Rajoy reinventa Eurovegas con acento oriental

El Presidente del Gobierno cerró un acuerdo con el multimillonario asiático Wang Jianlin para retomar el proyecto de Eurovegas, lo que supondría una inversión millonaria para nuestro país.

Como todos ya sabemos, la semana pasada Mariano Rajoy se encontraba de viaje oficial por China. No sabíamos muy bien cuál era el cometido de ese viaje pero con el paso de los días, y según las informaciones se van filtrando, resulta que el presidente del ejecutivo estaba cerrando una inversión que podría traer capital extranjero hasta la Comunidad de Madrid. 

"Mi despacho lo quiero allí". / Reuters
"Mi despacho lo quiero allí". / Reuters

Según leemos en ElConfidencial, Mariano Rajoy podría haber cerrado un acuerdo con el multimillonario chino Wang Jianlin, mediante el cual el hombre más rico del continente asiático invertiría en nuestro país una buena cantidad de millones construyendo un complejo de ocio, el cual está previsto que también cuenta con algún casino. 

El propietario de Wanda Group, entidad que cuenta con 166 centros comerciales, 55 hoteles de cinco estrellas, parques temáticos y varios estudios de cine, era el hombre más poderoso económicamente hablando del continente asiático hasta la salida a bolsa del grupo Alibaba. Su fortuna se estima en más de 16.300 millones de dólares.

Según la información que baraja ElConfidencial, hace meses que portavoces del Gobierno negocian con la gente de confianza de Wang. Al parecer, la persona que ha estado pilotando el proyecto ha sido Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio. El encuentro que tuvo lugar días atrás entre Rajoy y Wang Jianlin sirvió básicamente para estrechar las manos de los dos “mandamases”. 

Ningún portavoz del Gobierno ha querido hacer manifestaciones al respecto desde que se filtrara la noticia, sin embargo, las fuentes conocedoras del acuerdo apuntan a que el proyecto se instalaría en los mismos terrenos en los que no quiso construir Adelson su Eurovegas, y constaría de hoteles, centros comerciales, viviendas y algún centro de juego. 

En un alarde de poderío y para demostrar que su intención de invertir en España no es un "farol", Wang, en lo que parecía una mera visita de ocio a nuestro país, cerró la compra del Edificio España en Madrid, un rascacielos de 25 plantas ubicado en la Plaza de España y que hasta ahora era propiedad del Banco Santander. La operación le costó 256 millones de euros, y está previsto que tal inversión sirva para construir un hotel y apartamentos de lujo. 

Veremos de ahora en adelante cómo evoluciona esta noticia, y si el Gobierno decide ponerla en conocimiento de la población, y cuándo.  

Comentarios