Las redes arden tras un error en el software de partypoker y Patrick Leonard se erige portavoz de la sala

Un fallo técnico en el día 1A del partypoker Millions provocó una controvertida decisión que no gustó a todo el mundo. Patrick Leonard intentó dar la cara ante la comunidad.

El pasado domingo 3 de diciembre se celebró en el lobby online de partypoker el día 1A del $5.200 partypoker Millions, torneo con 5 millones de dólares en premios garantizados y al que el grueso de la comunidad acudió con ganas de participar en un gran torneo online.

Dio la cara.
Dio la cara.

Lo que aquí vamos a intentar narrar relacionado con este partypoker Millions poco tiene que ver con la opinión. Nos intentaremos ceñir a los hechos y enumerarlos de la forma más neutra posible, pues entendemos que se trata de un caso muy puntual en el que seguro ninguna de las partes intentó actuar de mala fe, si bien a la postre hubo personas que se vieron afectadas. Lo ocurrido fue lo siguiente.

El día 1A estaba previsto a la duración de “x” niveles, sin embargo, un fallo en el software de partypoker, hizo que en el momento en que el torneo debía pausarse, se continuó jugando para sorpresa de los jugadores que supuestamente habían logrado su pasaporte al día 2. Ante esta anómala situación, como es lógico, los jugadores que seguían con vida siguieron jugando hasta que un moderador apareció en el chat de las mesas para anunciar que el torneo iba a pausarse definitivamente. Hasta que eso sucedió, pasaron unos 30 minutos “extra”.

Según se ha detallado en redes sociales, cuando se supo de esta situación, Patrick Leonard y otras personalidades relacionadas con partypoker intentaron contactar de urgencia con el poker-room manager de la sala para pausar automáticamente el torneo, situación que como decimos ocurrió unos 30 minutos más tarde de lo previsto.

Al día siguiente, cuando la plana mayor de partypoker analizaba lo sucedido, tomaron una decisión que no fue del agrado de todo el mundo. La sala echó atrás en el tiempo y cerró el día 1A con la fotografía que había en el momento exacto en el que debería haber terminado el torneo, es decir, con los stacks y supervivientes de ese preciso instante, invalidando todo lo ocurrido en los 30 minutos añadidos que jamás deberían haberse jugado de no ser por el error en el software de partypoker.

Lógicamente, esta situación benefició a unos pero perjudicó enormemente a otros. Uno de los “pesos pesados” que elevó la queja a las redes sociales fue Paul Volpe, cuyo “caballo” perdió gran parte de las fichas acumuladas en los últimos minutos del día:

Wow! Alguien a quien banco parcialmente jugó el día 1A del partypoker 5 millions garantizado el pasado domingo. Acabó el día con 8 millones de fichas. Aparentemente el torneo duró un nivel más de lo que estaba previsto y ahora la sala decide que todo lo que pasó en ese último nivel no cuenta. Empezará el día 2 con 2.5 millones en lugar de los 8. Esto no puede ser verdad. ¿Piensan también dejar en juego a los jugadores que bustearon en ese último nivel? Situación muy confusa. Terrible decisión”.

El tuit de Volpe fue la antesala a un cruce dialéctico que comenzó Shaun Deeb, asegurando que Patrick Leonard, una de las caras más reconocidas de la sala hoy en día, aparecería a buen seguro por las redes para poner solución a esta polémica. Efectivamente, Leonard apareció para poner en contacto lo ocurrido:

  • 1- El torneo debería haber acabado 30 minutos antes.
  • 2- Se jugó un nivel de más
  • 3- En ese tiempo, algunos bustearon y algunos acumularon fichas
  • 4- Decidimos restaurar los stacks en el punto en el que el torneo “debería” haber acabado
  • 5- Añadimos 25k extra como compensación

Y añadía:

Entiendo perfectamente lo triste que pueden sentirse algunos jugadores que consiguieron acumular muchas fichas en ese tiempo, pero eso no debería cambiar demasiado. El torneo nunca debería haberse seguido jugando, del mismo modo que tampoco debería cambiar para los que bustearon, a los cuales se les ha devuelto el EV perdido. Creemos que nadie ha sido perjudicado intencionadamente. Fue un “bug” del sistema, pero el resultado final siempre debería haber sido el mismo. Se trata de una desafortunada situación en la cual no hay demasiado que podamos hacer al respecto más allá de intentar añadir una compensación por las molestias y el tiempo perdido.

Además de esta argumentación, Patrick Leonard comenta en tuits sucesivos que se consensuó con otros jugadores patrocinados por la sala como Fedor Holz y Sam Trickett, alcanzando la decisión de llevar a cabo la medida por la que finalmente se optó. A esto, Paul Volpe contestaba con lo que en su opinión debería haberse hecho:

¿Por qué simplemente no os limitasteis a alargar el nivel extra jugado en los siguientes días 1?

Leonard no tardó en contestar a Volpe que ese era el planing previsto y se limitaron a mantenerlo. Este razonamiento le costó varias críticas, pues algunos le tachaban de partidista al tener varios “caballos” que podrían haberse visto beneficiados por la toma de decisiones, pero en honor a la verdad, hay que decir que Leonard dio la cara en todo momento pese a que otros jugadores como Taylor Paur también mostraron su disconformidad.

La noche y la polémica en general se cerró con un amplio argumentario de Leonard en el que volvía informar a la comunidad de las acciones llevadas a cabo y cuál fue el razonamiento que siguieron para tomar esta decisión. A esto, algunos “pesos pesados” de la comunidad contestaron agradeciendo la transparencia mostrada por el británico en todo momento (Joe Ingram fue uno de los varios ejemplos).

Expuestos los hechos, es muy posible que cada uno pueda tener una opinión al respecto y nosotros nos limitaremos a poner la pregunta sobre la mesa: ¿Qué hubiera sido mejor? ¿Alargar el resto de días 1 para equiparar los niveles al día 1A o retroceder en el tiempo y mantener el plan inicial.

Que cada uno opine.

Comentarios