Showdown y non showdown winnings: El póquer a grandes rasgos por Raúl Mestre

Cada vez los programas estadíscticos nos permiten analizar mas factores y con mas precisión lo que era posible hace unos pocos años. Una de las herramientas mas útiles para analizar bases de datos grandes y buscar posibles errores de tipo general en nuestro juego son las gráficas.

A priori, puede parecer que una gráfica no sirve para nada, o al menos para nada más que para trackear los resultados que hemos obtenido en una muestra grande de manos. Si el unico valor que pudiésemos ver fuesen las ganancias obtenidas, desde luego su utilidad sería muy limitada. Incluso con la opción de adjusted winnings que ofrecen muchos de estos programas (un ajuste de la mala suerte que hayamos tenido) no dejaría de ser una gráfica útil para poco mas que para reafirmar o hacernos dudar de que nuestro juego vaya por buen camino.

Afortunadamente, hay 1 par de opciones que valen su peso en oro. Son el Showdown winnings y el non-showdown winnings. Es decir, cuanto ganamos al mostrar nuestras manos en el showdown y cuanto en las manos que no llegan al showdown. Y estas 2 rectas si que pueden mostrarnos información trascendental sobre nuestro estilo de juego y sobre como mejorarlo, además de permitirnos comparar estrategias con las de otros jugadores.

Muchos jugadores piensan que tener las ganancias al SD en positivo es esencial para ser un jugador ganaodr, y que tener el Non SD en negativo es inevitable. Esto no solo no es así, sino que además es importante entender que la linea de SD winnings “base” (la que esta formada por nuestras manos fuertes tanto preflop como manos que conecten tras el flop) es similar para todos los jugadores. Todos recibimos un numero similar de premium hands y de flops brutales. Simplemente, algunos jugadores tienen más habilidad para aprovechar situaciones marginales que otros, y estas habilidades suelen quedar reflejadas en estas graficas.

Las gráficas de la mayor parte de jugadores tight son carrera entre ganancias al showdown y perdidas al showdown. Esto sucede porque estos jugadores tiran manos donde tienen mucha equity. De este modo cuando uno de estos jugadores va al showdown tiene una ventaja aplastante, pero ha abandonando muchos showdowns por el camino. Esto puede suceder tanto preflop como postflop, pero en general implica que su juego no es perfecto. Otros rivales podrán robarle botes de forma regular.

Un jugador que aprovecha algunas situaciones marginales va “juntando” sus lines de SD y de non showdown sistemáticamente. Si lo hace de forma correcta, su win rate mejorará ya que esta “sacrificando” una cantidad mas pequeña de ganancias al showdown de lo que recupera de su non showdown value. Este “intercambio” entre SD y Non SD win rate es la “linea” que define el estilo de juego de un jugador. Cuanto más habilidad tiene un jugador, más intercambios de SD y non SD rentables es capaz de realizar y, como norma general, mas alta es su linea de Non SD (es decir, más dinero gana pq evita que le faroleen pagando con algunas manos “marginales” y más faroles rentables es capaz de encontrar).

El punto óptimo donde deben encontrarse estas gráficas es algo complejo. Depende completamente del estilo de juego de los rivales y de cuales son sus mayores debilidades. Contra hordas de jugadores loose passive, podemos hacer algunos de estos intercambios pero ellos pagarán nuestras premiums tan a menudo que nuestra linea de SD siempre será muy positiva, y probablemente consigamos tener la de Non SD cerca del 0, aunque probablemente sea algo negativa. Aqui, el mayor leak de nuestros rivales es llevar basura al SD, con lo que nuestra linea de SD siempre será ascendente si jugamos bien. Contra jugadores tight, lo óptimo es llevar la linea de Non SD a valores absurdamente altos y el SD en un valor profundamente negativo, ya que estos ofrecen infinidad de “intercambios” rentables. Siempre que hacmeos un farol estamos aceptando un descenso en la linea de SD a cambio de un aumento en la de robo, asi que cuanto mas “atracable” es el nivel mas deberia ser nuestra grafica algo asi. En NL 2000, por ejemplo, la mayoría de grandes ganadores tienen el SD en negativo o cerca del 0 pero sus lineas de non SD son muy elevadas. Algunos (como en mi caso) llegamos a valores muy polarizados, donde la lineas de SD y non SD se abren tanto que resulta muy chocante (es decir, con grandes pérdidas al SD pero unos beneficios sin SD que superan estas pérdidas).

Por supuesto, existe un límite en el que el intercambio entre SD y non SD es rentable. Saber encontrar este fino borde es el trabajo de los mejores del mundo, y que desde luego cambia mucho de nivel en nivel. Conocer cual es el punto aproximado en nuestro estilo de juego que sobrepasa este limite de agresión/looseness es bastante importante. Sin embargo, es muy dificil poner unas fronteras concretas y sobre todo, es muy dificil extrapolarlo de un entorno a otro. En un entorno puede ser robar 16bb/100 y perder 6bb/100 al SD, mientras que en otro puede ser tener el SD a 0 bb/100 y robar 10bb/100. Pero tener una idea del grado de agresión de nuestro juego y tratar de extrapolar conclusiones del mismo a través de nuestros resultados al SD y fuera del SD es algo importante y útil.

El analisis de estas graficas puede hacernos plantearnos si nuestra estrategia general es adecuada o no. Despues, deberemos saber buscar en que situaciones especificas nos roban, robamos menos de lo que deberíamos o si estamos pagando más showdowns de los que deberíamos. Filtrando estadísticas por posición, por situaciones concretas (botes resubidos, botes en los que nuestros rivales suben o igualan nuestra apuesta de continuación o botes en los que defendemos la ciega son ejemplos típicos) o por nuestras hole cards podemos tratar de corregir o cambiar partes de nuestro juego.

Nota de Vuchuu: Artículo original en el blog de Raúl Mestre. Os recuerdo que cualquiera con vocación de escritor puede enviarnos sus artículos para que los publiquemos en Póquer Red con su consecuente enlace hacia vuestro blog ;).

Comentarios