y yo que hubiera preferido no conocerlo...