Martí Roca: "No creo que mi vida vaya a cambiar especialmente después de este resultado"

El flamante ganador del Main Event de las WSOPE nos habla en exclusiva sobre sus sensaciones tras la victoria y cuáles son sus planes de ahora en adelante.

El pasado 11 de noviembre, cuando en España ya era bien entrada la madrugada, se escribía una nueva página en el libro de oro del poker español con Martí Roca como protagonista.

El catalán se proclamaba campeón del Main Event de las WSOPE celebrado en el King's Casino de Rozvadov después de llegar a éste clasificado a través de un satélite online celebrado en 888poker.es. Martí convertía su inversión inicial de 250€ en más de 1.100.000€, uno de los premios más importantes para el poker presencial de nuestro país, y ni que decir tiene para su palmarés particular.

Este maestro de económicas retirado de su actividad docente por seguir el sueño del jugador profesional de poker, atendía unos días después nuestra petición contestando unas preguntas que nos permita, tanto a la comunidad española como a nosotros mismos, conocer un poco más quién se esconde tras semejante gesta. 

Aquí las palabras de Martí Roca que tan amablemente nos ha dedicado. 

Para quién no te conozca: ¿Quién es Martí Roca? Luzago comentó algunos detalles personales tuyos durante la retransmisión, pero sería bueno que dieras tú tu versión de las cosas. ¿A qué te has dedicado hasta hace poco? ¿Cuándo decidiste dejarlo y por qué? Etc

Soy un chico, hombre o señor de 36 años ya, que tiene una novia con la que vivo en pareja, como si estuviéramos casados pero sin todo ese trámite en el que no creemos demasiado. Tenemos una niña de casi 3 años de edad, y mientras estaba en Rozvadov me enteré que viene otra criatura en camino. Mi mujer está de solo dos meses, por lo que todavía no sabemos qué vendrá, si un chico o una chica.

Hasta hace poco, mi vida profesional ha estado dedicada a la docencia, ejerciendo como profesor de instituto de Formación Profesional principalmente, en ámbitos relacionados con la economía, derecho y de más, aquí mismo, en Mataró, en un instituto municipal.

Estando en Rozvadov me enteré que iba a ser padre de nuevo

El mundo del poker lo empecé a explorar como tantos y tantos otros, es decir, los viernes por la noche, entre amigos, jugando partidas caseras por un puñado de euros. Esto debió ser hace unos siete años aproximadamente. De ahí empecé a explorar a través de Internet, leyendo foros, registrándome en EducaPoker, y dándome cuenta de qué se podía llegar a hacer con esfuerzo y constancia.

Aquí hace falta decir también que desde siempre me han llamado mucho la atención y me han atraído mucho los juegos de estrategia, así que claro, encontrando uno en el que además se puede llegar a ganar dinero, pensé que como mínimo había que intentarlo.

Pasados unos tres años de empezar a dar mis primeros pasos en el mundo del poker, me di cuenta que podía llegar a ganar al cabo del mes un dinero parecido al que estaba ganando con mi trabajo, así que como en esos momentos disfrutaba mucho más del poker que de mi trabajo de profe, decidí dejarlo aprovechando que por entonces no tenía las responsabilidades familiares y económicas que puedo tener hoy en día.

Tu carrera pokersítica: ¿Cómo empezaste en el poker? ¿Cuándo? ¿Qué juegas hoy en día habitualmente? 

Como decía antes, mi primer contacto con el poker empezó entre 2010 y 2011 jugando con amigos, pero a raíz de ahí, sí recuerdo empezar a tomármelo más en serio, jugando principalmente por Internet y construyendo una pequeña banca desde abajo, como se aconsejaba en la escuela, vamos.

Empecé jugando cash short-stack, un juego que recuerdo muy básico, A-B-C, pim-pam-pum, que no podría decir que fuera especialmente creativo, pero que me sirvió para hacerme una pequeña banca de unos 500€, y fue por entonces cuando descubrí que existían los MTT.

Jugando A-B-C conseguí construir mi primera banca

La verdad es que ni había reparado en esa pestaña donde ponía “Torneos”. Cuando jugaba, me limitaba a abrir las mesas donde solía jugar, pero descubrí que había torneos donde por 2€ podía ganar 700€ o 1.000€. Esto me llamó la atención, por lo que los empecé a jugar los torneos y pronto me empezó a ir bastante bien. De hecho, siempre me ha ido mejor en torneos que en el cash, aunque me dedique al cash (risas). Cosas de la vida…

La banca fue creciendo poco a poco hasta llegar a unos 3.000€, hasta que a finales de 2011 pegué un pinchazo bastante importante para mí. Quedé 3º en un Sunday Storm Special Edition de 11$ donde gané 57.000$ y poco después llegó la regulación y con ella las “.es”.

Me empecé jugando los Sunday Special cuando todavía tenían unos premios importantes a ver si caía otro “bolón”, pero nada. Por entonces, el tráfico del cash todavía era decente, pero lo tenía bastante olvidado, así que me puse a jugar S&G, normalmente de 20€ y 50€, no los Hyper-Turbo, sino los Turbo. La banca seguía creciendo a un ritmo bastante “correcto”, ayudada por algunos pinchazos medios en torneos de las “.es”.

Luego llegó un día en el que me conseguí clasificar online para el Estrellas de Madrid (todo un éxito para mí) y me fui con “acidb0y” (Albert Macià), David Sáez y Xavi Cantero, todos ellos regulares de “.es”. Allí me di cuenta que todos ellos jugaban cash, algo que les permitía tener libertad de horarios, jugar cuando les daba la gana y además, como eran buenos, ganar bastante dinero. Por todo ello, volví a replantear mi vuelta a las mesas de cash, sumado a que por entonces ya empezaba a tener planes familiares con mi pareja.

Me pasé al cash, dejando un poco de lado los S&G donde siempre tenía que estar pendiente de si se inscribía gente, si había buen tráfico en mi stake, etc, y seguía jugando también los MTT más importantes. A partir de ahí he ido ganando en las mesas de cash e incrementando mi banca, pero como te decía, sin llegar a “crushear” los niveles, eso es así.

Actualmente regular de cash NL100 y NL200 tanto en PokerStars.es como en 888poker.es y de vez en cuando juego torneos. ¿Qué pasa? Que los torneos siempre me han apasionado, pero por temas de horarios y tal, no puedo jugarlos tanto como me gustaría. Lo curioso es que creo que donde tengo mejor ROI es en los torneos.

Una vez clasificado a través de satélite, ¿cómo planteabas la experiencia de las WSOPE antes de empezar el torneo? 

Pues recuerdo que me clasifiqué en agosto, justo mientras se estaba celebrando el PokerStars Championship de Barcelona, donde empecé a jugar un poco más fuerte, jugando incluso mi primer Main Event de 5.000€, bancado como otras veces, pero aprovechando la inercia que llevaba de 2016, donde a nivel de resultados fue muy bueno para mí.

Gané el CEP de Peralada, gané bastante en las pocas sesiones de cash en vivo que jugué, seguí ganando a buen ritmo en torneos online… Vamos, que 2016 fue un año en el que salieron muy bien las cosas para mí. Pinché un Special de PokerStars, dos Gran Domingos de 888poker.es, hice una mesa final del Super Jueves, que es un torneo que no suelo jugar. En definitiva, que hice una cantidad de dinero bastante importante, lo cual me permitió plantearme este 2017 más cargado de eventos “gordos”.

Podríamos decir que todas mis “gambleadas” de 2017 me han salido mal, hasta ahora… Todas esas “gambleadas” que yo no diría fuera de banca, porque soy muy conservador con ella, pero sí más “fuertes” de lo habitual, habían salido mal. También fui a Londres a jugar “.com” con un amigo en el pasado SCOOP y palmé bastante pasta.

Resumiendo, que el año no estaba yendo nada bien pese a plantearlo como un paso al frente en mi carrera, así que cuando me clasifiqué para el Main Event de las WSOPE me lo planteé como una experiencia nueva y una forma de intentar arreglar el año si conseguía un pinchazo “normal”, no sé, de unos 30.000€ o algo así, no el bolón que acabó siendo.

Decidí entonces viajar un poco antes de que llegara la fecha del Main Event para jugar algún evento más y aprovechar así el viaje, porque si viajo solo para el Main y me bustean el primer día, como me pasó en Barcelona, ¡vaya gracia! Jugué el Colossus y el Mini One Drop donde hice mini-cash, y entonces llegó el Main donde las cosas ya empezaron a ir mucho mejor desde el primer momento.

¿Qué tal la experiencia en el King's Casino? ¿Qué tal tu primer evento WSOP?

¿Qué voy a decir? Mi primera experiencia en el King’s Casino ha sido buena, inmejorable diría yo, aunque al mismo tiempo debo decir que lo que es la ciudad y el entorno es poco menos que un esperpento. Me hubiera gustado mucho más clasificarme para un evento del tipo Praga, Londres o algún sitio bonito de este estilo, quizá porque por muy “fricky” del poker que me considere, siempre que viajo me gusta visitar el lugar, hacer de turista, ir aquí y allá, tal vez porque empecé en el poker ya con 29 años y con bastante vida recorrida a mis espaldas.

Lo que es mi experiencia en el casino la definiría como muy buena. Para el jugador, el King’s es muy cómodo, pero hasta llegar al Main no estaba runneando nada. Perdí tres cajas en el cash, la bala del Colossus, la del Mini One Drop… Vamos, que como decía antes, decidí ir a las WSOPE para arreglar el año, y hasta el Main lo que estaba haciendo era empeorarlo, pero bueno (llorito típico).

¿Coincidiste con algún jugador en tu camino hasta los días decisivos que te impactara especialmente? 

Pues diría que lo único que me impactó a lo largo del torneo fueron las pestañas de Maria Ho… ¡Ho-der si son largas! Esto me tenía un tanto desconcertado, la verdad… Nah, ahora en serio, me llamó la atención coincidir con algunos de los buenos jugadores que allí estaban, pero por el hecho de constatar que efectivamente eran buenos jugadores y no por lo mitificados que pudiera tenerlos, véase Niall Farrell, Kevin MacPhee, Jack Salter, Katchalov, etc.

La buena noticia en este sentido fue poder constatar, una vez coincides en la mesa con todos estos grandes jugadores, que la distancia que hay entre ti y todos ellos, es mucho más pequeña de lo que se puede pensar en un principio, lo cual tiene todo el sentido, pues llevo ya bastante tiempo jugando a un nivel medio. Quizá el que más miedo o más respeto me daba era Farrell, sobre todo cuando después de estar short se puso bien de fichas, pero bueno, justo en ese momento me dieron AA contra KK y me lo acabé cargando, así que ese respeto duró poco.

Quizá el que sí que me pareció especialmente bueno fue “Tonkaaaa” (Parker Talbot), pero de nuevo, tuve la suerte de tener una mano contra él donde lo dejé bastante frito.

Llegados a la fase decisiva, ¿en qué momento pensaste que podías lograr algo grande? ¿Hubo algún punto de inflexión en concreto?

El primer objetivo siempre fue llegar a premios. De hecho, ese es siempre mi objetivo en los torneos. Lo admito, soy un “nit” de corazón. No tiendo a ser el típico jugador que se pone muy cargado de puntos en la burbuja de premios o algo así. Soy un “in the money player”, y una vez llegados a premios, sí que suelo buscar situarme lo mejor posible.

Soy un "in the money player". El primer objetivo era entrar en el dinero

En este torneo, no fue una excepción. El objetivo era llegar a premios. La “putada” fue que justo antes de que explotara la burbuja me sentaron en mesa televisada, por lo que mi estrategia de hacer mis “nit folds” no la podía hacer. Bueno, “hacer” siempre puedes hacer lo que quieras, pero quedaba un poco mal foldear de más en ese momento. Pese a mi planteamiento inicial, en esa mesa “runeé” bastante bien, gané AJ contra A5 (standard), luego gané  As Qs contra  Ad Qd (no tan standard) y justo después gané un bote muy grande en el que eliminé a Ole Schemion donde ligué escalera con  Js Ts contra escalera inferior cuando me defendió la ciega con  6s 5d y cayó  9d 8c 7s .

A partir de ahí dejé de estar “scared money” viendo que los premios estaban ya casi asegurados, por lo que pude atizar un poco la burbuja y diría que ponerme líder por primera vez en el torneo. Fue a partir de aquí cuando cambién mi planteamiento inicial, y lejos de conformarme con entrar en premios me puse como objetivo llegar a la mesa final.

Creo que fue éste el punto de inflexión, cuando por primera vez rodeado de cámaras y a poco de entrar en premios, me puse líder cuando tal vez pensaba que más me podía “acojonar”. Cosas del run…

Mucha gente se interesa, y le gustaría saber, cómo llegaste a realizar ese magnífico "call" con tercera pareja en la mesa final. Si pudieras explicar tu proceso de pensamiento, estaría genial.

Es la mano que todo el mundo está comentando (risas). No, ahora en serio, me pude quitar un poco la etiqueta de “nit” y quedé súper contento de comprobar que mi lectura fue buena y efectivamente llevaba farol en su mano. Menos mal que no acabó siendo un “paga fantas”…

El planteamiento en realidad fue sencillo, bueno, tal vez no sencillo en ese momento, pero a mí ahora me lo puede llegar a parecer. Partamos de la base de que él estaba limpeando mucho y yo “pusheando” mucho. Mi rival estaba limpeando algo así como el 95% de la baraja, sobre todo lo que no esperaría que hiciera nunca sería subir con las buenas y limpear las malas, esto no tendría ningún sentido. Él quería atraparme, que yo “pusheara” mi QTo, mi K9o o mi K8s, y él buscaba atraparme con su KJ, KQ, AK, AQ, manos de ese tipo.

Entonces, cuando él abre esta mano (de las pocas que abrió) tengo claro que no tiene una mano especialmente fuerte. Podría llegar a tener algún AK o algún AQ en el que no quiera darme equity, pero me parecía raro que lo hiciera. Aquí empecé a pensar que él no tenía una mano fuerte por lo que decidí defender mi Q5o (lo cual creo que es estándard, aun con pocas ciegas). Vino un flop KQ2 con un “flush draw”. Él “cbetea”, pagué sin pensar demasiado. Cae un 6 que completa color. Ahí ya sí tuve una decisión complicada, porque si me apostaba tendría que pagar sin muchas ganas, porque al no tener corazón mi mano iba a mejorar muy pocas veces en el river. Mi rival decide “checkear behind”, algo que me había fijado que estaba haciendo bastante a menudo cuando me pinchaba el turn. Cuando se dio ese check, pensé que o bien estaba abandonando por completo la mano o tenía una mano media, tipo un 6x o algún posible AK o AQ en el que pudiera llevar un corazón, pero pensé que ese tipo de manos las hubiera apostado por protección. Al final se da ese “behind”, y para mí la mano quedó bastante “face up” como una mano débil.

También me había fijado en manos anteriores que su estrategia era ver muchos flops limpeando mucho, para intentar poner presión sobre mí en las cartas comunitarias, pero la verdad es que dicha presión la fue poniendo de una forma bastante “random”, por fuerza bruta, sin analizar si sus decisiones estaban siguiendo una línea lógica o no y si estaba explicando una historia creíble. Creo que fue ahí donde él más se equivocó.

Volviendo a la mano, en el river cayó un As, que obviamente es una muy mala carta para mí, porque podía llegar a tener bastantes ases jugados así. Me di check, esperando que él hiciera lo mismo con su parejita o mano que acabara rindiendo, pero ¿qué pasa? Que me overbetea all-in. El primer instinto fue foldear, pero si te paras a pensar dices: “¿Qué tiene?”. Empecé a descartar manos. JT no la podía tener porque la hubiera limpeado; AK tampoco porque hubiera beteado el turn; AQ un poco lo mismo, podía llegarla a tener en alguna ocasión, aunque me parecía complicado; la única mano que me podía cuadrar era algo tipo A6, que hubiera ligado unas dobles en river y que había decidido enchufarlas.

Aún así, él tiene que saber (y es lo que pensé) que este as es muy malo para mí, de tal modo que no creo que con una mano muy fuerte me quisiera presionar tanto… Tanto, tanto como para ponerme “all-in”. Más lógico hubiera sido hacerme una apuesta que yo pudiera llegar a pagar en esta secuencia. No sé si mi planteamiento es acertado, pero es lo que yo hubiera hecho ante un board potencialmente tan “scary” para mí.

Al ir “all-in”, y siguiendo con mi lectura de que se estaba pasando de presiones post-flop sin demasiada l, estuve pensando un poco y me di cuenta que la historia que me intentaba contar no me cuadraba para nada; muy pocos combos encajaban con la secuencia y decidí pagarle, también pensando que si había llegado hasta ahí siguiendo mis instintos y mis lecturas, era momento de cazarle el farol y cambiar la tendencia del momento, y eso hice. Afortunadamente, salió bien.

Has entrado a formar parte de un club muy selecto. Solo tres jugadores del poker español habían ganado hasta ahora un brazalete (Mortensen, Adrián y César). ¿Qué se siente al ingresar en ese pequeño colectivo?

Estoy muy fuera de todo este rollo de estadísticas, récords y tal. La verdad es que ni me había parado a pensar en esto. Ya pasados unos días, me siento más orgulloso del torneo que hice, por cómo jugué en un torneo en vivo, que de la estadística como tal. Como me considero todavía un jugador principalmente online, en algunos torneos den vivo había hecho alguna “fishada” seria, me desconcentraba más, me había temblado el pulso en algún farol, cosas de este estilo. En cambio en este torneo, no fue así.

Tal vez fue por la propia magnitud del torneo que te obliga a dar tu “A Game” o tal vez porque según iban pasando los días iba intuyendo que podía hacer algo grande, incluso sin apenas dormir, porque los tres últimos días, aunque me acostaba y procuraba respetar las horas de sueño, hacía el “zombie” en la cama pero sin lograr pegar ojo. Supongo que fue la adrenalina lo que me mantuvo a flote.

Más que por la estadística, el brazalete me sirve para reinvindicarme a mí mismo

Dicho esto, lógicamente que ingresar en este pequeño colectivo es un orgullo muy grande porque te sirve como reivindicación a cómo has decidido hacer las cosas hasta el momento, aunque también lo considero una cuestión del azar. Seguro que había un montón de jugadores tanto o más preparados que yo que lo podrían haber ganado. Esta vez me tocó a mí, nada más.

Otro club al que también ingresas es al de los premios millonarios, donde también están Sergio Aido, Andoni Larrabe, Fernando Pons... ¿Cómo va a cambiar tu vida a raíz de ganar esta gran suma de dinero? ¿Te planteas jugar más torneos? ¿Piensas seguir jugando online? ¿Cuáles son tus planes a corto-medio plazo?

Pues si te digo la verdad, no tengo muy claro que mi vida vaya a cambiar especialmente. Ya tenía una banca detrás que me había forjado durante estos últimos años. Obviamente que esto es una inyección muy grande. Hay que recordar que jugaba por alrededor del 40% de mi torneo, teniendo en cuenta la parte que hay que descontar de impuestos y algo de acción que decidí vender, así que me quedará algo así como 500.000€ limpios, lo cual sigue siendo una bomba para mí, pero no creo que vaya a servir para cambiar la planificación que ya tenía prevista.

Para dar un salto y convertirse en regular de los mejores torneos del mundo, hace falta la banca (algo que sí ha mejorado) pero también hace falta el nivel. Hay que ver si tengo el nivel para jugar a ciertos niveles o no, y yo, que me sigo considerando un “onliner” me sé bastante bien esta lección. Mi día a día creo que seguirá siendo el cash online, que es donde creo que todavía tengo mucho margen de mejora, sobre todo en mi juego post-flop donde creo que tengo “leaks” graves y es donde me pienso centrar.

Sí que me servirá este pinchazo para tomarme unos cuantos días de descanso y cuando llegue el PokerStars Championship a Barcelona o si me apetece viajar a algún torneo, pues lógicamente me lo podré permitir, pero mi día a día creo que seguirá siendo el mismo que era. Me podré permitir algunos torneos más o jugar algunos más caros cuando vengan los grandes circuitos a Barcelona, como el PokerStars Championship o el partypoker Millions que vendrá próximamente, pero de nuevo, jugaré torneos si y solo si creo que tengo edge.

La próxima semana pienso ir al Casino Costa Brava a ver amigos que tengo allí y poder celebrarlo, jugaré el CEP de Peralada para intentar defender título y jugaré el Christmas Poker de Barcelona, de manera que habré pisado en las próximas semanas los casinos de Cataluña por donde más me suelo mover y donde más gente me conoce.

Por lo demás, el plan es pasar las Navidades en familia, rodeado de mis amigos y poder celebrarlo con todos.

Es evidente que luciste los colores de 888poker durante todo el torneo por tu condición de clasificado online. ¿Ha existido ya alguna conversación para tratarte como jugador patrocinado o algo similar?

Cuando te clasificas online, 888poker te hace firmar un contrato en el que te comprometes a llevar su branding cuando eres visible (algo que ya se pudo ver en la mesa televisada) y en el que también te comprometes, si te conviertes en ganador, a representar la marca en mínimo tres eventos. Como cabe imaginar, firmé pensando “sí, claro, lo que tú digas” pero al final, se hizo realidad, así que próximamente viajaré a Madrid con motivo del CNP que patrocina 888poker.

Más allá de eso, no ha habido ninguna conversación a día de hoy. No sé si la habrá, al fin y al cabo solo hace unos días que he llegado a casa, pero en este punto, así es como están las cosas.

Pues Martí, te damos las gracias por atendernos tan amablemente y una vez más, la enhorabuena por tu triunfo. Que sigan los éxitos.

Muchas gracias a vosotros y un saludo.

Comentarios