Busquet relata el origen de la protesta de las camisetas en el EPT100

Daniel Colman y Olivier Busquet utilizaron el streaming de PokerStars para lanzar un mensaje político. Las reacción de la organización avivó el debate y lo convirtió en el tema de moda en el poker.

Uno de los sucesos que más eco han tenido después de la disputa del festival del EPT100 en Barcelona fueron las camisetas que vistieron Olivier Busquet y Daniel Colman en la final del Super High Roller de 50.000€.

Las camisetas de la discordia. / PokerStars.
Las camisetas de la discordia. / PokerStars.

Los dos jugadores, muy amigos fuera de los tapetes, se presentaron en la foto de familia de los finalistas con camisetas de apoyo al pueblo palestino, y tras llegar al heads-up ocuparon varias horas de televisión mostrando ese mensaje político en antena.

PokerStars, empresa fundada por una familia de informáticos de origen israelí y que gusta de un ambiente totalmente esterilizado en los eventos que gestiona, no reaccionó al momento, pero posteriormente confirmó por boca de su director de comunicación Eric Hollraiser que no se volvería a permitir mostrar mensajes políticos durante sus torneos.

Las normas del EPT tienen ahora una regla 51, redactada para reservarse el derecho de veto ante cualquier contingencia del estilo.

Pronto surgieron comentarios de todos los frentes: que si el mensaje hubiera sido sobre un tema menos espinoso no hubiera pasado nada, que si la nueva disposición equivalía a una censura o que un torneo de poker era un plataforma tan válida como cualquier otra para hacer uso de la libertad de expresión.

Desde luego, vetar cualquier tema en el ámbito de un juego social como es el poker no parece de recibo, pero, como en cualquier otra competición internacional televisada debe haber algún límite a la hora de evitar que alguien decida lanzar mensajes mucho más ofensivos desde una plataforma pública. No le haría ningún bien ni al circuito ni al poker en general.

El tema ha dado lugar a reflexiones a favor y en contra desde tribunas tan cercanas como las de los Team Pros Daniel Negreanu y Victoria Coren o el antiguo ocupante del puesto de Hollraiser en PokerStars Nolan Dalla.

No es nuestra labor extendernos sobre este asunto. Es demasiado subjetivo, pero sí nos ha interesado la vertiente más informativa, los detalles sobre la iniciativa de salir al ruedo con esas camisetas tal y como los cuenta Busquet en un podcast de PokerNews (vía Pokerfuse).

La idea fue de Colman

Mi mujer es la que me escoge la ropa para las mesas finales, pero poco antes de salir hacia el torneo Colman sacó las dos camisetas y sugirió que nos las pusiéramos.

Las razones para el gesto

La primera era apoyar a mi amigo Colman. La idea fue suya.

La verdad es que no estoy muy al día sobre el tema, no soy un experto, pero sí parece un problema sobre el que debemos preocuparnos. Mi intención era introducir la política en el poker, merece la pena abrir la discusión sobre si es apropiado o no.

La reacción de PokerStars

Es una reacción con propósitos comerciales. ¿Está bien que sean ellos los que tomen esa decisión a nuestras expensas?

Entiendo su posición y la nula oposición que ha generado en el mundillo. A la comunidad del poker no le parece mal porque no le importa demasiado la política. Y eso es parte del problema.

El resultado

No era que tuviéramos un plan. No esperaba que la reacción en los medios y el debate generado fueran así.

Comentarios