Phil Galfond nos actualiza en qué punto está “el proyecto de su vida”

La idea de lanzar Run It Once Poker sigue adelante, y para ello, Galfond ha pasado las últimas semanas en Malta, tomando decisiones que afectarán al lanzamiento de la nueva sala.

El pasado mes de septiembre de 2016, una noticia sacudió la industria del poker como pocas lo habían hecho hasta la fecha en los últimos años. Phil Galfond, uno de los personajes más respetados y admirados de la escena del poker de alta competición anunciaba a los cuatro vientos la idea de poner en marcha una nueva sala de poker “que valorase a todos los jugadores”. 

Creemos en ti, Phil.
Creemos en ti, Phil.

Dada la situación que atraviesa la industria del poker actual, y más específicamente en lo que se refiere al poker online, que es -guste o no- la cantera en la que se curten la mayoría de jugadores que hoy en día llegan a lo más alto, no podía haber una mejor noticia para este “ecosistema”. Así lo valoró el propio Raúl Mestre en una entrada de su videoblog dedicada específicamente al anuncio de Galfond.

El monopolio en el que vive instalado PokerStars, unido a la remota posibilidad de que otra sala haga siquiera un atisbo de sombra, ahora que Full Tilt Poker pertenece a la sala de la pica roja, hace de este mercado un lugar inexpugnable para cualquier intrépido que se aventure a explorarlo, sin embargo, si hay alguien que puede contar con el respaldo, la financiación, los conocimientos y el prestigio necesario para intentarlo, ese sin duda es Phil Galfond. 

Aquel anuncio realizado a través del blog de Run It Once (la escuela de poker que él mismo desarrolló e inauguró cuatro años atrás) sacudió a la comunidad de poker arrojando un hilo de luz para todas las partes de la industria: jugadores que no comulgan con los últimos cambios propuestos por PokerStars en términos de rake, recompensas y otras políticas; afiliados que ven en Galfond una nueva vía de negocio ayudando a promocionar su nuevo proyecto; aficionados que buscan empezar a jugar pero que se ven cohibidos por la dureza que encuentran en las mesas, y en definitiva, todo el mundo de la industria que saben, porque es la mar de lógico, que la competencia siempre traerá cosas positivas para el usuario medio. 

Desde septiembre, Galfond no ha dado demasiadas explicaciones sobre el punto en el que se encuentra su proyecto, más allá de un breve post publicado unos días después a su anuncio, en el que manifestaba que el objetivo del lanzamiento era hacerlo “algunos meses más tarde del anuncio”, teniendo en cuenta que éste -repetimos- se hizo en septiembre. 

Los escépticos llegaron a pensar que la carencia de noticias por parte de Galfond eran sinónimo de que las trabas que se había ido encontrando le habían llevado a desistir en el intento, pero nada más lejos de la realidad. El americano, con el comienzo del año, ha dedicado un extenso post en su portal para contar a todo el mundo el punto en el que se encuentra todo, además de explicar buena parte de sus sensaciones según la idea va tomando forma.

El post es extensísimo, y a todo el que domine el inglés le invitamos a que le de una leída, pero hemos considerado oportuno resaltar los extractos más interesantes de cada punto que Galfond comenta. La parte en la que pone en situación a los lectores sobre cómo arrancó Run It Once, sus ambiciones y lo bien que les han ido las cosas en los últimos años la pasaremos por alto, pues no es ese el tema principal que nos importa.

Vayamos directos a la parte en la que nuestro protagonista, cuatro meses atrás, anunció a la comunidad sus planes de futuro. Se llegó a plantear no hacer anuncio alguno, más allá del momento en el que el proyecto fuera una realidad y decir “Et voila”, pero esta opción se le antojó muy remota, sabiendo que una gran herramienta para escuchar opiniones e ideas, era poner al corriente a la comunidad sobre lo que estaba tramando. Fue entonces cuando empezó a experimentar sensaciones muy dispares. 

¡Aterrorizado!

¡Dios mío! ¡Todo el mundo parece haber depositado unas grandes expectativas en mí!

Parece que todo el mundo piensa que RIO Poker tendrá unos términos y condiciones con los que se sentirán identificados, pese a que éstas todavía no han sido hechas públicas. 

La comunidad parece creer en mí, y esto hace que me sienta un poco fuera de control. Tenemos todo un equipo humano trabajando en atención al cliente, integridad del juego, desarrollo del software, etc, sin embargo parece que mi nombre irá por encima del de todos ellos, y eso que son personas a las que ni siquiera conozco personalmente. 

A Galfond la situación le superó un poco. Su cabeza iba a cien mil kilómetros por minuto, dándose cuenta de la responsabilidad que iba a recaer sobre sus hombros. Mucha gente mostrando grandes esperanzas en lo que estaba gestando, sin embargo, había que ponerse en mil escenarios posibles que podían llegar a darse, lo que generó cierta ansiedad en nuestro protagonista.”

Esto demostró a Galfond que, lejos de involucrarse en aspectos generales delegando las cosas más concretas al equipo humano que ya había detrás de la idea, iba a tener que involucrarse de forma mucho más personal de lo que había considerado en un principio. 

Evitaré extenderme demasiado en sobre en qué punto deja todo este proyecto a mi carrera de poker, porque eso me llevaría escribir otro post de 2000 palabras; simplemente diré que hoy por hoy, siento que me tengo que centrar en Run It Once Poker durante los próximos meses, por lo que las mesas deberán esperar.

En marcha

Una de las primeras cosas que Galfond ha podido comprobar durante las últimas semanas es que el principal tema que hay que tocar, sobre el que se sustenta todo, es el desarrollo del software, si bien esto no se limita a una cuestión técnica que los desarrolladores deban llevar a cabo, sino que hay muchas decisiones previas que hacer antes de que los técnicos empiecen a poner ceros y unos por aquí y por allá: políticas, oferta de juego, y un largo etcétera. 

Después de nombrar un equipo de gestión de la poker-room, ubicado en Malta, Galfond se dio cuenta que trabajar con un cambio horario de nueve horas, era algo imposible de gestionar.

Tenía previsto visitar Malta entre enero y febrero para conocer personalmente las oficinas de RIO Poker y el personal contratado en los últimos meses, sin embargo sintió que ese viaje, y esa estancia en el país mediterráneo debía adelantarse, pues la presencia de Galfond era cada vez más necesaria en el cuartel general. 

Malta

Galfond aterrizó en Malta a principio de noviembre, donde pasó algunas semanas. 

Mi primera interacción con el equipo al completo fue una comida grupal que organizaron a mi llegada. Había trabajado con la mayoría de ellos en los últimos tiempos, pero apenas conocía a ninguno personalmente, solo vía e-mail o chat. 

Esa fue la primera ocasión en la que sentí que todo el mundo a mi alrededor me estaba tratando como si yo fuera el jefe. ¡Era algo nuevo para mí!

Nunca antes me había sentido a cargo de nadie. A cargo de decisiones tal vez sí, pero no con gente a mi cargo. En RIO, siempre que alguien necesitaba, delegaba en Dan, mi socio. En Malta, simplemente pensaba sentir a un equipo de personas trabajando en el mismo proyecto, cada uno con su rol específico, pero no fue así.  Digamos que ahora veo las cosas de forma diferente. 

Yendo al trabajo

Cada día en Malta iba a la oficina con nuestro CEO. Cogíamos el bus entre 8 y 8:45, estábamos en la oficina hasta entre 6 y 8, y luego trabajaba un poco desde casa, hasta las 10 o así. 

Esto era algo completamente nuevo para mí. Nunca he tenido una jornada de trabajo convencional de 9 a 5 y mucho menos una jornada de 9 a 9. Como cabe imaginar, esto me dejaba complemente exhausto cada día. ¡Suerte que existe el café!

Quedé tocado

Este es un extracto de un e-mail que Phil Galfond envió a su familia justo después de su primer día en la oficina:

Ha sido un poco surreal para mí conocer a todo el mundo que trabaja en la oficina. He estado trabajando y haciendo cosas para esta compañía desde Estados Unidos desde hace bastante, y sabía que habíamos contratado a todas esas personas, pero hasta ahora solo había trabajado directamente con 4 o 5 de ellos. Reunirme con ellos y conocer más sobre la historia que hay tras cada persona y lo que están haciendo por nosotros, por nuestro proyecto, viendo cómo cada uno de los equipos trabaja al 100%, escuchando a la gente entusiasmada por lo que estamos creando y ver cómo aman el trabajo que están llevando a cabo… Es una sensación chulísima. 

La mayoría de gente se ha trasladado a Malta expresamente para llevar a cabo este trabajo, y los que ya estaban allí, parecen igual de entusiasmados e involucrados en el proyecto como el resto. Casi todos ellos han trabajado previamente en esta industria durante bastante tiempo, pero siento que la cultura de la “start-up” que hemos construido, está haciendo que este trabajo sea más excitante para todos ellos. 

RIO en 2017

Llegamos a la parte que seguramente todo el mundo estaba esperando. ¿Tiene Phil Galfond noticias que dar en cuanto a plazos o cuándo esperan que Run It Once Poker vea la luz? No demasiadas, pero algo comenta en su post. 

Este próximo año va a ser toda una aventura para mí. Espero vivir muchos sentimientos y estados de ánimo distintos: excitación, frustración, orgullo… Muchos restos, mucho días de duro trabajo y noches cortas. Seguro que aprenderé mucho sobre cómo gestionar un negocio y me conoceré un poco mejor a mí mismo. 

No me he hecho ningún tipo de ilusión sobre la magnitud que debería alcanzar nuestro proyecto. Ya hemos superado muchos objetivos, y seguro que superaremos muchos más.

Me hubiera encantado poder daros una fecha garantizada de lanzamiento, pero no puedo. Estoy contento sobre el ritmo que van tomando las cosas y el punto en el que se encuentra todo hoy en día, pero siento que nuestro objetivo original, es decir, el primer trimestre de 2017, será imposible de alcanzar. 

Os mantendré informados sobre cualquier información de relevancia que os pueda interesar. Con este post, simplemente quería que supierais que la idea de Run It Once Poker sigue con más fuerza que nunca. Ahora sé que contamos con el equipo correcto para llevarlo a cabo. 

¿Cómo te dejan todas estas líneas escritas por el puño y letra de Phil Galfond? ¿Qué esperas de este proyecto? ¿Cuándo verá la luz? ¿Dónde operará? Montones de interrogantes que esperemos Galfond nos pueda solucionar pronto. 

Comentarios