WSOP 2018Mario Prats consigue la redención ganando el octavo brazalete para el poker español

El jugador catalán se ha hecho con la victoria en el Evento #45: $1.000 NLHE Big Blind Antes Turbo llevándose un premio por valor de 258.255$.

Hoy el poker español escribe una nueva página en su libro de historia, y lo hace con letras doradas, como el nuevo brazalete que Mario Prats ha ganado hoy desde Las Vegas y que supone el octavo en el palmarés del poker de nuestro país.

Mario une su nombre a los de Carlos Mortensen, Adrián Mateos, César García y Martí Roca sumando así la octava pulsera de oro para nuestro poker. Lo ha conseguido tras imponerse en el Evento #45: $1.000 NLHE Big Blind Antes (30 minute levels) el cual tuvo una participación de 1.712 jugadores y generó un prize-pool de 1.540.800$ de los cuales 258.255$ fueron a parar al bolsillo del catalán.

El segundo y definitivo día de este Evento #45 reunía a 41 jugadores, entre los que se encontraban dos españoles: el propio Mario y Lánder Lijó “tua133”. Los dos tuvieron arranques dispares. Mario sufrió bastante cuando a partir de las 12:00h del mediodía se dio la orden de empezar a repartir, mientras que Lánder pronto empezó a sumar fichas a su stack a base de ir cargándose rivales.

Sin embargo, según el field se iba despejando, la tendencia de ambos cambiaba. Lánder perdió con  Qc
Qd
contra  Ah
7s
por un montón de fichas, lo que le dejaba al borde del precipicio, al tiempo que Mario se cargaba a Joseph Cheong con  Ah
8c
contra  Ad
Kc
. Estas últimas manos les hacía a ambos llegar a mesa final en situaciones completamente opuestas: Mario líder y Lánder como el jugador con menos fichas.

Una vez había quedado formada la mesa final oficial, la cual para Lánder empezaba con 5 ciegas, le perdíamos del concurso. Después de varios “pushes” que no encontraron pagador, cuando se movió “all-in” desde MP con  As
2h
sí recibió el “call” de Michael Wang con  Ac
Qs
. Ahí acabaría el torneo de Lánder Lijó que firmaba así una novena posición que le valió para ingresar 20.202$ en su primera caja de las WSOP 2018.

Ya sin el donostiarra en el tapete, todas las buenas vibraciones las dirigíamos a la figura de Mario que poco a poco fue tomando mayor ventaja sobre sus rivales, aprovechando su posición de liderazgo y los saltos de premios que empezaban a quemar a los rivales.

Martin Staszko fue su primera víctima de la mesa final, pero no la última. Después de que DJ MacKinnon cayera en las garras de Matthew Hunt, Mario se llevó por delante a Gregory Worner  conectándole un “pato” en el flop para que su A2 pudiera con el A7 del americano.

A partir de ese punto, ya nada paró a Mario. Las ciegas estaban altísimas, los stacks efectivos cortísimos y prácticamente cada mano se jugaba preflop, limitándose las decisiones a pagar o foldear. Así se fue cargando a los que quedaban en la mesa. Primero Mark Schluter en quinta posición, luego a Michael Wang al flip de AK contra 33 y a continuación rindió buena cuenta de Sebastian Dornbracht cuando éste pagó con  Ks
Kd
el open-push de Mario con  As
4h
. Sin embargo, los patos estaban valientes y después de un flop  8d
5s
3s
cayó un  2h
en el turn que dejaba servido el heads-up.

Éste comenzaba con ventaja de 6:1 a favor de Mario, pero pronto esa ventaja se redujo cuando Matthew Hunt consiguió doblarse, situación que no sirvió de nada. El heads-up duró tres manos: una que el americano abrió y Mario se tiró, la del “double-up” y la que acabaría significando la victoria del catalán.

Limpeaba Matthew Hunt en la SB, Mario pasaba. Caía  5c
4s
7d
donde Mario jugaba al check/call ante la apuesta de una ciega de su rival. En turn salía un  9d
que ambos jugadores dejaron sin acción. En el river aparecía un  8d
. Mario apostó 400.000 puntos, su rival le pusheó los 3.170.000 que le quedaban cuando había conectado escalera con  Tc
6s
y Mario le pagaba al toque con su  Qd
6d
. El torneo había acabado.

De esta forma, Mario Prats encontraba la redención a su actuación del año pasado. El catalán venía de lograr una segunda posición en el Evento #58: $1.500 NLHE que le supuso un premio por valor de 244.611$. Se pensaba que nunca más podría enfrentarse a una situación parecida, pero ni siquiera 12 meses más tarde, no solo pisaba otra mesa final, sino que la acababa ganando.

Estas fueron las impresiones de Mario una vez certificado su triunfo.

El poker español vuelve a ganar un nuevo brazalete (y ya van ocho) pero estamos convencidos de que lo mejor está todavía por llegar. ¡Enhorabuena Mario!

Evento #45: $1.000 NLHE Big Blind Antes Turbo
Jugador Premio
1. Mario Prats (ESP) 258.255$
2. Matthew Hunt (UK) 159.532$
3. Sebastian Dornbracht (ALE) 114.909$
4. Michael Wang (USA) 83.663$
5. Mark Schluter (USA) 61.580$
6. Gregory Worner (USA) 45.828$
7. DJ MacKinnon (USA) 34.486$
8. Martin Staszko (RCH) 26.245$
9. Lánder Lijó (ESP) 20.202$

Comentarios