Alderney saca pecho mientras siguen los rumores sobre Full Tilt

Un estudio que revisa la actuación del regulador de Alderney en el caso Full Tilt Poker la considera un ejemplo de buen funcionamiento.

Un informe independiente sobre el manejo que la Comisión del Juego de Alderney (AGCC) le dio a los problemas que envuelven a su sala licenciada Full Tilt Poker (FTP) califica las acciones del regulador como “apropiadas, puntuales y justas”.

El informe lo firma Peter Dean, expresidente de la Comisión del Juego del Reino Unido y lo puedes leer completo en la web de la AGCC.

A lo largo de la mayor parte del texto, Dean se abstiene de criticar las decisiones de la AGCC, que permitió que FTP siguiera ofreciendo sus servicios en Europa hasta el 29 de junio de 2011,
revocando definitivamente la licencia el 29 de septiembre tras varias suspensiones, a cual más estrambótica, de la vista definitiva.

Es complicado pasar por alto el hecho de que la AGCC nunca hiciera más por averiguar quiénes eran los dueños de FTP y se contentara con aceptar unos certificados anónimos provistos por los abogados de la sala. El informe de Dean sólo se atreve a mencionar este pasaje como una lección a aprender. “Con el beneficio de lo que ahora sabemos, eso fue menos de lo ideal. El regulador debería establecer una relación directa con sus licenciados y no recurrir a intermediarios rutinariamente”.

Y es que el informe, supuestamente independiente, fue encargado y pagado por la AGCC en diciembre de 2011, y no se tiene constancia de que ni el Departamento de Justicia estadounidense ni ninguna persona relacionada con Full Tilt Poker hayan sido consultadas por el señor Dean.

La nota de prensa del director de la AGCC, André Wilsenach, resume la postura de la Comisión ante las acusaciones vertidas contra ellos durante estos últimos meses.

“Como indica el informe, ningún régimen regulador está a prueba del escondite deliberado de información ni del engaño”.

Es difícil encajar esta nota en el maremágnum de rumores que rodea la posible venta de FTP al Groupe Bernard Tapie, que se sigue creyendo inminente.

El lavado de cara de la AGCC puede significar tanto el alejamiento definitivo del problema como una renovación de imagen con vistas a reinstaurar la licencia una vez el control de la empresa pase a los Tapie.

PocketFives aseguraba a principios de semana que Laurent Tapie se había mudado a Dublín, ciudad sede de la rama administrativa de FTP, para hacerse cargo del relanzamiento de la sala. Incluso se hablaba de un trato cerrado que se debería firmar la semana que viene. Y esta sería la tercera semana consecutiva que podemos leer algo parecido.

La cuarentena que hemos impuesto en Poker-Red a esta información se ha demostrado acertada y prudente. Las fuentes que han creado este clima de inmediatez acerca de la venta de FTP nos resultan de toda confianza y nosotros mismos estamos en vilo a la espera de la conclusión del proceso, pero creemos que antes de echar las campanas al vuelo debemos esperar a una confirmación oficial.

Comentarios