fechas? ¿Planes? ¿Algo?

La pregunta del millón, claro. ¡Ojalá pudiera decir algo! ¡Ojalá se supiera algo ya! Si digo la verdad, ni siquiera es que sea una información que no me dan a mí, es que simplemente no se sabe con certeza. Es decir, se sabe que es inminente. Winamax ya ha hecho todo lo que está en su mano, y ha seguido los pasos necesarios para poder operar en España. Ahora estamos a la espera de que la DGOJ de el “ok” definitivo, y sabemos que será pronto, pero es imposible dar una fecha en concreto, máxime sabiendo cómo funcionan las cosas en España. Sería un “fail” muy épico decir una fecha en concreto y que luego no se cumpla por motivos que no están en nuestras manos.

Lo que puedo decir, porque lo sé, es que será pronto. Bastante pronto… Sé que cuando tienes ganas de que algo suceda, cualquier minuto cuenta. Yo estoy con tantas ganas como todo el resto de España, porque sé que lo harán muy bien, y como decía antes, me apetece formar parte de ello.

Soy optimista ante la nueva etapa que aquí se abre en términos de la liquidez compartida. Creo que se viene ante nosotros un momento dulce para esta industria, después de haber pasado una época muy chunga para todos los actores: jugadores, afiliados, medios especializados… Creo que lo que ahora viene será como una especie de recompensa para los que hemos sobrevivido a estos difíciles años.

Comentarios