Austria podría bloquear a los operadores de juego online

El Consejo de Ministros rechaza la posibilidad de equiparar sus leyes a las que muchos países de la UE están planteando. Esto podría afectar a muchos jugadores alemanes allí desplazados.

Europa vive un momento de cambio por lo que a las leyes para con el juego online se refiere.

Mientras Portugal anda redactando los últimos flecos a una ley del juego a priori bastante sensata, otros gobiernos no parecen mostrarse tan favorables a ello. 

Hoy es el turno de hablar un poco de Austria, un refugio para muchos jugadores alemanes como por ejemplo Martin Finger, Fedor Holz o el propio Ole Schemion, y que según una información publicada estos días por PokerIndustryPro (enlace de suscripción) podría llegar a bloquear a los operadores de juego online.

La medida se llevaría a cabo a través de los Proveedores de Servicio de Internet (ISP), y fue puesta sobre la mesa por el Consejo de Ministros austríaco reunido la semana pasada. 

Esto podría afectar con tanta presencia como PokerStars.com o bwin.com, es decir, aquellas sin licencia en Austria. ¿Podrían estas firmas contraatacar solicitando una licencia para evitar esta medida? Lo cierto es que no, ya que el sistema austriaco, similar al sueco, ofrece un proveedor de juego online monopolizado y nacionalizado por el propio gobierno.

El propio Estado posee el 33% de Casinos Austria, algo que explica el interés de cortar las alas a las salas más potentes que hoy en día todavía operan en el país alpino. El Consejo de Ministros rechazó en su última reunión facilitar sus operaciones a las salas más potentes del juego online, y así equiparar sus leyes a las de otros países más laxos. 

De nuevo, como sucediera en España, el principal argumento expuesto por las fuerzas políticas es la lucha contra la adicción. Esto manifestaba el Ministro de Economía austríaco:

Que otros países miembros de la Unión Europea facilite el acceso a portales de juego, no significa que nosotros vayamos a hacer lo mismo. La postura de Austria está justificada en el intento de combatir la ludopatía. 

Cabe decir que la Corte Suprema de Austria no tiene las cosas tan sumamente claras como las tiene el Consejo de Ministros. La propuesta ha sido elevada al estamento máximo del Consejo Judicial y serán ellos los que decidan si se puede o no ofrecer servicios de juego online en Austria. La sentencia no se espera que se conozca hasta finales de año.

Comentarios