Pau tiene razón.
Siempre existe la sensación de que algo no está bien, pero que sólo la sensación de que tienes que vivir con ello...