Bots en Ongame: la plaga que amenaza los midstakes

Los bots detectados en Ongame pueden ser los mismos que actúan en iPoker y PartyPoker. La grave amenaza al ecosistema de las salas no tiene la respuesta adecuada por parte de las mismas.

Un grupo de regulares de la red Ongame ha unido fuerzas para detener la presencia de bots, inteligencias artificiales programadas para jugar al poker, en los niveles que van de 2/4 a 10/20. Estos bots podrían estar relacionados con los detectados en la red iPoker y los que proliferan en PartyPoker aprovechando las mesas anónimas y la posibilidad de cambiar de nick mensualmente.

El Ejército Invisible extiende sus tentáculos
El Ejército Invisible extiende sus tentáculos

Los foros de Internet están sirviendo de punto de encuentro para luchar contra esta proliferación de bots, que extraen dinero de la economía del poker cebándose en los jugadores ocasionales, menos preparados para luchar contra ellos.

Además, esta generación de bots parece preparada para sobrevivir en niveles más altos, siendo incluso ganadores en las mesas.

Al parecer, y según los datos ofrecidos en este hilo del foro de Poker-Red por Arropero, miembro del grupo de jugadores que han tenido que tomar las riendas de la investigación por su cuenta y riesgo, el porcentaje de bots entre los regulares de la red Ongame en esos niveles podría alcanzar el 10%.

Lejos están los tiempos en que la programación de estos bots limitaba su presencia a niveles bajos donde beneficiaban a sus dueños gracias a las promociones de bonos y rakeback. Hoy en día existen compañías haciendo mucho dinero con la venta de bots para midstakes y foros en Internet dedicados a discutir la programación y uso de bots.

El problema más grave es que la reacción de las salas, los que deben ser responsables de mantener las partidas libres de bots, es tibia en unos casos, indiferente en otros e incluso insultante en contadas ocasiones.

Varios usuarios han posteado en 2+2 diferentes respuestas de las salas de la red a un envío masivo de correos electrónicos denunciando la existencia de bots en sus salas. Desde correos automáticos, pasando por respuestas que acusaban a los usuarios de enviar spam o incluso de ser parte de una campaña organizada de publicidad negativa, hasta agentes de soporte riéndose directamente de sus clientes.

La sensación en la comunidad pokeril es que las salas han optado por dejar en manos de sus usuarios la lucha contra este problema mientras se lucran del rake generado por estas cuentas, que se cuentan entre las que más dinero generan para los operadores.

Incluso cuando en otras ocasiones se han enviado listas de nicks sospechosos de ser bots, acompañadas de las pruebas oportunas, las mayoría de las salas implicadas se han limitado a cerrar las cuentas sin más explicación y los bots han vuelto con nuevos nombres.

Por ello, la comunidad ha decidido tomar un nuevo rumbo y ocultar los nicks de los bots, para evitar que sus dueños tomen medidas para ocultarlos de nuevo y para que las salas demuestren de una vez la iniciativa necesaria para mantener limpia de bots su red.

Gente tan respetada en la élite del poker como Dani Stern “Ansky”, Emil Patel “whitelime” o Tom Dwan “durrrr” han participado en un hilo en el subforo de High Stakes de 2+2 destinado a aunar esfuerzos en una estrategia común para luchar contra esta lacra.

En este mismo hilo, Thomas Bakker y Noah Stephens-Davidowitz, dos de los miembros más reputados hoy en día en el mundillo del poker, se han ofrecido a desarrollar y ofrecer a las compañías las herramientas necesarias para detectar los bots en sus salas.

En el post de Thomas Bakker, éste desvela que Noah y él fueron contratados el año pasado por Cake Poker para trabajar en la detección de fallos de seguridad en su software. Trabajando con una base de datos de 80 millones de manos, desarrollaron diversas técnicas estadísticas y herramientas que podrían adaptarse para ser utilizadas contra los bots. Con el apoyo de la comunidad están dispuestos a trabajar con varias salas a la vez, si es necesario, siempre que consiguan sobreponerse a la reticencia de las salas a ceder sus datos e historiales a personal externo a las compañías.

Los jugadores siguen buscando involucrar a las salas en la detección y erradicación de las cuentas asociadas a bots, que los jugadores parecen identificar con más presteza que el personal de seguridad de los operadores.

Envíos de correos a las salas, involucrar a afiliados para que se unan a las protestas o creación de grupos de regulares que comparten información y trabajo muestran que los jugadores se están organizando para acabar con la impunidad de los bots en ciertas redes.

Ahora es el momento de que las salas tomen el protagonismo.

Comentarios