Sam Trickett: "En Macao se han jugado botes de hasta 50 millones de dólares"

El embajador de partypoker comenta en una entrevista lo desmesuradas que se han vuelto las partidas privadas en el sureste asiático.

Que lo sucede en las grandes partidas de cash celebradas en Macao (el 'Big Game', como se suele conocer) es algo prácticamente opaco donde apenas salen datos fiables a la luz, es algo que ya hemos repetido hasta la saciedad.

En las grandes salas de Las Vegas como son la Bobby's Room del Bellagio o la Ivey's Room del Aria, siempre suelen aparecer algunas "estrellas" de Instagram como Gus Hansen, Patrik Antonius o incluso Dan Bilzerian para compartir a través de las redes sociales lo que allí sucede, aunque seguro que no nos enteramos ni de la mitad, sin embargo, esto no ocurre en el sudeste asiático, por lo que el aura de misticismo entorno a las grandes partidas de cash es todavía mayor. 

Muy de vez en cuando aparece alguna voz autorizada derramando algún dato de lo que allí sucede, al fin y al cabo las grandes partidas son casi siempre privadas y rara es la vez que un occidental participa sin invitación previa. Uno de los que suele parar mucho por Macao es Sam Trickett, quien recientemente ha concedido una entrevista al Daily Mirror en la que ha hablado sobre aspectos diversos, entre ellos este de las grandes partidas.

El jugador con más éxitos de la historia del poker británico, subcampeón en The Big One for One Drop en su edición inaugural donde Antonio Esfandiari se llevó más de 18 millones de dólares, se convirtió a partir de entonces en un habitual de las mesas de cash más altas de Macao. Sin embargo, parece que Sam Trickett no ha evolucionado a la misma velocidad que las partidas que allí se juegan:

Solía jugar aquellas partidas cuando eran algo más pequeñas, pero a día de hoy se han convertido en partidas completamente desmedidas. Demasiado para mí, diría. 

He visto de todo, incluso botes de 20 millones de dólares. Estaba yo jugando con un amigo mío y le coló un farol gigante a un empresario asiático que estaba con nosotros sentado. Creedme. No quieres intentar un farol a un millonario asiático a quien normalmente se la pela perder dinero si puede de vez en cuando cazarte. Pero hay alguno que todavía lo intenta.

Tengo amigos que siguen jugando allí las partidas más altas y algunos me cuentan que se han llegado a jugar botes de 50 millones de dólares.

A día de hoy, el estilo de vida "Montaña Rusa" no va conmigo. Las primeras veces que experimentas esa sensación es genial, pero si lo intentas 50 veces, acabará no siendo divertido. Prefiero jugar partidas altas pero que pueda soportar. Os puedo asegurar que no es una sensación agradable perder un bote grande en una partida donde no deberías estar jugando por el nivel de la misma. Cuando algo así afecta a tu estado de ánimo, es momento de recapacitar. 

Vistas las palabras de Sam Trickett, uno podría pensar que esta medio retirado y jugando partidas en vivo de NL1000, pero nada más lejos de la realidad. La semana pasada se le pudo ver jugando en el King's Casino una partida de PLO donde las ciegas eran (como mínimo) 2.000€/4.000€, y donde estuvieron sentados Matt Kirk, Leon Tsoukernik, Bobby Baldwin, Rob Yong y Tony G. 

Comentarios