Un calor terrorífico para ser principios de junio, unos 25 grados a la sombra, ambiente saturado por la humedad relativa, cualquiera pensaria que no hace tanto calor si no fuera por que estoy hablando de Gijón.
La gente por la calle se aglutina en el Paseo de Begoña a la sombra, bajo las sombrillas de las multiples terrazas que se instalan de cara al verano. Aunque muy concentrado a escasos minutos de mi segunda vez (-«que a diferencia de la mayoria de gente mi primera vez fue hermosa y romantica, un sexto puesto..... por supuestos estoy hablando de poker, de que sino iba hablar-«) y en dirección al Casino de Asturias, no puedo evitar vizquear al ver pasar a las chavalas con estos pantalones que ahora están muy de moda y a los que llaman short. Si fuese trenta años mayor, nadie dudaria en llamarme viejo verde, pero suerte que no soy trenta años mayor y que me escondo bajo mis gafas de sol , la solución perfecta para poder fijarte bien en los detalles y pasar desapercibido a la vez que evito un confrontamiento visual. También muy usado en el poker, y por cierto, muy util si eres de los que como yo no puedes ser tan descarado a la hora de escanear a los villanos. No es que yo las use para jugar, aunque deberia porque seguro que me estoy perdiendo mucha información.

Era mi segundo poker en vivo y el día apuntaba ser perfecto. Por la mañana temprano me despierto de un salto y compruebo en el tele-texto (que para estas cosas yo sigo así de tradicional) que el cupon que me regalaron la semana pasada me ha tocado. Estoy encantadísimo, se que no es mucho dinero que te toque el reintegro pero estadisticamente es casi parecedio a que ligues “trucha” en flop, ademas a mi nunca me había tocado, pero soy optimista ya que las matematicas dicen que la varianza me debe unas cuantas pesetas.

Siguiendo con lo que parece el perfecto día, y califico este como perfecto porque llevo varios dias sin “calcarla”. Y cuando digo calcarla no me refiero a lo que todo el mundo conocemos por “calcarla”, sino a..... bueno pensandolo mejor no lo voy a esplicar, pero si para ti “calcarla” significa pasar una noche de lujuria y perveresion o algo parecido y te parece gracioso pues sigue pensandolo, yo no voy a ser quiente quite la ilusión. De todas formas más adelante voy a esplicar lo que es que te la “calquen”, que no es lo mismo que “calcarla”. Ja ja ja vaya lio, me suena hasta rara la palabrita de tanto repetirla. Pues eso, que el día estaba saliendo perfecto, y era difícilmente mejorable.

Volviendo a momentos antes de coger mi sitio en la mesa en el casino de Gijón, subo la escalinata que hay de "4824 peldaños" hasta el mostrador, y me encuentro con las simpaticas recepcionistas.- ¡Hola buenas!, ¡hola que tal!-. Con aire tímido, espero que el señor de los anillos de oro termine de identificarse, cojo la targeta y subo para las mesas de poker. Hasta aquí no hay nada escepcional, pero ahora que lo valoro dos meses y pico despues y siguiendo en mi linea de llegar tarde me pregunto, ¿por que me vuelve a tocar la “puñetera targeta” con el puesto 10?, y que digán lo que quierán pero siempre que llego tarde me toca este “maltido puesto”. En fin, daremos un boto de confianza al casino y pensare que es cuestión de las matematicas que están tontas. Si tuviese la mis suerte con las tarjetas que con el cupón, fijo que no necesitaría pensar en matemáticas.

Los stack de los jugadores de la mesa que me toco seguían en la media pese haber llegado un buen rato tarde, unos 5000 puntos. Era mi segunda vez en el poker presencial e iba a probar una estrategia nueva mas adaptada a la estructura de este torneo, el clasico mensual. Por lo calculado con esta estrategia devería despegar poco a poco, cosa que hice a buen ritmo a base de embolsarme pequeños botes. Lo que no podía evitar era que me temblara el pulso o se me pusiera la patata a 100 cuando revisaba las hole cards,cuando apostaba, o cuando veia el flop. Gracias a que a medida que comprobaba que la estreategia iba viento en popa, me daba buena seguridad para poder relajar la carótida (arteria principal a la altura del cuello). Si no , estoy completamente seguro de que esa noche no hubiese pasado sin por lo menos un momentáneo para cardiaco.
Pese a no poder resignarme sobre el puesto que me habia tocado, muy poco a poco fui multiplicando mi stack y convirtiendolo en deep. La base en lo fundamental de la estrategia era estar en muchas manos y jugar bién post-flop, siempre jugando botes pequeños esceptuando cuando ligaba las nust, que facilmente podia llevarme el stack completo de alguno, gracias al estilo de juego de los demas oponentes que eran muy leible. Si tengo que describir la estrategia en dos palabras diría "CONTROL DEL BOTE".
El juego siguió buen camino, conseguí lo que esperaba. Conseguí estar seguro de la textura de la mesa y la estrategia, buena lectura de cartas de los adversarios, más algo que no me gusta tanto que es irritar a los jugadores de la mesa por mi estilo, aparentemente descuidado y suicida. Seguro que muchos jugadores estarían pensando algo como -“veras este listo cuando ligue algo y lo enganche por medio”- si no pensaran esto, tendría que estar preocupado pues algo no estaría haciendo bien.

Ya me habían movido de mesa, por que en la inicial nos habíamos empezado a quedar sin jugadores. La estrategia había echo estragos a casi todos, incluso con re-buys. El juego en la nueva mesa estaba funcionando como en la anterior, después de cinco o seis manos analizando a los oponentes y el estado general de la mesa inicie mi juego y empece a triunfar como había sucedido en la primera mesa. Aunque perdi unas cuantas fichas para evaluar algún jugador muy agresivo todo estaba hiendo a la perfección, lecturas, juego post-flop etc.. poco a poco estaba aumentando más el stack.

Con 26.000 fichas y la media en 8000 más o menos, estaba chip-leader en el torneo seguido por una chica sentada a mi izquierda que tenía unas 22.000. La jugadora en cuestión era extremadamente leible, tenía un juego estándar como se ven en muchos libros y en artículos de la red, era bastante conversadora y si apostaba siempre subía bien fuerte, pocas veces se tiraba y cuando tenía decidio que pretendía jugar lo hacia hasta el final (any barrel), cosa que atemorizaba. Lo bueno de su estrategia no era la estrategia en si, era la disciplina que ella jugaba, todavia no me creo que al tamaño de sus apuestas alguien se le ocurriera ver o subir (con dos cojones), pero en este mundo tiene que haber todo tipo de atrevidos.
En la última jugada antes del descanso, la mano me vino limpia. Yo en SB y ella BB, y total como hasta ahora todos los robos habían colado, pues este no iba a ser menos. Así que yo abri con las down QQ con 2,5 ciegas. A continuación ella me resube por 3, por lo que pensé viendo las dos últimas jugadas las cuales me había echo call con cartas tipo Q.10 ante mis robos, que esto era algo parecido. Así que yo cegado con mi pensamiento y pensando que no erán tan malas mis dos QQ le hago all-in para terminar ya. Aqui en esta altura de los acontecimientos es donde explico de una sencilla manera lo que significa “que te la calquen”.Cuando sorpresivamente ella dice que ve mi all-in faltaron milesimas para enseñarme su KK. Atención señores ¡levanta KK!. Los demás jugadores cansados de mi estilo de juego tan extravagante aplaudieron a la chavala, que conste que yo también aunque no lo pareciese (lo hacia con los dientes). Me negué a hacer un re-buy antes de cenar, logre estar bastante lleno y no es por que cenase mucho es que me había atiborrado a base de KK, si señores había cenado “caca”. Ja ja ja ja. Como termino fue lo de menos, ya que estaba tildadisimo.

La valoración final no fue tan mala como pensaba.Consegui tener muy pocos errores, y este con QQ es el me saco del torneo. Y digo error porque dentro de mi estrategia no entraba restarme con menos de KK o incuso AA, pero el momento y la inmadurez de mi juego no me dejo ser más disciplinado, lo importante para cualquier jugador es reconocer sus fallos y aprender de los mismos. Es cierto que en ese torneo no pinché como sería lo ideal, pero lo fundamental a sido demostrarme que construirse una estrategia para torneos de poker presencial funciona al igual que con otras modalidades de juego holdem on-line y que entender todas las variantes del juego de los oponentes es muy importante, así como adaptarse a la estructura.

De vuelta para casa por el mismo recorrido pero de una maera inversa;!Chao!¡Hasta luego! A las chicas agradables de recepción, 4824 peldaños de la escalinata hacia atrás y cruzar el parque de Begoña pero esta vez con la tristeza que se desliza dentro de mi como gotas frías, y ver como el día se vuelve desapacible y gris. Tampoco se ven los bonitos short de las chicas, de echo no se ven chicas.