La Baraja

La semana pasada me regalaron una baraja. En el autobús. Ya se que no es una noticia
de alcance mundial. De hecho ni siquiera es la primera vez. Hace un par de años
ya me habían regalado otra. En el mismo bus. Pero esta vez era diferente. La baraja
era de póquer.

Tranquilos, no me vio nadie cara de ludópata. El regalo era
para todos los pasajeros. Un detalle sin importancia. Sin embargo, ese detalle
puede tener su trasfondo. Hace años regalaban barajas españolas
y ahora las regalan de póquer ¿Quiere esto decir que de verdad esta poco
a poco el póquer entrando en España al asalto? ¿Será la enésima
exportación que hagamos del "american way of live"?

Quizás sea fruto de una percepción subjetiva, pero me da la
impresión de que el póquer esta empezando a calar. Documentales en la tele.
Reportajes en revistas. El tirón de jugadores carismáticos como los Pelayo.
Y libros sobre el tema, pronto en español. Incluso retransmisiones por
televisión en canales minoritarios. Y porque no decirlo, un auge en las paginas
de internet hispanas sobre el tema.

Como colofón, el otro día estuve hablando de Texas Holdem con
un amigo tras "confesarle" mi afición. Había visto jugar a "eso"
en un día en al tele. Bueno, el sostenia que en esto del Holdem era muy fácil
ganar. Si de verdad lo pensase, supongo que jugaria en lugar de solo mirar ¿no?
Pero ese no es el caso. El tema es que pude hablar con alguien sobre Texas Holdem.
Algo único en mi especie.

Cuando empecé en esto en esto me sentía como un bicho raro. Como una excepción. Cada vez me veo mas como un adelantado a mi tiempo. Yo llegué antes que la marabunta.

Si os ha gustado tanto como a mi el artículo de Fikker, y queréis saber más sobre sus aventuras, os recomiendo que os paséis por su propio blog Fikerpoker.

Comentarios