Recientemente ley un post en intellipoker de "Edanchmo" en el cual relataba una de esas historias acerca de como perdió una mano, saben muy bien que tipo de historias, estos son los relatos mas famosos entre los pokeros, los cuentos de cómo un riveraso maravilloso te hizo recargar la caja de nuevo, son parte de el mundo de los amates del tapete verde, a estas historias las llamo Babitorias. La mano en si es acerca de como su full de sietes cayo ante un poker de aces. Cuando leí su relato, (su babitoria) mi mente se dedico a pensar algo que puede parecer interesante, y es que yo y algunos de los usuarios que comentaron en el susodicho post mencionamos la palabra destino, la mano estaba "destinada" a perder. No es extraño ver esta situacion en el mundo del poker, una situación en donde no le puedes ve otro final a una mano...

Tenemos un monstruo, creemos que estamos muy por delante, mandamos, remandamos, nos viramos y perdemos… Estas son las jugadas que se nos graban en la mente, nos mortificamos pensando que quizás podíamos haber hecho algo para evitar quedar fuera del torneo, pero luego de razonarlo nos damos cuenta de que no, no podíamos haberlo evitado, era obligado perder, "el no iba a pasar”, nos decimos, "yo tampoco".

Pero esto no es todo, piense en el hecho de que: Cuando entramos a un torneo, entramos con nuestra habilidad de nuestro lado, eso es lo único en lo cual podemos contar, nuestra habilidad, nuestra toma de decisiones. Los jugadores hábiles llegan lejos, los no tan hábiles no tan lejos, y esto tiene sentido, nos regimos en base a esto; pero, ¿acaso es cierto?

Por lo tanto, este pensamiento puede contradecir esta verdad. Es cierto que la suerte interfiere, y todos los jugadores del poker saben, que suerte en una mano, un river milagroso puede o acabar nuestra estadía en un torneo o aumentar nuestras posibilidades de ganarlo dramáticamente. Pero, nadie le debe dar gran importancia a esto, porque suerte es una mano, o dos, pero no una carrera. Lo del destino es diferente, no es mala suerte, es situacion, eso es todo, situacion.

Supongamos, quedan dos mesas en el torneo que llevamos 3:45 horas jugando, nuestro stack esta mas o menos por el promedio, no estamos nerviosos, hay algunos shorstack que están casi haciendo el check out así que no tenemos nada de que preocuparnos, solo mantenerse jugando bien y la mesa final viene sola.

Pero que pasa, el dealer reparte la mano y nos cae el avión, vemos el American Airlines en nuestro lado de la mesa, los jugadores hasta ti se foldean, y ves una gran oportunidad para asegurarte la mesa final... porque de eso se trata todo, ¡mesa final!, cobrar es el objetivo, y tus amiguitas llegaron para ayudarte.

Mandas como se debe de mandar, -¡un mande de hombre!, se oyó decir desde las tribunas, se retiran todos excepto el BB... uno de los tres jugadores de la mesa que te cubren en fichas acaba de pagarte con una sonrisa demoníaca en su rostro.

Se vira el flop y aparece la hermana de tus amigas...TRILLISOS! - tienes ganas de gritar, pero no lo haces, en ves de eso empiezas a usar las clases de poker face que te dio Phil Evey en Poker alter dark. La hermana de tus amigas esta acompañada de dos guardias, dos jotas que te parecen una gran escolta, solo ruegas de que el villano posea una jota para poder exprimir la china con gusto.

El BB no vacila y te suelta una apuesta del tamaño del flop, te das cuenta que no hay necesidad de jugar suave, el va a pagar, te dices a ti mismo, remandas all in, te sujetas de la silla esperando oír las palabras mágicas, no dura mucho la agonía ya que el PAGO suena con autoridad, con fuerza y sin vacilar, con tanta confianza que hasta te perturbo un poco, pero no importa, quizás si tenga la jota te dices. Llega el momento y enseñas tu trío maravilla, esto, seguido de un exclamo de sorpresa de la audiencia, te termina de convencer de que las fichas del medio de la mesa pronto van a ser tuyas...pero, hay algo que no concuerda, el villano no vacila para nada, te párese perturbador de nuevo, se supone que el debe de reaccionar, acaba de ver un monstruo, debe de reaccionar de alguna manera, el se toma su tiempo y da vuelta a su CUERTETO MARAVILLA!....POKER! suena desde las tribunas, euforia y gritos, todo tiene sentido, la sonrisa diabólica, el sentimiento que sentiste varias veces durante la mano, no te queda mas que esperar una As milagrosa en las calles faltantes, pero sabes que eso no va a pasar, todo el mundo lo sabe, es una esperanza vacía, no te queda mas que levantarte y ver la mesa final irse de tu manos. No pudiste hacer nada, jugaste bien, perdiste, el destino no quiso, ACEPTALO..