La Comisión de Juego de Bélgica multa a 79 jugadores

Las multas a las que se arriesgan los apostadores de mayor volumen son equiparables a la que le puede caer al regulador.

Un total de 79 jugadores han sido multados por la Comisión del Juego belga por jugar en un sitio sin licencia.

El rango en el que se moverán los importes de las sanciones, según Pokerfuse, va desde los 200€ de mínimo hasta los 150.000€, pues escalan con el volumen de apuestas ilegales que se hayan realizado. 

Todos serán castigados por jugar en un mismo operador, Betclic, que dispone de licencias de reguladores tan relevantes como Malta, Gibraltar, Italia o Francia, pero no en Bélgica. Curiosamente, la multa para el operador no puede superar los 150.000€ con se amenaza con imponer a sus clientes.

En el país centroeuropeo, los operadores online deben estar asociados a un casino físico y mantener sus servidores en territorio belga para poder optar a licencia.

Betclic no pudo o no quiso encontrar un socio que cumpliera esas características y fue incluido en la lista negra del regulador belga en 2012. En febrero de 2014, la fiscalía de Bélgica embargó 600.000€ de Betclic a raíz de una acusación de ofrecer juego ilegal.

En Bélgica se produjo también la detención del director de bwin.party Norbert Teufelberger, muy contestada por las asociaciones de operadores ya que la ley belga ha sido expuesta ante la Comisión Europea por no cumplir con los principios básicos del mercado único de la Unión. Los directivos de Betclic se arriesgan también a pasar de seis meses a cinco años en la cárcel.

De cualquier manera, es bastante indignante que se multe al jugador, sobre todo cuando la empresa que le suministraba su ocio estuvo muy presente en Bélgica antes de la regulación y es una empresa reconocida y licenciada en otras muchas jurisdicciones. No diremos que todos, pero no es difícil creer que alguno de ellos no sabían siquiera que estaban yendo contra una ley extremadamente rigurosa.

Comentarios