Los mercados estatales en peligro en USA: California

Cerramos el repaso al panorama en Estados Unidos con un ejemplo de lo que está por venir, el estado donde se dibuja el futuro del poker online en el país.

Por importante que sea el bagaje de lo conseguido en los tres años transcurridos desde que el Departamento de Justicia revisó la Wire Act y abrió la posibilidad de que los estados exploraran la explotación del juego online, lo que está más en peligro por culpa del ataque de Sheldon Adelson a nivel federal es el futuro.

En un país tan moralista como los Estados Unidos, el tema del juego siempre ha sido espinoso, y que los estados carguen con las consecuencias políticas de establecer el mercado del juego online es un alivio para Washington.

Pero para considerar encaminado el tema del juego online, es necesario que un mayor porcentaje de territorio y población tengan acceso a él, y preferiblemente en alguno de los estados más poderosos del país.

California es el compendio de todas las necesidades y problemas que un mercado así puede acumular. El el lado positivo, con 38.000.000 de habitantes y un presupuesto en consonancia, California es mayor que una centena de los países de todo el mundo. En el negativo, la amalgama de intereses alrededor del juego es más enmarañada que en cualquier otro lado, con actores tan decisivos como las tribus indias, los hipódromos, las grandes industrias del juego físico y la lógica atención de los gigantes del juego online.

Aparte de las especiales características de este territorio, también ha destacado en el aspecto legislativo. Las diferentes partes llevan intentando imponer sus posiciones a través de proyectos de ley  presentados en los dos últimos años e incluso en la presente legislatura. Hasta ahora, por su parcialidad, no han tenido la más mínima oportunidad de salir adelante.

Hasta las últimas semanas. Pocos días después de que se conociera el inicio del proceso legislativo de la ley prohibicionista de Adelson, llegó a las dos cámaras legislativas de California una copia del tercer proyecto de ley de legalización del juego online que se cuela en la agenda de sesiones de 2015. Pero este tienen un sesgo muy especial.

Han sido presentadas a la vez por el senador Isadore Hall y el asambleísta Adam Gray. Ambos son los presidentes de la Comisión de Organización Gubernamental en ambas cámaras, y estos comités son los encargados de revisar los temas relativos al juego antes de decidir si tendrán audiencia plenaria.

Además, ahora mismo no son más que un esqueleto, proyectos incompletos diseñados para poder ser programados en la actual temporada de sesiones que cerraba su cupo el 27 de febrero, y que pretenden ser rellenadas con las enmiendas consensuadas durante su estudio. Porque este es el gran giro que se está dando en la política californiana sobre el juego online: el consenso.

Los casinos más importantes, el Bycicle y el Commerce, la sala más grande, PokerStars, y varias de las 13 tribus indias que persiguen un pedazo de la tarta del mercado se han unido para conseguir poner las bases de un acuerdo que pretende asegurar ahora la legalización del mercado y dejar las discusiones sobre su composición aparcadas hasta iniciar la redacción de los textos regulatorios. Asegurar su existencia ntes de pretender dirigirlo.

Como apunta OnlinePokerReport, sigue pendiente el tema de los hipódromos y la intención de varios futuros operadores de vetar la presencia de PokerStars a través de la llamada “cláusula del mal actor”, por lo que no está asegurado el compromiso, pero nunca se había avanzado tanto a nivel parlamentario.

Adelson, el enemigo común, parece ahora mucho más preocupante que cualquier diferencia que antes separara a los futuros operadores en California. Y si California se adelanta, será muy difícil que ningún político a nivel federal quiera involucrarse en los asuntos internos de la perla de la costa oeste.

Comentarios