MOVER
  • Día 7
  • Nivel 35
  • Jugadores 9 / 6352
  • Ciegas 200k / 400k
  • Ante 50k
  • Media 21M

WSOP Main Event 2013

  • Día:

    7

    Jan Nakadal deja la cuenta en 17

    El jugador checo ha esperado a que cambiáramos de nivel, para caer eliminado.

    Ha sido en una de las primeras manos antes de que se anunciara el comienzo del nivel 33, Nakladal ha decidido meter una 4-bet por todo su stack con  Qs
    Qd
    en el peor momento que podría elegir.

    El bote lo había abierto Marc McLaughlin, y la 3-bet había corrido a cargo de Matthew reed que llevaba  Ac
    Ad
    . Poco más que añadir. Básicamente que no hubo milagro en las cartas comunes, y el checo dejaba la cuenta en 17 supervivientes, uno más cerca de que acabe el día, uno más cerca de noviembre. 

    Carlos Mortensen ya está entre los 18 últimos

    Uno menos y nos vamos a cenar

    Con la eliminación de James Alexander los jugadores se van a cenar

    La eliminación acaba de llamar a las puertas de Jason Alexander, quien al final se ha quedado a pocos puestos de la mesa final, teniéndose que conformar con el 19º puesto, en lo que ha sido otro ejemplo de cuán cruel puede ser este torneo sin no andas con tiento.

    Alexander comenzaba el nivel con 17 millones de puntos. Ahora ya no le queda ni uno. Los ha ido perdiendo en varios enfrentamientos, hasta que cuando apenas le quedaban 2.5 millones de puntos, se ha jugado su resto con  Ac
    7d
    dominado por el  Ad
    Ts
    de Amir Lehavot.

    Un  Td
    en el flop casi sentenciaba la mano en favor de Lehavot, como efectivamente así sería. Alexander se tenía que conformar con la 19ª posición, pese a haber soñado poco antes en llegar al mes de noviembre.

    Con esta eliminación el field se queda con solo 18 supervivientes, todos ellos sentados en dos mesas. La organización aprovecha este momento para mandar a los jugadores a cenar, organizar las fichas de los jugadores, y descansar un rato.

    A la reanudación se jugarán 12 minutos del nivel actual, antes de que las ciegas aumenten.

    Carlos Mortensen y Fabián Ortiz siguen con vida en una posición tranquila. Veremos qué tal les sienta la cena.

    La eliminación de Anton Morgenstern demuestra la dureza del torneo

    Lo decíamos pocos minutos antes de comenzar la jornada de hoy, que el que pensara que ya estaba todo hecho, por llegar a este día 7 en las posiciones de cabeza, estaba muy equivocado.

    El año pasado, sin ir más lejos, de los nueve primeros clasificados al empezar el día 7, solo dos consiguieron llegar a la mesa final, lo cual demuestra la de vueltas que puede dar un torneo como este, máxime en sus fases más avanzadas.

    Pues bien, hoy ha sido Anton Morgenstern quien ha demostrado que esto es verdaderamente cierto.

    Aunque comenzaba hoy liderando el grupo, y no precisamente con una distancia pequeña, esto de poco le ha servido. Acaba de caer eliminado a manos de Fabián Ortiz, después de que Mark Newhouse le quitara casi todos sus puntos doblándose dos veces a su costa.

    En la mano definitiva, ya con solo 2.5 millones de puntos, el alemán ha 3-beteado all-in al argentino, que no se lo ha pensado ni un momento para pagar con  As
    Ah
    , dominando muy claramente el  Ad
    Js
    de Morgenstern.

    No ha habido milagro. El jugador más joven del field (22 años) se quedan sin un asiento en la mesa final de noviembre, y deja el grupo en tan solo 19 aspirantes.

    ¡Quedan 10 eliminaciones!

    De líder a busto en apenas un nivel.

    Los jugadores se aferran a la vida

    ¡No hay manera! ¿Qué ha de pasar para que un jugador restado se vaya a la calle? ¡Qué deseperación!

    Y es que llevamos estancados en los 21 jugadores casi dos horas. Desde que Timoshenko se marchara en 22ª posición, no ha habido manera de que ningún otro jugador cayera eliminado, y no será porque no hayan habido "all-in" y "call". 

    En más de ocho ocasiones se ha escuchado ya eso desde la eliminación del ucraniano, pero bien por caprichos del azar, bien porque el jugador en peligro tenía la mejor mano, lo cierto es que nos hemos quedado clavados en esta cifra de 21 supervivientes, todos ellos sentados en tres mesas de siete jugadores cada uno. 

    Mientras esto ocurre, a ver si a Carlos le empiezan a repartir naipe del bueno, y consigue despegar, que le tenemos rondando las 40 ciegas, y no hay manera de subir. 

    ¡Vamoos!

    Mortensen haciendo gala de sus galones

    Carlos Mortensen es, tal vez junto a J.C. Tran, el jugador más experimentado y con más bagaje de los que quedan todavía con vida en el torneo, y quieras que no, eso se tiene que notar de alguna manera.

    Por el momento, Carlos no está queriendo asumir excesivos riesgos. Se da cuenta que en las otras mesas y en la suya también, los stacks de algunos jugadores están fluctuando muchísimo, como el de Anton Morgernsten, que hace un rato era chip-leader y ahora apenas cuenta con 5 millones de puntos en su stack. 

    En cambio la montaña de fichas del español no está dando grandes altibajos. Empezó con casi 11 millones, bajó a 8 y ahora ronda los 9 millones de puntos, lo que todavía son más de 50 ciegas. 

    Resumiendo: se está dedicando a ganar botes pequeños y medios, sin que se le nuble la vista por quererselos llevar a toda costa. Si es necesario checkear de más, mejor que la sobre-agresividad.

    Con este planteamiento, Carlos va viendo poco a poco como sus rivales se van eliminando, a la espera de que el naipe le de alguna alegría.

    Carlos esperando el momento de dar el puyazo.

    Un quebradero de cabeza menos. Timoshenko está fuera

    Poco a poco la criba de eliminaciones se va cobrando sus víctimas. La última de ellas lleva nombre ilustre: Yevgeniy Timoshenko. 

    Lo cierto es que al jugador de origen ucraniano no le ha ido nada bien desde que hace unas horas las cartas volvieran a volar sobre los tapetes de la sala Amazon. Poco a poco su stack se vio cada vez más mermado, hasta llegar a una situación de "push" o "fold". 

    Justo eso es lo que hizo cuando la mano le llegó limpia al HJ. Directamente empujó sus cerca de 2.500.000 puntos al centro de la mesa con  Ac
    8c
    . A su izquierda, en el cut-off, Jan Nakladal hizo la "paradiña", contó sus fichas, las de su rival, y anunció "call". Ya nadie más quiso apuntarse a esa fiesta.

    El checo mostraba  Ah
    Js
    dominando al bueno de Timoshenko, que no encontró ayuda en las cartas comunitarias. El board trajo  Ad
    Jd
    Th
    Kc
    Jh
    mandando a casa al ucraniano en 22ª posición, con 285.000$ bajo el brazo. 

    En honor a la verdad, la verdad es mejor así. Timoshenko es un jugador peligrosísimo, que de coger aire todavía podría remontar la situación.

    ¡Ooops! Parece que estoy fuera...

    El francés no dura ni una mano tras la reanudación

    Si Clement Tripodi ha utilizado el último break para confeccionar una estrategia que le permitiera escalar posiciones, ésta no ha servido de mucho. Tras la reanudación, ha llegado la mano que le mandara de vuelta al país galo.

    Ante un open-raise de Alexander Livingston en primeras posiciones, el brasileño Burno Kawauti "flateó" esperando el movimiento de un tercero por detrás. El plan salió a la perfección. El francés Clement Tripodi, después de pensar durante unos segundos, decidió ir all-in con sus 2.3 millones de fichas desde el high-jack.

    El primer agresor mandó rápidamente sus cartas al mazo, tan rápido como el brasileño anunciaba que se apuntaba a la fiesta. No era para menos. El jugador carioca mostraba la trampa que le había tendido:  Kd
    Kh
    por el  Ac
    Qh
    del europeo. 

    Las cartas comunitarias no ayudaron a Tripodi que caía eliminado en 23ª posición con un premio de 285.408$. El field se queda así con 22 jugadores.

    El brasileño despega y supera ya los 10 millones de puntos.

    Finaliza el nivel 30: quedan 23 aspirantes

    Estamos en el primer descanso del día. El nivel 30 se ha llevado por delante a 4 jugadores, con lo que el field se mantiene con 23 jugadores todavía aspirando a entrar en la mesa final del próximo mes de noviembre.

    El último eliminado ha sido Steve Gee, October Nine del año pasado, que no podrá repetir mesa final en esta edición. El líder del torneo en estos momentos, Anton Morgersten ha sido el culpable de su eliminación.

    Por su parte, Carlos Mortensen ha perdido unos cuantos puntos, pero se mantiene en 9.500.000. 

    A la reanudación las ciegas subirán a 80.000-160.000 con 20.000 de ante, lo que serán 60 ciegas para el español.

    Steve Gee visualizaba dónde acabaría hoy: en la grada.

    Lindh da dos mordiscos al stack de Carlos

    El jugador americano, que por cierto comenzó el día como líder de su mesa, y el tercero más grande de toda la sala, ha asestado dos mordiscos a la torre de fichas de Carlos Mortensen, que afortunadamente no han sido demasiado graves para lo que podrían haber sido.

    Primero una mano en la que Mortensen pagó la 3bet y la apuesta de continuación de Lindh, pero que ambos decidieron pasar en un board  Ts
    7s
    4h
    Jh
    6c
    , Carlos acabó mostrando  9h
    9s
    por los  Ks
    Kd
    de su rival. En esa mano Carlos perdió alrededor de un millón de puntos, pero apenas unas manos después, los mismos protagonistas protagonizaron otro bote, que se le volví a resistir al español.

    Chris Lindh abría una mano más desde el CO, y Carlos en la ciega grande decidía defender. En el flop los dos jugadores decidieron pasar al ver  As
    Ac
    Td
    . El turn abría proyecto de diamantes con el  5d
    , y Lindh decidía apostar ante la pasividad de Carlos: 330.000. Carlos pagó.

    En el river la misma operación. El  7s
    no lo apostó el español, pero sí pagó la "value" de 615.000, para ver como el americano había flopeado "quads":  Ad
    Ah
    . Esperemos que no le dure mucho este "running hot". 

  • Loading...
  • Loading...
  • Loading...
  • Loading...
  • Loading...