La batalla por el poker online en California se recrudece

Se presenta un segundo proyecto de ley para pedir la regulación del poker online en un estado que podría tener un mercado similar en tamaño al español o al italiano.

Es un secreto a voces que desde Washington se favorece el desarrollo de sector del juego online a nivel estatal, y en California son muy conscientes de ello. Tan conscientes son, que tienen pendientes ya no una, sino dos iniciativas para legalizar el poker online.

El fracaso de la iniciativa federal y la confirmación de que el Departamento de Justicia no se iba a meter con los estados tras su reinterpretación de la Wire Act, lanzó una desenfrenada carrera por legislar el juego online en la que California solo pelea contra el crono.

California tenía dos características muy determinantes para considerar ese estado un caso único: su enorme déficit presupuestario y una población que ronda los 35 millones de personas.

El desfase económico, con el tiempo, ha perdido relevancia, aunque las cuentas para 2014 prometen devolver la preocupación a sus gobernantes. Aún así, el tamaño de su mercado, gigantesco en comparación a otros estados como Delaware o Nevada, sigue permitiendo a los responsables políticos de California pensar por sí mismos.

Esta autosuficiencia provoca que el mayor problema para que se apruebe una ley sobre el juego online en California sean las disputas familiares; las tribus indias y el resto de las poker rooms no se entienden.Por eso se da el extraño caso de que en California no hay uno, sino dos proyectos de ley pendientes de ser defendidos ante la Asamblea.

El primero de ellos es una reedición del fracasado proyecto acerca del juego online de 2011, que se ha reescrito para intentar que sea aprobado con respecto únicamente al poker. El otro, fue presentado esta semana en el último minuto, cuando estaba a punto de cerrarse el plazo para introducir proyectos a estudia en la próxima sesión legislativa que se prolongará hasta el verano.

Este último proyecto es, hasta ahora, una simple cuña que las tribus indias han intoducido en el engranaje de las cámaras para poder garantizarse un hueco para la próxima sesión legislativa. Tiene solo dos páginas y es seguro que va a recibir más retoques que la nariz de Michael Jackson, pero parece bastante claro que pretende reducir el alcance de la legilación al ámbito intraestatal., como apunta Yogonet.

En resumen, en los próximos meses oiremos, con toda seguridad, de la posibilidad de que haya poker online en California en un futuro no muy lejano, pero ¿a gusto de quién?.

Comentarios