Axier Otxoa, Campeón de España de un CEP que sigue en coma

Con una participación de 72 jugadores en la Gran Final y una nueva temporada gris, el Campeonato de España continúa su travesía del desierto.

Axier Otxoa se ha proclamado Campeón de España de Poker 2012 al vencer en el Sit and Go entre los nueve primeros clasificados del ranking general del campeonato tras la celebración de la última prueba; una novedad que presentaba este temporada 2012.

Axier Otxoa celebra su victoria. / CEP
Axier Otxoa celebra su victoria. / CEP

Con estas posiciones y premios finalizaba el torneo que decidió el nuevo campeón y que se resolvió económicamente con un pacto a tres por 8.000€ dejando al campeón el título y 1.760€ más.

  1. Axier Otxoa 9.760€
  2. Javier Barrasate 8.000€
  3. Kiko Lacasa 8.000€
  4. Sergi García Barbeta 3.950€
  5. Jordi Martínez 2.780€
  6. Cayetano García 2.380€
  7. Enrique Mas 2.000€
  8. Fernando Franco 1.600€
  9. Adolfo Valero 1.194€

Fernando Franco se convertía en el Jugador del Año CEP; un nuevo galardón reservado al líder de la clasificación general al termino de las 12 pruebas del circuito y que, hasta ahora, era el proclamado como Campeón de España. Jordí Martínez finalizaba en segunda posición y Adolfo Valero ocupaba el tercer puesto.

Si el año pasado, tras la victoria de Jordi Martínez, hablábamos de un CEP en coma, este año no podemos decir que el paciente haya mejorado demasiado.

En la Gran Final celebrada este fin de semana en el Casino Torrequebrada (Málaga) el registro fue de 72 jugadores. El ganador de este torneo final fue Manuel Sadornil consiguiendo un premio de 11.600€.

El dato es más que significativo si tenemos en cuenta que en esta edición el buy-in de la Gran Final se bajo a los 660€ habituales de todas la pruebas de circuito cuando, hasta ahora, la etapa final tenía un buy-in de 2.200€. El año pasado, en la final en Barcelona el registro fue de 65 jugadores. Con el precio de inscripción habitual de las finales hasta ahora no sabemos qué participación hubiera tenido la última etapa.

A lo largo de todo el circuito la participación no ha sido especialmente numerosa. Solo las pruebas de Madrid y Barcelona, con 266 y 262 jugadores respectivamente han conseguido atraer un pool de jugadores significativo, mientras que alguna de las pruebas, como Badajoz o Valladolid (menos de 60 jugadores), se han quedado en anécdota.

El título de Campeón de España que ofrece el CEP continúa devaluándose una temporada más. Un calendario demasiado extenso y plagado de pruebas intrascendentes, unido a un buy-in que no consigue atraer a los jugadores más emblemáticos, a la falta de clasificatorios online atractivos y a una gestión difusa, dan como resultado que la empobrecimiento del Campeonato de España se agrave.

Por las propias características intrínsecas del circuito, un proyecto común que pertenece a los casinos integrantes del mismo, el enfermo no presenta buen pronóstico. La pregunta final es, ¿volverá algun día el título de Campeón de España a tener el reconocimiento que debiera llevar implicito su nombre?

Comentarios