¿Valen todos los brazaletes lo mismo?

Durante la celebración de las WSOPE, Phil Hellmuth recapacita sobre qué brazaletes cuentan para el ranking global, y si se debería hacer alguna distinción de aquí en adelante.

Cada vez que llega la celebración de una nueva edición de las World Series of Poker Europe, como sucede en estos momentos, o cuando se celebró la primera cita en que las WSOP se mudaron al hemisferio sur para estrenar las WSOP-APAC, hay un debate que vuelve a estar en boca de todos los jugadores habituales de estos circuitos.

¿Brazaletes de primera y brazaletes de segunda categoría?
¿Brazaletes de primera y brazaletes de segunda categoría?

¿Deben contar todos los brazaletes lo mismo?

La polémica viene dada porque algunos eventos que han entregado brazalete tanto en Europa como en Australia, no han llegado a reunir un field suficientemente grande y duro como para que ganar ese brazalete goce de la distinción suficiente. Por lo menos, ese es el punto de vista de algunos jugadores.

Si hay alguien que sabe de brazaletes, ese es sin duda Phil Hellmuth, quien atesora el récord hasta el momento con 13 pulseras de oro en su haber.

Los compañeros de Bluff Magazine le han preguntado sobre esta situación en este vídeo que a continuación os incrustamos.

En mi opinión, hay dos brazaletes que nadie debería poner el tela de juicio. El de Daniel [Negreanu] que consiguió en Australia, y el mío que gané aquí el año pasado. Sin duda, estos deben contar.

A partir de aquí, podemos abrir el debate y discutir sobre qué eventos y qué brazaletes cuentan para el ranking y cuáles no. ¿El de Ivey en Australia? Bueno, sabemos que fue un evento con 80 jugadores de juegos mixtos. Por supuesto que Ivey es un jugador excepcional, y su brazalete debe contar, lo que no tengo tan claro es si los que se entreguen en la próxima edición de las WSOP-APAC deberían contar.

Considero que se debería crear un consejo de jugadores con seis o siete caras conocidas, y decidir antes de ir a Australia, si esos brazaletes cuentan o no.

A buen seguro que Daniel no tendría ningún problema en formar parte de ese consejo, yo tampoco, pero no tengo tan claro si Ivey estaría dispuesto a ese compromiso.

Creo que debemos trazar una línea en algún sitio, y considerar cuáles de esos brazaletes tienen el mismo peso que los que se entregan en Las Vegas  y cuáles no. Por supuesto que los que se entregaron la pasada primavera en Australia deben contar, pero la cuestión es si consideraremos válidos o no los de próximas ediciones.

Una vez Hellmuth deja esto dicho, a mí personalmente me asaltan ciertas dudas, ya que si nos ponemos "más papistas que el papa", tampoco se debería considerar con el mismo valor de cara a la estadística, al ganador de un Main Event de las WSOP que se mide a más de 6.000 jugadores, que al jugador que gana un brazalete de -por ejemplo- Seven Card Razz, que por mucho que se juegue en Las Vegas, aglutina un field de unos 300 jugadores.

En mi opinión es complicado marcar una línea y hacer distinciones entre qué brazaletes cuentan y cuáles no, ya que si nos ponemos así, tal vez también se debería discrepar entre los entregados antes del "Efecto Moneymaker", cuando los fields eran mucho menores que en la actualidad.

Veremos si la idea del consejo que comenta Hellmuth finalmente se convierte en una realidad, y de ser así, qué criterios deciden para realizar estas distinciones.

Mientras eso ocurre, nos gustaría escuchar tu opinión, por lo que te invitamos a utilizar los comentarios de esta entrada para dejar tu punto de vista personal.

Comentarios