Robar las ciegas

Hoy era el día elegido para continuar con la serie de artículos
sobre la selección de manos, pero una vez me he puesto a trabajar, me
he encontrado que sólo hablando de una de las acciones típicas
en estas situaciones, el robo de las ciegas, he llenado un artículo entero.
Así, que os presento un avance de lo que será el extenso artículo
sobre el juego desde las posiciones finales en una mesa de póquer. Espero
que os guste.

La agresividad es clave

Un aspecto que debemos tener claro desde las últimas posiciones de una
mesa, es que si no ha entrado ningún oponente en la mano, cualquier mano
medianamente jugable merece una subida por nuestra parte. Estoy hablando de
manos tan débiles como J7o ó 67o. Esto es así, porque no
habiendo dentro ningún oponente hay una amplia posibilidad de que nuestra
agresividad consiga que las ciegas abandonen. Es lo que se denomina robar las
ciegas.

Hacer call en esta situación, salvo que las ciegas no se vayan a ir
ni a punta de pistola, es una jugada horrible, ya que estás permitiendo
que tanto la ciega pequeña como la grande entren con basura que de otra
forma hubieran desechado. Ni siquiera me parece acertado jugar despacio (slowplay)
un monstruo de mano como AA, puesto que tus rivales siempre van a esperar que
estés robando con basura, y si tienen cualquier jugada decente te van
a dar mucha acción, resubiendo con manos como AJ o KQ. Sinceramente,
prefiero ganar las dos ciegas con AA, que darles cancha y que me resuban el
river con sus dobles 72.

Sin ligar el flop

Una vez asumido que la jugada óptima en esta situación, donde
ningún otro oponente ha entrado, es subir, debemos tener igualmente claro
que nuestra única opción es ser agresivos en el flop, apostando
en el 100% de los casos donde nos haya visto alguna ciega, y nos ceda el turno
haciendo check. Incluso sin ligar nada, gracias a esta apuesta nos llevaremos
una gran cantidad de botes puesto que las probabilidades de que nuestro oponente
haya ligado son también escasas.

Pongamos un ejemplo. Subimos desde el botón con J style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />7 style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazon"
src="images/heart.gif" />, y nos ve la ciega grande con Q style="width: 13px; height: 11px;" alt="diamante"
src="images/diamond.gif" />8 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />. El flop decanta K style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />4 style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazon"
src="images/heart.gif" />6 style="width: 13px; height: 11px;" alt="pica"
src="images/spade.gif" />. La ciega grande pasa, y nosotros apostamos. En la
mayor parte de los casos, y tratándose de jugadores pasivos como suele
suceder en los límites bajos, nuestro rival dejará la mano, que
en este caso y en muchos otros, será mejor que la nuestra. Hemos ganado
este bote siendo agresivos, porque amigos, la agresividad es la reina del holdem.

Ahora bien, ¿qué ocurre si nuestro oponente ve nuestra apuesta
en el flop?. Si nuestro rival es un jugador pasivo, la mayor parte de las veces
este call indica que ha ligado algo, por lo que en el turn si apuesta debemos
abandonar. Si no apuesta disponemos de otra de las ventajas de haber sido agresivo
en el flop, y es que nuestro adversario nos cederá una carta gratis,
es decir, veremos el river sin tener que apostar. Si estamos ante una calling
station, pero del tipo que suele abandonar cuando se doblan las apuestas en
el turn, podemos apostar sin nada. La mejor opción dependerá del
conocimiento que tengamos de nuestro rival.

Habiendo ligado

En el caso de que liguemos cualquier pareja, no solamente top pair, debemos
ser agresivos y liderar el flop y el turn pues como hemos dicho, en esta clase
de botes uno contra uno, es habitual que nuestro oponente no haya ligado nada,
y debemos hacerles pagar el máximo por sus intentos de superarnos. La
agresividad vuelve a ser clave.

En esta situación, si nuestros oponentes pasivos, se vuelven agresivos
resubiendo el flop o el turn, por ejemplo, lo más seguro es que hayan
ligado top pair, dobles o incluso un trío, por lo que nuestra opción
debe ser abandonar a la mínima demostración de fuerza. Si nuestro
oponente es lo suficientemente agresivo y hábil para estar intentando
un semibluff, tenemos pocas opciones la verdad, pero es que la defensa contra
uno de estos faroles en un enfrentamiento uno contra uno es lo que convierte
al póquer en todo un arte.

Si estáis bastante convencidos por el cariz del flop que está
robando a una escalera o color, podéis resubir con top pair. Con esta
acción, además, estáis representando mucha más fuerza
de la que actualmente tenéis, con lo que vuestro oponente os pondrá
en top pair top kicker cuanto menos, y más probablemente en dobles parejas.
Si os resuben nuevamente, poner a vuestro rival en dobles, o trío como
mínimo, y abandonar el barco en ese mismo momento. Si sólo ve
vuestra subida, probablemente hayáis acertado con vuestro planteamiento,
y salvo que se complete su draw podéis decidir entre apostar o ver el
river gratis.

Pongamos un ejemplo de una mano que daría lugar a un planteamiento similar.
Tenemos en el botón K style="width: 13px; height: 11px;" alt="diamante"
src="images/diamond.gif" />9 style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazón"
src="images/heart.gif" /> y subimos. La ciega grande, un jugador decente, ve
la apuesta con 6 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />8 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />. El flop nos muestra 3 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />7 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />K style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazon"
src="images/heart.gif" />. La ciega pasa, y nosotros apostamos, ante lo que responde
pagando para ver el turn. El turn nos depará una 2 style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazon"
src="images/heart.gif" />, dejándolo así 3 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />7 style="width: 13px; height: 11px;" alt="trebol"
src="images/club.gif" />K style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazon"
src="images/heart.gif" />2 style="width: 13px; height: 11px;" alt="corazon"
src="images/heart.gif" />. Nuestro oponente pasa y nosotros apostamos seguros
con nuestra top pair. La ciega responde con un check raise, subiendo la apuesta.
En este momento estamos en una situación compleja. Nuestro rival representa
fuerza, bien pueda ser una K con mejor kicker, o un draw al color, siendo las
dobles una probabilidad menor ya que el flop da poco juego.

Es en este momento donde entra el factor clave del conocimiento del rival. Si
es una piedra que sólo sube sus mejores manos, abandona ya. Si es un
jugador capaz de intentar el semibluff, resube haciéndole pagar por su
draw. Si se da este caso nos vamos el 95% de las veces. Si llegamos al river
sin que nos haya resubido, ya veamos un T style="width: 13px; height: 11px;" alt="diamante"
src="images/diamond.gif" /> o un T alt="trebol"
src="images/club.gif" />, mi consejo sería simplemente ver el final gratis,
ya que apostar en el primer caso hace que nuestro oponente abandone cuando no
tiene nada, y lo vea sólo cuando nos puede superar. Obviamente, en el
segundo caso con el diez de trébol o de corazones, no apostaremos ya
que nos arriesgamos a un check raise muy poco atractivo para nuestros intereses.

Resumiendo

El juego desde las últimas posiciones, en las situaciones en las que
es propicio un intento de robo a las ciegas, puede ser de los aspectos más
interesantes del holdem, como la mayoría de los enfrentamientos uno contra
uno. En general necesitas ser muy agresivo, y tener una buena idea del tipo
de rival al que te enfrentas, para de esa forma llevarte muchos botes que en
otras situaciones no harías. Sin embargo juega con cabeza, y si tu oponente
te representa mucha fuerza no dudes en abandonar. Yo me despido ya, prometiendo
terminar pronto el artículo sobre las últimas posiciones. Espero
que os haya gustado, y como siempre, si no estáis de acuerdo, me he dejado
algo, o simplemente os ha gustado mucho o tenéis cualquier duda no dudéis
en dejarme un comentario que se agradecen ;). Un saludo amigos!

Comentarios