Los mercados estatales en peligro en USA: Nueva Jersey

La campaña para la prohibición del juego que está financiando Sheldon Adelson amenaza el presente y el futuro del poker online en muchos estados.

La noticia de que la propuesta legislativa para prohibir el juego online en Estados Unidos puede tener visos de llegar a materializarse llega en medio de un clima de cambio para los mercados estatales que ya están en funcionamiento en el país. Y también para los que están por venir, obviamente.

En California los proyectos de ley para regularizar el juego crecen como hongos, Nevada y Delaware están a punto de estrenar la liquidez compartida y en Nueva Jersey las cifras globales repuntan y nuevos operadores se suman a las operaciones. Ninguna de estas actividades estaría permitida si Adelson consigue llevar adelante su plan para aniquilar el juego online en Estados Unidos.

Empecemos por echar un ojo al trabajo realizado en Nueva Jersey, el estado que aglutina el 90% del juego online que hay actualmente en marcha en territorio estadounidense. 

El de la Costa Este fue el primer estado entre los que aglutinan un porcentaje significativo de la población del país en regularizar el juego online. Nevada y Delaware fueron pioneros, pero su importancia demográfica es incomparable a Nueva Jersey. Otros muchos de los nichos de población más voluminosos, como Nueva York, Pannsylvania o la misma California, siguen muy de cerca el desarrollo de un mercado que, por su propia naturaleza, es un laboratorio de pruebas perfecto para ellos.

El crecimiento del juego online en Nueva Jersey se estancó rápidamente, antes de que la nueva legislación cumpliera siquiera medio año de vida. A los juegos de casino les dio tiempo a duplicar su volumen de negocio, pero el poker online cayó incluso por debajo de sus cifras iniciales, con unas pérdida de ingresos cuantificable en un 29% a día de hoy.

En un calco del comportamiento de los mercados cerrados europeos en los últimos meses: las plataformas de casino han empezado a mostrar signos de recuperación, mientras que sin liquidez, el poker languidece.

Con el cierre de varios casinos que optaron a licencia en el estado, la renuncia a incluir el poker online en su oferta de algún otro y el cese del negocio de Ultimate Poker y Betfair, las posibilidades de jugar al poker online en Nueva Jersey se redujeron a PartyPoker, compañero elegido por el casino más importante en lo que a poker se refiere de todo el estado, el Borgata. y las salas de las WSOP y 888Poker, la representación en el mercado del giante empresarial Caesars Entertainment. 

No hace mucho, WSOP.com y 888poker llegaron a un acuerdo interno para compartir liquidez, por lo que básicamente las opciones son dos: o jugar en 888 o en la red Party.

Pero ahora el proceso se está empezando a revertir. El futuro, en caso de materializarse en su versión más optimista, es mucho más halagüeño. 

El repunte estacional de las Navidades ha venido acompañado de la noticia de la concesión de la licencia a Pala Interactive, una empresa muy ligada a la industria local de California. Y nunca hay que olvidar que PokerStars ha expresado por activa y por pasiva su interés en operar allí, pese a la sospechosa oposición política en la que muchos implican al omnipresente Sheldon Adelson.

Con los datos de OnlinePokerReport en la mano, hay que declarar al Borgata como vencedor a los puntos sobre Caesars, en este estado. Entre las salas de poker, la del Borgata sigue generando solo la mitad de volumen que su casino, mientras que la diferencia es menor en los libros de cuentas de Caesars.

El Tropicana, que no ofrece poker, acaba de superar al Borgata al frente de la recaudación por juegos de casino desde que se abrió el mercado en noviembre de 2013.

Febrero marcó un crecimiento del 8,5% mensual y 22% interanual. La aprobación de la RAWA le costaría a los casinos de Nueva Jersey dejar de ingresar más de 11.500.000$ al mes, y subiendo. 

Comentarios