Ajedrez y póquer

Como muchos sabeís, hay una buena cantidad de jugadores, aficionados o profesionales, que pasan del mundo del ajedrez a la afición por el póquer. El ajedrecista de más calidad que se dedica profesionalmente al póquer sea, casi seguramente, Alexander Grishcuk, quien juega eventos internacionales de póquer de alto nivel patrocinado por Unibet. Otros ilustres que llegaron a los naipes desde el tablero, son Dan Harrington, Erik Seidel o Howard Lederer; en el ámbito nacional, Juan Carlos 'El Matador' Mortensen, ganador de un evento principal tanto de las WSOP como del WPT, Fernando 'Kasparoso' Martín, campeón de España hace dos años, o Rubén 'Boltrok' Alzola, colaborador habitual de póquer-red, también eran jugadores habituales de ajedrez antes de descubrir el póquer.

alexander grischuk

Pero bueno, todo esto, muchos, ya lo sabeís. En todo caso, hay una página patrocinada por Unibet llamada PoquerAjedrez que habla mucho de este tema en general. Más en particular, me gustaría llamar la atención sobre un artículo de Venezuelanboy, que tiene ya algún tiempo, sobre la similitud y las diferencias del póquer y el ajedrez. Os dejo un párrafo que representa bastante bien sus ideas: (por cierto, el artículo vino originado, en parte, por esta crítica de un jugador de ajedrez, el GM ruso Oleg Korneev, a la cantidad de dinero enorme que se mueve en los torneos de póquer)

Volviendo al tema, la preparación de un ajedrecista de alto nivel, si nos atenemos al concepto de deporte, es sumamente fuerte. Todo el mundo piensa que competir en el ajedrez es sólo mover unas piezas sobre un tablero cuadriculado contra otra persona. Recuerdo que una vez hablando de poker con un fuerte Maestro Internacional de ajedrez argentino y radicado en Barcelona, este me dijo "bahh! es que el poker no me llama la atención, eso de ir tirando cartas y cartas hasta que te lleguen unos ases...". Sin embargo, eso es como decir que conducir un coche de fórmula uno es como montar bicicleta, nada que ver. Aparte del cuidado de la condición física (recuerdo que hace unos 13-14 años, cada vez que jugaba un torneo de ajedrez clásico de 7 o 9 rondas, perdía alrededor de 2 a 4 kilos, aunque parezca increible es cierto), el estudio de la teoría del ajedrez es simplemente radical. Todos los días la teoría ajedrecistica cambia, lo que hoy es una buena jugada o idea que otorga ventaja decisiva, mañana puede ser que esa misma jugada o idea sólo te dé igualdad o peor aún te deje inferior. Aunque con el avance de los programas informáticos el estudio se ha hecho mucho "más fácil" que, digamos, hace unos 10-15 años. Aún así, a pesar del estudio de las aperturas y el estudio exacto de los finales con pocas piezas, el medio juego sigue dando mucho de que hablar y es allí donde un jugador de alto nivel o élite, destaca dentro del resto de nosotros los mortales al encontrar una jugada o una nueva idea que cambié el valor de dicha posición y para ello se deben invertir horas y horas de estudio que en muchas ocasiones resultan vanas, pués es posible que esa idea no se pueda poner nunca en práctica al no darse las varientes en sí o que otro jugador la utilice antes que él o pasen varios años hasta que al fin pueda usarla. Generalmente un jugador de alto nivel tiene un entrenamiento de unas 5 a 8 horas diarias, depende de qué tan alto quiera llegar. En el poker aunque pasa más o menos lo mismo, si se quieren llegar a ver muchas manos y muchas situaciones, hay quienes juegan las mismas horas con hasta 10, 20 0 más mesas abiertas a la vez.

Y es que, aunque mucha gente lo desconoce, el entrenamiento de los ajedrecistas de élite es extremadamente duro, incluso en el plano físico, donde realizan un entrenamiento muy serio para aguantar la tensión de los larguísimos match y el desgaste psicofísico que conllevan. Como os digo, el artículo en cuestión es muy interesante para los que estén interesados por el ajedrez a un cierto nivel; aquí os dejo el enlace al artículo completo.

Comentarios