Bodog se carga los nicks

Los apodos con los que los jugadores personalizan sus cuentas en las salas de poker ya no tienen cabida en las mesas de Bodog. La sala ha dado el paso definitivo hacia la protección de los jugadores ocasionales.

Bodog lleva inmerso dos años en la implantación de lo que llaman Bodog Recreational Player Model. El fin último de las medidas tomadas por la sala es impedir el uso por parte de los jugadores profesionales y semiprofesionales de cualquier tipo de ventaja que les ayude a aprovecharse de la debilidad de los jugadores que ven en el poker online un simple entretenimiento.

A ver cómo buscamos ahora a Tatjana por las mesas de Bodog...
A ver cómo buscamos ahora a Tatjana por las mesas de Bodog...

El primer paso fue ocultar en su lobby las mesas llenas, impidiendo las listas de espera y la recopilación de datos por parte de agentes externos. Esta decisión generó una viva polémica entre Bodog y PokerScout, web que recoge el tráfico registrado en las salas de poker a nivel mundial.

Otros operadores como Party Poker, Cake, la red MicroGaming o Ladbrokes habían realizado algún gesto en la misma dirección permitiendo a sus usuarios utilizar mesas anónimas o cambiar su nick cada cierto tiempo. La red Ongame y próximamente la red iPoker intentan atraer a los fishes favoreciéndoles en el cálculo del rake generado en cada mano. Pero ninguno de ellos ha querido renunciar a la presencia de regulares en sus mesas.

Con la nueva actualización del software del 30 de noviembre, de la que nos informó PokerFuse, la sala Bodog acaba con los nicks, los nombres que representan a los jugadores en pantalla y que tan unidos están a la idiosincrasia del poker online.

Pocos aficionados saben de quién hablamos si escuchan fuera de contexto los nombres de Javier Tazón, Armando Romano, Alejandro Sánchez o Álvaro Santamaría; pero ninguno deja de identificar a “MuckedBoy”, “SobraoBoy”, “alex4ever” o “varosky”.

A partir de ahora, la única identificación que se verá en las mesas de Bodog será el número de asiento. Tampoco habrá un seguimiento de jugadores a través de notas, avatares que representen a los usuarios, uso de programas estadísticos o HUDs ni acceso a los historiales de manos.

Jonas Odman, vicepresidente de la red Bodog, explicó el motivo y el alcance de los cambios a CalvinAyre.com.

Hemos decidido introducir Mesas Anónimas en todas nuestras mesas, tanto en cash como en torneos. Esto encaja perfectamente con el Bodog Recreational Poker Model, nuestra estrategia de centrarnos en los jugadores que depositan más dinero del que retiran. El anonimato les protege, creando un marco de juego más equilibrado.

Las herramientas estadísticas y el uso de HUDs son los mayores enemigos de este tipo de jugador así que hemos eliminado la posibilidad de usarlos en nuestro software.

Hemos hablado sobre el Bodog Recreational Poker Model durante los dos últimos años, y nos hemos dado cuenta que muchos de nuestros competidores dicen hoy en día lo mismo que nosotros llevamos diciendo todo este tiempo: los jugadores recreacionales son importantes.

La única manera de conseguir que el poker crezca es atraer más jugadores recreacionales y ofrecerles una buena experiencia.

El modelo de negocio de la industria del poker se ha centrado durante muchos años en la fidelización de los jugadores que más rake generan. Ahora, cada vez más, las salas buscan proteger a los jugadores que más depositan.

¿Es este el primer signo de un cambio radical en la visión de la industria respecto al ecosistema del poker?

Participa en nuestra encuesta en el Facebook de Poker-Red

¿Qué harías tú para atraer más fishes a las salas de poker?

Comentarios