Main Event WSOP 2011: Ya tenemos November Nine

El costarricense John Hewitt, último latinoamericano en liza, queda eliminado en la burbuja de la mesa final. El checo Martin Staszko liderará la mesa final de noviembre.

Lars Bonding tardó cinco minutos en ser el primer eliminado de los 22 jugadores que iniciaron el día 8 en el Main Event WSOP. Sus ases no le valían de nada ante la trucha de cuatros de Kontastinos Mamaliadis. 302.005$ iban a parar a los bolsillos del jugador danés.

Los Nueve Magníficos de 2011 / WSOP.com
Los Nueve Magníficos de 2011 / WSOP.com

La mesa de Sam Lamb, Eoghan O'Dea y Bryan Devonshire, entre otros, se distinguía por la agresividad en el juego preflop. Devo y O'Dea se llevaban la mejor parte repartiéndose las fichas de Ben Lamb que bajaba a 14 millones de puntos, mientras O'Dea se ponía líder aprovechando que Makievskyi doblaba a un shortstack, Chris Moore.

El siguiente en ser eliminado resultó ser precisamente Chris Moore. Tuvo la delicadeza de devolverle sus fichas a Makievskyi, con intereses. Sus reyes fueron reventados por un as en el flop. Dos manos entre estos jugadores y en ninguna de las dos aguantó la mejor mano preflop.

El primer cooler de la noche dejó a Aleksander Mozhnyakov muy tocado. Los ases le dieron un bote de 12 millones de puntos a Scott Schwalich. Mientras, Phil Collins doblaba a Badih Bounahra.

En el puesto 20º caía Gionni Demers. Por primera vez en la noche, los reyes, que hasta ahora parecían una mano maldita, aguantaban ante un as y Mamaliadis se apuntaba la eliminación. Aleksander Mozhnyakov caía en la siguiente jugada a manos de Sam Barnhart.

La primera noticia que teníamos del costarricense John Hewitt, el último latino en la contienda, era una buena. Tras defender su ciega ante la subida desde UTG de Kenny Shih, check-raiseó el flop, A67 con dos tréboles. Shih respondió metiendo el resto de su stack. Shih enseño 88, quitando un out a los tréboles y Hewitt proyecto de color y dos overcards al par de Shih. No hubo que esperar al river. El turn trajo un trébol y Hewitt se ponía en 17 millones de puntos. Shih terminaba en el puesto 18º.

El siguiente salto en premios le suponía una nómina de 378.796$ a Sam Barnhart. Empujó sus 5.5 millones de fichas al medio defendiendo su ciega grande con 99 y se encotró contra la mano estrella de la noche, reyes. Pius Heinz era el afortunado poseedor de los cowboys y casi se doblaba en el proceso.

Ryan Lenaghan, el chipleader del día 7, que llegó a tener 14 millones de fichas, metía sus últimos 4 millones en un rerrobo preflop ante Samuel Holden, que lo cubría no por mucho. Holden hizo call con AQs y el A8 de Lenaghan no mejoraba lo suficiente. El 8 del turn completaba el color de Holden. Su posición final, 16º.

Pius Heinz, con su recién adquirido stack, nos mostró dos cosas. Que, con fichas, no tiene miedo de resubir preflop y que con la burbuja de mesa final acercándose, la gente ya no estaba tan dispuesta a ver flops tan caros. El alemán subía de 10 a 15 millones ganando la mitad de las manos que se jugaban y sin siquiera llegar a ver una carta girada en la mesa.

Cuando llegábamos al primer break y con 15 supervivientes, ya no quedaban mesas completas. Makievskyi seguía siendo el primero en la clasificación con 32 millones de fichas, doblando al tercero, el costarricense John Hewitt. Eoghan O'Dea era el otro bigstack del torneo con 24 millones de puntos. Ningún jugador se podía considerar shortstack, siendo Khoa Nguyen el jugador con menos fichas pese a tener casi 30 ciegas.

Martin Staszko, que empezara el día con 6 millones de fichas, se ponía en 14 tras ganar un bote a Scott Schwalick. El checo Staszko aguantó la apuesta de continuación en un flop A26 con dos diamantes. Schwalik hizo check cuando se el turn completó el flush draw y Staszko apostó un tercio de bote. Schwalik intentó llevar la mano al showdown, pero tras doblarse un 6 en el river no quiso pagar la apuesta de Staszko.

Dos jugadores se descolgaron del resto. Khoa Nguyen bajó a 2 millones de fichas (8BB) tras pagar un raise de Phil Collins en una mano en la que se completaba flush en el turn y la consiguiente value del river. Por su parte, Andrei Pateychuk perdía más de la mitad de su stack intentando tirar del bote a Pius Heinz, que aguantó los tres barriles con dobles parejas flopeadas. Pateychuk parecía desolado tras tirar gran parte de su stack en esta mano y en una anterior en la que 4beteó de farol y se tiró ante un nuevo raise preflop.

El primero en caer en este nivel fue Pateychuk, que pusheó AQ desde UTG. Pius Heinz aceptó el flip con JJ y eliminó al ruso, que cobraba 478.174$ por su 15º lugar.

Mientras el público aplaudía al ruso, Nguyen intentaba doblarse con 99 ante el AQs de Mamaliadis y lo conseguía. 10 minutos después, le ganaba otro flip TT contra Aks. Mamaliadis pasaba a ser el shortstack.

A estas alturas, Heinz se ponía tercero y estaba arrasando su mesa.

El siguiente error lo cometió Schwalich. Ante un rerrobo desde la ciega pequeña de Devonshire, se retó con A5s. Devo tenía un call fácil con TT tras meter 1.5 millones en el bote y se dobló dejando a Schwalich con 3BB, Caería eliminado en un bote muy interesante con O'Dea. Con Schwalich all-in y dos callers, O'Dea se atrevío con un squeeze y tuvo la suerte de tirar a sus dos rivales y, además, tener a Schwalich dominado. Y quedaban 13.

Y llegó el momento de John Hewitt. Pius Heinz, en su línea, rerrobó desde las ciegas a un bote abierto por el costarricense, que se limitó a pagar. En un board con un rey y cartas pequeñas, el alemán metió toda la presión del mundo apostando las tres calles, pero no logró que Hewitt abandonara sus damas. En este bote, Hewitt logró quitarle casi 10 millones de puntos a Heinz y se colocó entre los tres primeros.

La estrategia de Ben Lamb consisitió todo el día en jugar botes postflop. Consiguió controlar el tamaño de los botes y evitar pagar de más las manos hechas de sus rivales pero había caído a la mitad de la tabla. Al fin encontró su oportunidad y a costa de Makievskyi primero, Heinz luego y Gianetti después, consiguió colocarse en las posiciones de privilegio en el momento clave. A Gianetti le sacó una gran apuesta por valor en un board A2972, en la que el último 2 tambié completaba color. Gianetti hizo call con el as, tras 10 minutos de deliberación. Benba tenía 23s.

El último eliminado antes de la pausa para comer fue el sudafricano Konstantinos Mamaliadis, que intentó rerrobar preflop con 82 al líder, el irlandes O'Dea, que había abierto el bote con 77. El par aguantó  aunque cayera un 8 en el river, ya que completaba escalera para Eoghan.

Por tanto, tras la cena se jugarían dos mesas de 6 jugadores. Tras dos eliminaciones se pasaría a mesa de 10 y ahí se decidiría por fin el elenco de los November Nine. Los líderes eran O'Dea con 36 millones, Makievskyi y Lamb rondando los 28 y Hewitt con algo más de 25. Los candidatos a la burbuja: Nguyen con 4.5 millones, Devonshire con 6.7 y Samuel Holden y Matt Gianetti, los dos con 9 millones. Cada órbita de 6 manos costaba ya 690.000 puntos.

En el primer encontronazo entre shortstacks, Devonshire se ponía en serio peligro tras doblar a Nguyen. Heinz seguía cayendo en barrena, sin ganar un bote desde su mano con Hewitt y se unía al grupo de los jugadores que no llegaban a los 10 millones de fichas. Por el contrario, Martin Staszko seguía ganando botes pequeños y midiendo con mucho tino su agresividad preflop y superaba los 22 millones.

Bryan Devonshire fue eliminado en 12º lugar, defendiendo su ciega grande contra el chipleader, que lo dominaba con AQ contra KQ. Nuevo salto de premios y las cifras ya marean: 607.882$.

Si hay un momento oportuno para tener suerte, no se me ocurre otro mejor que en plena burbuja de mesa final del Main Event. Heinz decidió que la subida de John Hewitt desde UTG no representaba demasiada fuerza y decidió meter su stack. Una overbet en toda regla, teniendo en cuenta que la subida era a 665.000 y su stack sobrepasaba los 8 millones y medio de puntos. Hewitt no dudó en hacer call con AK y el alemán enseñó Kjs. Con 5 outs en el river -J y 9 que no fueran de corazones-, parecía que el alemán sería el siguiente eliminado, pero se completó la escalera en mesa, 6789T, a la que ganaba gracias a la J. Hewitt bajaba a 18 millones tras la mano.

Khoa Nguyen no fue capaz de culminar su remontada. Una nueva subida UTG, esta vez de Martin Staszko que reacciona poniendo all-in a la resubida de Nguyen. Khoa ve y baja TT. Staszko enseña reyes, que aguantan. Eliminado en 11º lugar, también cobra 607.882$.

Y así se llega oficialmente a la burbuja de la mesa final del Main Event.

El shortstack es Matt Gianetti, con 25 BB. Con 30BB se encuentran Samuel Holden y Badih Bounahra. El resto de jugadores supera las 40BB. El líder, destacadísimo, es O'Dea que tiene 14 millones de fichas más que el segundo.

En una mano en la que intenta rerrobar a Ben Lamb, Gianetti tiene que foldear ante el all-in de Lamb y baja a menos de 20BB. Makievskyi entra en dinámica descendente y, por contra, Staszko sube como la espuma. En el bote más grande que gana consigue quitarle casi 6 millones de fichas a Phil Collins.

Por abajo, un par de botes preflop permiten a Holden destacarse de Bouhnara y Gianetti.

Entramos en un nuevo nivel y Gianetti se queda con 11BB. Bounahra tiene 18BB. Hewitt ha bajado a 15 millones a base de poner antes y ciegas. No ha jugado una sola mano desde que empezó la burbuja.

Gianetti mete all-in directamente desde UTG. Hewitt sospecha que puede estar haciendo un movimiento antes de que le lleguen otra vez las ciegas y hace call desde la ciega grande con AT. JJ para Gianetti, que esquiva el as y mete de pleno a Hewitt en la pelea para evitar ser el último eliminado antes de noviembre. Gianetti tiene 11.75 millones, Hewitt 10.4 y Bounahra algo más de 9.

Una de las manos más importantes del día, por el tamaño del bote y el momento en que se produjo, la protagonizaron Lamb y Gianetti. Pius Heinz abre desde early a 1.1 millones, Lamb rerroba con posición, inviertiendo 3.5 millones. Gianetti en el botón se encuentra con jotas y se pone all-in con 8.4 millones de fichas. Lamb tiene que pagar con K9o. En el river, Gianetti tiene que evitar la overcard, una tripona y el proyecto de color. Sale un as y se pone con unos 19 millones de puntos. Lamb se queda con 20.

Bounahra es ahora el shortstack con 9.1 millones de puntos. Holden y Hewitt le aventajan en más de 4 millones. La ciega grande está en medio millón y los antes en 50.000.

En una decisión dudosa, John Hewitt, que abría desde UTG+1, consideró que KQo era suficiente para hacer call al rerrobo del shortstack de la mesa, Bouhnara. Los reyes de libanés tenían destrozado a Hewitt y el board no cambió nada.

Hewitt se quedaba con 4.1 millones, menos de 10BB, y cada órbita le costaba un 25% de su stack. El siguiente en fichas era Holden con más de 13 millones. Foldeó la siguiente mano en UTG y se encontró 33 para defender en la ciega grande. El encargado de darle la puntilla fue el irlandés O'Dea. Con KJ en la mano, el flop le dio proyecto de escalera y el turn la completó.

John Hewitt se convertía en el "bubble boy" de la mesa final del Main Event.

Y aquí finalizaba la primera parte de la función.

Con los siguientes stacks llegarán los November Nine de 2011 a la mesa final del MAin Event WSOP.

  1. Martin Staszko (República Checa)  40.175.000
  2. Eoghan O'Dea (Irlanda)  33.925.000
  3. Matt Gianetti (EEUU)  24.750.000
  4. Phil Collins (EEUU)  23.875.000
  5. Ben Lamb (EEUU)  20.875.000
  6. Badih Bounahra (Líbano)  19.700.000
  7. Pius Heinz (Alemania)  16.425.000
  8. Anton Makievskyi (Ucrania)  13.825.000
  9. Samuel Holden (UK)  12.375.000

Comentarios