Él está aquí y allá. Aquí, está sentado en una mesa de póker esperando por un par de cartas razonables. Es un torneo con una entrada de mil quinientos pesos y sólo quedan dieciocho jugadores después...