La vida de Billy Baxter por Pac8

Muchas veces empiezas a leer una historia y te encuentras con la magnifica sorpresa de que los personajes secundarios de la historia son tan o mas interesantes que los principales.

Eso es lo que me paso con Billy Baxter que es mencionado normalmente como el socio financiero de Stu Ungar en sus míticos Main Events de los 90. Los que acabaron mal y sobre todo el de 1997 que gano, pero eso es solo un grano de arena en la playa. De hecho Baxter ni siquiera acostumbra a bancar jugadores. Ungar era un caso especial.

“No me gusta bancar a gente. Si sabes jugar y sabes ser un jugador ganador, deberías de tener tu propio dinero. Si no lo tienes algo falla.”

Billy Baxter es una autentica leyenda en Las Vegas. Seguramente mucho mas que su amigo Stuey 'the Kid' Ungar. Para empezar Baxter tiene 7 brazaletes. Lo cual ya seria muy impresionante si no fuera porque solo es una pequeña parte de su curriculum. Baxter hace mucho tiempo que sólo juega para entretenerse cuando la temporada de apuestas deportivas acaba. Es una leyenda en las apuestas deportivas, el boxeo (manager) y el billar. Además de un especialista en Lowball (donde tiene sus 7 brazaletes).

Esta a punto de “jubilarse” y planea tomarse finalmente en serio el Texas holdem (modalidad que admite haber “boicoteado”). Pero “además” de todo esto, Baxter fue el jugador que llevo a los tribunales al gobierno de los Estados Unidos para probar que el poker es un juego de habilidad, no de suerte. Por lo tanto sus beneficios debían de ser considerado como resultado del trabajo, no del azar, y pagar menos impuestos.

Como podéis ver, cada cosa mas impresionante que la anterior. La próxima vez que lo veáis invitarle a una caña, porque si alguien se lo merece es Billy.

La vida de Billy Baxter, como la de otros grandes jugadores miembros del Hall of Fame del poker, empieza en una sala de billar siendo apenas un adolescente. Se le dio tan bien que a los 16 años tenia 5.000$ ahorrados en una cuenta en el banco. Cuando su abuela encontró la cartilla y se enteraron sus padres le prohibieron seguir jugando, pero ya era tarde. Cuando cumplió 18 empezó a jugar al poker. Al principio se dejaba en el poker en dinero que ganaba con el taco, pero tras año y medio así las cosas cambiaron.

Poco a poco fue subiendo de nivel y jugando en partidas de cartas y golf en el “club de campo” de Augusta, Georgia con médicos y abogados

“El billar esta bien, pero nadie te invita a jugar al billar a club de campo” Baxter.

Pero su golpe de suerte fue cuando el dueño de un casino le ofreció jugar al Gyn Rummy con él y le gano mas de 40.000$. En vez de efectivo le ofreció una parte del negocio como pago. De repente era socio del mejor casino de Augusta. Su socio resulto ser un “gambler degenerado” que perdería contra él a las cartas su parte de los beneficios todos los días, y pronto también su parte del casino.

Billy lo acabaría cerrando bajo la presión de la policía, y se centro en hacerse corredor de apuestas deportivas (ilegal aun hoy en día en los USA, fuera de Nevada). Baxter es la personificación de esos jugadores honestos y con palabra, la gente lo respetaba por ello. Tuvo mucho éxito como corredor de apuestas.

Aprovechando la celebración del Master de Augusta de Golf, abría de manera provisional su casino en un granero (se repartían hasta panfletos con indicaciones para llegar hasta él) y acabo recibiendo una redada del FBI.

“no tenían que haber tirado las puertas abajo. Yo les habría abierto la puerta” Baxter

La redada fue muy sonada en Georgia así que a esperas del resultado de su juicio se caso y a la vuelta de la luna de miel en Hawaii decidió pasarse por las Vegas a rematar la faena. Se paso 9 meses en el Dunes.

“Me dieron la suite presidencial y no me mandaron nunca la factura. De vez en cuando jugaba a los dados o a la ruleta por pura vergüenza. Me habría salido mas barato que me cobraran” Baxter

Era el año 1975 y jugaba con Puggy Pearson, Sid Wyman (jefe de operaciones del casino Dunes (hoy Bellagio) y Doyle. Chip aún no había llegado a la ciudad. En aquella época el juego principal de high stakes era deuce-to-seven y lo jugaban durante días (fue por muy poco que se decidiera jugar el Main event de las WSOP en Texas Holdem en vez de alguna variedad de Lowball) con toallas húmedas en la nuca para no dormirse

“Nunca juego bajo los efectos de pastillas, te hacen perder el miedo a todo, y para jugar High Stakes hay que tener un poco de miedo a perder”.

“Aquello era el paraíso. A veces los potes llegaban hasta el millón de dólares. A muchos de los dueños de hoteles y casinos les gustaba jugar, pero no eran muy buenos. Ahora las grandes corporaciones llevan los casinos y los peces se han ido. Solo quedan las pirañas, la gente que te gana tanto como les ganas tú. Los Doyle Brunson, Chip Reese, Stu Ungar, Bobby Baldwin. No merece la pena” Baxter

Por cierto, 5 de sus brazaletes son en deuce-to-seven. Si Billy no se ha tomado el Texas holdem en serio hasta hace poco es porque en su opinión el deuce-to-seven es el juego donde el saber farolear es mas importante.

Baxter tuvo que volver a Georgia para cumplir 9 meses y 21 días en la cárcel por aquel casino ilegal. Baxter afirma que esta estancia le costo la posibilidad de haber abierto algún casino en Las Vegas. En su primer mes en la carcel jugo al poker con los presos negros con un limite de un dólar y tras pelarlos a todos, les devolvió el dinero. No tuvo ningún problema de ahí en adelante. Además le aposto una fuerte suma a Jack Binion y a Brunson que perdería 20 kilos y lo cumplió.

Justo antes de entrar en la cárcel conoció a Stu Ungar,

“sus socios lo trajeron a mi habitación y le pusieron una caja de coca cola para que llegara bien a la mesa… y me gano 40.000$ jugando al Gyn” “Eso si, nunca mas me volvió a ganar, no le deje… para jugar teníamos que hacer acuerdos para que la partida estuviera nivelada”

“Stu no era un buen jugador… no tenia rival jugando al Gyn , y era muy bueno al no-limit hold'em, pero no era un buen gambler”


William E. Baxter Jr. vs. United States 1986

Entre 1978 y 1981, Baxter admitía haber ganado 1.200.000$ jugando al poker, pero siguiendo la normativa fiscal de la época, este dinero debía de ser grabado como cualquier beneficio de juego de azar o lotería (un 70%). Baxter argumento que era el resultado de su trabajo, y como tal debía de ser grabado en otro tipo (al 50%), así como permitírsele desgravar gastos y poder invertir los beneficios en fondos de pensiones.

La diferencia para Baxter realmente eran apenas 178.000 $. Aconsejado por su abogado pagó, pero luego demando al fisco americano para que se lo devolvieran.

¿El problema? Que el poker no era reconocido como profesión u oficio.

El quid del asunto era demostrar que sus resultados eran el producto de su tiempo y habilidad, más que del uso de su dinero de forma pasiva.

El juez de Nevada no sólo le dio la razón a Billy, sino que llego a decir

“Encuentro la argumentación del gobierno ridícula. Me encantaría que tuvieran ustedes dinero y se sentaran a jugar con el señor Baxter si consideran el poker un juego de azar”

Textualmente dijeron

[ . . . ] Este juzgado encuentra que el capital (usado por Baxter) no era fundamental en los benéficos del señor Baxter. De hecho este juzgado encuentra que los beneficios vienen de sus decisiones y que el capital usado para financiar sus partidas de poker no es mas que “una herramienta” necesaria para su profesión. El dinero, una vez apostado, no produciría beneficios sin la aplicación de las habilidades del señor Baxter [ . . . ] Es la gran habilidad del señor Baxter jugando al poker la que genera sus sustanciosas ganancias, y no el valor intrínsico del dinero que apostaba”.

El gobierno apelo pero perdieron, amenazaron con llevar el caso al supremo pero realmente intentaban farolear a la desesperada… finalmente renunciaron, y ser jugador de poker paso a ser una profesion. Es una pena que no se aplique en España la jurisprudencia yankee…

Billy Baxter
, un caballero del sur, y una autentica leyenda de las Vegas…

Comentarios