Un ‘tufo’ de las políticas migratorias de Trump se asoma por el mundo del poker

Unas declaraciones de Bart Hanson criticando a “los europeos y sudamericanos de raza blanca” que llegan a Estados Unidos para jugar a poker aparecen en las redes sociales.

No vamos a descubrir nada nuevo afirmando que en Estados Unidos, desde la llegada de Donald Trump al poder, la política migratoria y las relaciones con sus países vecinos, principalmente con México, ha sufrido unos grandes cambios en comparación con la “era Obama”.

Ya sabemos de qué pie cojea el 45º Presidente de Estados Unidos. El tono supremacista de su discurso es algo más que evidente, que concuerda perfectamente con sus actos desde que llegara al poder en enero de 2017. Lo que nos costaba imaginar es que su discurso llegara a tener calado en la industria del poker. Aunque no sea algo que haya tenido un eco especialmente mediático, sí nos ha parecido importante resaltar algo ocurrido en las últimas horas, y que deja de manifiesto un evidente “tufo” a la forma de pensar de Donald J. Trump.

No nos referimos a cuando Loren Kleins ganó su tercer brazalete de las WSOP este pasado verano y posó en su foto de ganador luciendo una gorra de MAGA (Make America Great Again), al fin y al cabo es libre de tener la ideología política que quiera, pese a que esto no gustó nada a Vanessa Selbst quien le criticó con dureza.

El protagonista de estas líneas es Bart Hanson, quien se define como fundador, propietario y profesor de Crushlivepoker (un portal de dudoso éxito donde se asesora a los jugadores que quieren mejorar en su carrera como jugador en vivo) y que presume en su biografía de Twitter de haber alcanzado cinco mesas finales en eventos WSOP, pese a lo cual su mayor resultado data de 2007 por valor de 58.570$.

Datos biográficos al margen, lo que nos ha llamado la atención ha sido un vídeo que ha dejado caer en sus redes sociales donde se intuye muy claramente cuál es su posición cuando se habla de los jugadores que, llegados desde más allá de las fronteras americanas, aparecen regularmente en Estados Unidos para participar en algunos de los torneos o festivales más importantes como puedan ser las WSOP.

El vídeo en cuestión tiene una duración de 2 minutos 20 segundos. Se trata de una conversación entre Hanson y William Hung (quien al parecer intenta pedirle consejo sobre una mano jugada en una mesa de cash 5/10$). La conversación empieza con Hanson reconociendo que muy habitualmente habla mal de los jugadores europeos aunque matiza “no lo hago porque sean europeos o extranjeros, es algo que va más allá”. Sostiene que aquellos que suelen llegar hasta California, un estado con clara tradición en juegos de apuestas como pueda ser el poker, está perdiendo el aire “recreacional”. Las mesas que encuentra han perdido el aire lúdico y de divertimento, una denuncia que podría ir al hilo de lo que denunció “Tsunamy” en nuestro país semanas atrás, pero que escondía tras de si una afirmación muy distinta y que destapa el verdadero motivo de su teoría. Estas palabras suceden a partir del minuto 1’30’’ del vídeo:

[…] Esto es lo que más me putea de todo, al margen del hecho de que en realidad, no se puede hacer nada al respecto.

Ya sabemos todo lo que pasa en este país en referencia a los temas políticos y más concretamente a la inmigración. La gente, europeos y sudamericanos de raza blanca quebrantan la ley en ese sentido. La mayoría de ellos vienen aquí (a Estados Unidos), específicamente para beneficiarse de nuestro dinero y no lo hacen mediante un visado de negocios. Entran a Estados Unidos con un visado de estudiantes o con un visado turista, mintiendo al agente de aduanas que les pregunta el motivo por el que están intentando acceder a nuestro país. Eso es así de claro.

No creo que el gobierno contemple cambiar esto, porque seguramente no crean siquiera que el poker se puede jugar con objetivo económico, solo como un “gambling” más, pero creo que deberían considerarlo, aunque no creo que haya mucho que se pueda hacer.

En realidad, lo que a Hanson le debe molestar es haber perdido cierto “profit” en las mesas por la llegada de jugadores venidos de más allá de sus fronteras. ¿O tal vez no recuerda que gracias a la internacionalización del poker y por lo tanto a la globalización del mismo, eventos como las WSOP han crecido exponencialmente hasta convertirse en lo que son hoy en día?

¿Se extenderá este sentimiento en la comunidad americana? Queremos pensar que no, pero habrá que estar atentos.

Comentarios