Phil Galfond planea poner en marcha una nueva sala de poker “que valore a todos sus jugadores”

El jugador americano lanzó anoche un comunicado anunciando que “dará lo mejor de si mismo” en este proyecto que piensa iniciar inminentemente.

El mercado de las salas online, desde que Full Tilt Poker prácticamente se eliminó de la ecuación cuando estalló el Black Friday, ha estado dominado por un casi monopolio en manos de PokerStars.

Cuando Full Tilt Poker “era lo que era”, con un software amable el cual muchos jugadores preferían incluso por delante del de PokerStars, y con una oferta tanto de mesas de cash como de torneos, más que interesante, había cierta competencia por saber qué sala era la líder en aquellos momentos, sin embargo, hoy en día, con Full Tilt siendo propiedad de “la casa grande”, esa cuestión tiene una respuesta demasiado sencilla de contestar.

Al margen de PokerStars, el resto de salas como 888poker, PartyPoker o tantas otras de la red iPoker pelean por ser “la primera de las segundas”, un colectivo al que parece ser pronto les saldrá otro competidor, o quién sabe si la idea es competir de tú a tú con PokerStars.

Phil Galfond, en las últimas horas, ha anunciado a través de una entrada en el blog de Run It Once, que tiene intención de crear una nueva sala de poker, definiéndolo como “el proyecto más ambicioso de su vida”. Detalles muy concretos no ha dado, ni en cuanto a fechas ni tampoco en cuanto a la oferta que piensa dar a los jugadores, pero sí ha mencionado en comentarios posteriores que no está en sus planes ofrecer juego a ciudadanos de Estados Unidos, y que “asegurar los fondos de los jugadores es una de sus mayores prioridades”.

La entrada en el blog, con cierto aire emotivo, decía lo siguiente:

Una sala de poker debería poner en valor a sus jugadores.

Debería valorar a los jugadores recreacionales por el dinero que están dispuestos a poner en la línea de salida para así jugar a un juego que le gusta. Por elegir el poker por delante de otras aficiones, y por elegir una sala en concreto por delante de otras salas.

Debería valorar al aficionado y al semi-profesional, por la liquidez que ofrecen y por el crecimiento del juego. Por demostrar que el poker en realidad es un juego de habilidad. Por promover el juego del poker entre los fans, estudiantes, seguidores y suscriptores.

Una sala de poker debe creer en el sueño del jugador de poker como si de una carrera profesional se tratara. No debe atender a los profesionales por delante del resto de jugadores, pero sí debe hacer cambios en sus políticas pensando en la viabilidad de que ese sueño pueda cumplirse.

Una sala de poker debe ser una gran experiencia para sus usuarios tanto por sus software como por todo lo que rodea al resto de la empresa […]. Se trata de construir un entorno divertido y atractivo, del cual todos los tipos de jugadores disfruten jugando en él.

Una sala de poker debe ser transparente. No debe responder a cada pequeña idea, pensamiento o deseo de sus jugadores, pero se debe hacer lo posible para explicar su plan de acciones. No se puede tratar de complacer a todos al hacer cambios al hacer cambios que puedan perjudicar a la empresa, pero no debe ignorar a su público. Debe ser considerado responsable de las acciones que tome. Debe ser capaz de dar las explicaciones oportunas por tal de que sus clientes puedan comprender sus razonamientos.

Una sala de poker debe creer en la justicia […]. No se debe permitir que los jugadores honestos, profesionales o recreacionales, tomen ventaja de otros explotando ciertas reglas. Se debe intentar poner freno a las prácticas abusivas y evitar que se hagan trampas de cualquier tipo. 

Una sala de poker debe ser ágil en este entorno online siempre cambiante. Debe tener nuevas ideas para la mejora constante. Hay que responder a los nuevos avances tecnológicos que continuamente van apareciendo. A los nuevos problemas hay que responder con soluciones creativas.

Una sala de poker debe entender que no tiene que perder para que los jugadores ganen. Salas de poker, profesionales y no profesionales, todos tienen sus propias metas / deseos / necesidades, y esta lista de factores no tienen por qué ser excluyentes los unos de los otros. Es posible aplicar políticas que sigan siendo win-win-win, o win-win-empate. La búsqueda de estos cambios nunca debería parar.

Una sala de poker no debería nunca obsesionarse sobre en qué punto se encontraba el poker hace cinco o diez años. Debería ser capaz de crear una economía sostenible en las condiciones presentes. Debe ser capaz de seguir adaptándose al clima y el ecosistema actual.

Quiero un sitio justo, honesto y transparente para el poker, y que crea en el sueño que yo mismo he vivido. 

Voy a dar lo mejor de mí mismo.

Estaremos muy atentos porque esto puede ser algo que de un giro al poker tal como hoy lo conocemos. Veremos la magnitud de ese giro.

Suerte Phil.

Comentarios