Consejos pokerPlanifica tu mano

Tener siempre un plan por anticipado para nuestras manos nos ayuda a desarrollar nuestro pensamiento y nuestro juego.

Jugar por “ver qué pasa” es un gravísimo error y nos costará muchísimo si lo repetimos de forma sistemática.
Esta es precisamente una de las características que distinguen a los mejores jugadores de poker del resto: su capacidad para planificar las manos y tomar las decisiones antes de llegar al final de las mismas. Prever con antelación qué puede suceder y cómo vamos a reaccionar ante ello.
Uno de los errores más frecuentes consiste en llegar a un punto de la mano (normalmente, el turn o el river) y preguntarse "¿y ahora qué?" Esto sucede especialmente con manos medias, suficientemente buenas para jugar un bote pequeño pero no lo bastante fuertes como para jugar un bote grande. 
Cuanto menos a menudo nos dejemos poner en esta situación (y más a menudo pongamos a nuestros rivales en ella), mejores decisiones tomaremos y más errores cometerán ellos. 
Por tanto, empezando por el juego preflop, debemos tener siempre presente qué vamos a hacer en futuras rondas de apuestas en función de lo que suceda. 
Esta habilidad no es fácil de desarrollar, pero si nos acostumbramos a pensar de este modo, poco a poco iremos escogiendo situaciones rentables incluso antes de que sucedan, lo que nos facilitará el juego en todas las rondas de apuestas.

Para comenzar a practicar esta habilidad, puedes hacer el siguiente ejercicio cuando estés en una mano de poker.

  1. Piensa qué ha ocurrido y cómo de buena es tu mano en esta situación. Intenta pensar también qué puede tener tu rival.
  2. Piensa en cómo puede cambiar la situación para ti o para tus rivales la siguiente o siguientes cartas que van a salir.
  3. Traza un plan para cada una de estas situaciones en que intentes sacar el máximo beneficio o minimizar las pérdidas y ponlo en práctica.
Al principio te darás cuenta de que se te pasan muchas situaciones posibles, pero poco a poco irás adquiriendo la habilidad de planificar correctamente lo que va a ocurrir y tu juego lo notará de forma muy beneficiosa.
Una gran idea será marcar manos en las que tengas dudas a este respecto para luego revisarlas detenidamente hallando la mejor solución. Este ejercicio hará que poco a poco te sientas más cómodo con distintas situaciones y te sea más fácil planificar tu mano desde el inicio.

Comentarios